Lápidas

» Mostrar Todo     «Anterior «1 ... 26 27 28 29 30 31 32 33 34 ... 1359» Siguiente»     » Mostrar como diapositivas

Cargando...
EL CENOTAFIO DE ALBERDI,
el prócer de los cuatro sepulcros
por ALDO MARCOS de CASTRO PAZ

El arte que realza para la posteridad a los prohombres de una nación, es vocero del sentir de todo un pueblo, el lenguaje de una época, la reflexión de los pensantes y el afecto de la mayoría.

El Dr. Juan Bautista Alberdi (1810-1884), abogado, jurista, pensador, diputado, diplomático, escritor y proto-músico argentino con Alcorta y Esnaola, es considerado el padre de la Constitución Argentina. Autor de “El crimen de la guerra” (1870), fue calumniado por Sarmiento y Mitre por su oposición a la Guerra de la Triple Alianza.

Murió en París el 19 de junio de 1884: su cuerpo embalsamado recibió sepultura temporal en la iglesia de San Juan Bautista de Neully-sur-Seine (pues sus albaceas no consintieron que descansara en su propia tumba del cementerio de P. Lachaise que él mismo había mandado construir), hasta tanto se hicieran las diligencias diplomáticas para expatriarlo.

En 1889 llegó a la Recoleta de Buenos Aires, fue recibido por todo el país y su ataúd depositado en la bóveda de la familia Ledesma para ser luego trasladado al imponente sepulcro-monumento, dando la espalda a la tumba de la familia de Rosas. Hasta que en 1991 fueron reubicados en un mausoleo de mármol gris en la Casa de Gobierno de San Miguel de Tucumán, su ciudad natal y cuna de la Independencia, aunque esta ubicación no satisface hoy a muchos.

Nacido el 29 de agosto, por tal razón en la Argentina se conmemora en su honor el “Día del Abogado”.

Con notable y distintiva visión, Alberdi expresaba:

“Todas las teorías que pretenden explicar la producción de la
riqueza y la supresión de la pobreza por otros medios que el
trabajo y el ahorro, en vez de la ociosidad y el dispendido, son
teorías falsas de engaño y de ruina que, lejos de servir para
remediar las crisis, sólo sirven para producirlas y agravarlas”.


Alberdi Aráoz, Juan Bautista

Cenotafio en La Recoleta. Sus restos se llevaron a la Casa de Gobierno de Tucumán.


Propietario del originalGentileza Santiago Castillo
Nombre de archivoAlberdi, Juan Bautista.jpg
Tamaño de Archivo66.52k
Dimensiones500 x 737
Encabezado
Vinculado aJuan Bautista Alberdi Aráoz, (*)

Cementerio de la Recoleta, Buenos Aires, Capital Federal, Argentina

Notas: Las tierras en las cuales se encuentra el Cementerio fueron cedidas por Don Juan de Garay a Don Rodrigo Ortíz de Zárate tal cuál era la costumbre de la época en el sentido de entregar tierras a aquéllos que acompañaban al que comandaba la expedición. Ello sucedió en el año 1583, conociéndose a estos parajes como "Los Ombúes" por la presencia de arboleda de esa especie.
Distintos propietarios tuvo el lugar, hasta llegar finalmente al matrimonio formado por Don Fernando de Valdéz e Inclán y Doña Guerrera y Hurtado, quiénes donaron parte de ellas para levantar un convento.
Asimismo Don Juan de Narvona hizo construir una Iglesia que puso bajo la advocación de Nuestra Señora del Pilar, por ser él oriundo de Zaragoza, que tiene por patrona a la Virgen del Pilar. Convento e Iglesia fueron regenteados por los frailes recoletos. Las tierras linderas servían de huerto.
De acuerdo a la costumbre de la época el lugar de entierro era en los templos. Se inhumaba en los altares, presbiterios, naves, criptas y atrios.
Dado el aumento de la población era necesario habilitar un cementerio y es así como durante la gobernación del Brigardier General Martín Rodríguez, siendo Ministro del Gobierno Don Bernardino Rivadavia, como consecuencia de la expulsión de los recoletos por la reforma general del orden eclesiástico, su huerto se transformó en el primer cementerio público, que se inauguró el 17 de Noviembre de 1822. Al día siguiente los primeros entierros fueron los del párvulo liberto Juan Benito y el de María Dolores Maciel.
Los planos del cementerio fueron confeccionados por el ingeniero Próspero Catelin, siendo las sepulturas a término, renovables y otras a perpetuidad, reservándose el gobierno algunas para personalidades destacadas de la vida Nacional.
En 1881 el presidente de la Municipalidad Don Torcuato de Alvear encaró las tareas de remodelación del cementerio que fueron ejecutadas por el ingeniero-arquitecto Juan Antonio Buschiazzo.

Fuente: http://www.buenosairesteinvita.com.ar/cementerio_recoleta.htm


» Mostrar Todo     «Anterior «1 ... 26 27 28 29 30 31 32 33 34 ... 1359» Siguiente»     » Mostrar como diapositivas