Maestre de Campo Juan de San Martín Humanés[1]

Varón 1654 -


Información Personal    |    Notas    |    Fuentes    |    Mapa del Evento    |    Todos    |    PDF

  • Nombre Juan de San Martín Humanés  [2
    Título Maestre de Campo 
    Nacimiento Buenos Aires, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.  [2
    Bautismo 28 Dic 1654  Buenos Aires, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    Sexo Varón 
    ID Persona I6077  Los Antepasados
    Última Modificación 1 Dic 2021 

    Padre Roque de San Martín Montaño,   n. 1607, Portugalete, Vizcaya, España Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.,   f. 1678, Buenos Aires, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.  (Edad 71 años) 
    Madre María de Rodríguez Quintero Naharro Humanés,   n. 1616 
    Casado 1632  Buenos Aires, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.  [3
    ID Familia F3578  Hoja del Grupo  |  Family Chart

    Familia Gerónima Gutiérrez de Paz,   c. 1 May 1651, Basílica Nuestra Señora de la Merced, Buenos Aires, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.,   f. 15 Feb 1714, Buenos Aires, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.  (Edad ~ 62 años)  [2
    Casado 20 Feb 1678  Catedral Metropolitana, Buenos Aires, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.  [4, 5
    Tipo: Canónico 
    • Lº Año 1678 Fº 74. Ts.: sargento mayor don Juan Pacheco y capitán Juan Guerreros. [2]
    Hijos 
     1. Ana de San Martín Gutiérrez de Paz,   c. 24 Jun 1685, Buenos Aires, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.,   f. 23 Jun 1763, Buenos Aires, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.  (Edad ~ 77 años)
     2. Juana de San Martín Gutiérrez de Paz,   c. 24 Jun 1685,   f. 1710  (Edad ~ 24 años)
    +3. Maestre de Campo Juan Ignacio de San Martín Gutiérrez de Paz, (*),   n. 26 Abr 1686, Buenos Aires, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.,   f. 3 Dic 1754, Buenos Aires, Argentina Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.  (Edad 68 años)
    +4. José de San Martín Gutiérrez de Paz,   n. 26 Abr 1686,   f. Sí, fecha desconocida
     5. Lucía San Martín Gutiérrez de Paz,   c. 19 Dic 1687,   f. Sí, fecha desconocida
     6. Fray Pedro Josef San Martín Gutiérrez de Paz,   n. 1691,   f. Sí, fecha desconocida
    +7. Catalina San Martín Gutiérrez de Paz
     8. Esteban de San Martín Gutiérrez de Paz
    Última Modificación 18 Oct 2017 
    ID Familia F3577  Hoja del Grupo  |  Family Chart

  • Mapa del Evento
    Enlace a Google MapsNacimiento - - Buenos Aires, Argentina Enlace a Google Earth
    Enlace a Google MapsBautismo - 28 Dic 1654 - Buenos Aires, Argentina Enlace a Google Earth
    Enlace a Google MapsCasado - Tipo: Canónico - 20 Feb 1678 - Catedral Metropolitana, Buenos Aires, Argentina Enlace a Google Earth
     = Enlace a Google Earth 

  • Notas 
    • JUAN DE SAN MARTIN Y HUMANES o "DE SAN MARTIN RODRIGUEZ NAHARRO" - como figura al margen de su partida de bautismo - , calculo que nació en Buenos Aires por el año 1644, y debieron haberlo cristianado de socorro en su casa, ya que lo bautizaron con óleo y crisma en la Catedral el 28-XII-1654. Fueron padrinos de pila suyos el Capitán Pedro de Salazar, nac. en San Julián de Muzquiz, Vizcaya, y la 2º esposa de éste, Elena de Valdivia y Brizuela, nac. en Granada. (Pedro de Salazar tuvo por 1ª consorte a Luisa de Azocar y Mendoza, nac. en Chile, propia hermana del Alférez Pedro de Azocar, marido de Francisca de San Martín Humanés, tía carnal del bautizado).
      Hijo de vecino importante y vástago - por la rama materna - del influyente clan de los Humanés Naharro, el joven Juan se inicia en la vida pública cuando, el 1-I-1662, lo elije el Cabildo Alcalde de Hermandad: vale decir policía de campaña, cuyas funciones consistían en intervenir - cual lo especifica la "Novísima Recopilación" - en los "robos, hurtos y fuerzas de bienes muebles y semovientes, o robo o fuerza de cualesquier mugeres que no sean mundarias públicas, haciéndose lo susodicho en yermos o en descampado". Era también su misión perseguir a los salteadores de caminos y prender a los culpables de muertes y heridas, cuyos delitos ocurrieran fuera del área urbana, con facultad de nombrar sus colaboradores inmediatos que se denominaban "cuadrilleros".

      Se despierta en el muchacho la vocación militar

      A partir de esa actividad de jefe de cuadrilla, su probada aptitud para mandar hombres valióle a mi antepasado el ascenso a "Capitán de Caballos". En aquellos tiempos, las fuerzas permanentes de que disponía la ciudad para defenderse, consistían en una compañía de infantería y un escuadrón de caballería; cada unidad con sus respectivos Capitanes al frente, quienes, a su vez, dependían del Sargento Mayor, y éste directamente del Gobernador o su Lugarteniente. Así las cosas, diré que la guardia o piquete de la tropa montada que comandaba el Capitán San Martín - la "escolta" del Gobernador, para decirlo a la moderna - tuvo su alojamiento en varios viejos edificios de adobe de la Plaza Mayor, que antaño fueron primitiva Capilla y dependencias de los jesuitas. Tales ranchos ubicaríanse actualmente en el espacio comprendido entre el Banco de la Nación y la estatua de Belgrano - o sea al costado N.O. de la Casa Rosada, que se emplaza en el terreno donde se alzó el antiguo Fuerte. De ahí que al lugar aquel se le llamara - durante casi dos siglos - "Piquete de San Martín", y a la calle frontera del referido sitio (hoy el trecho de la Plaza de Mayo interpuesto entre las calles Reconquista y Defensa) también se le dijese pasaje "de San Martín", no por cierto en homenaje a dicho antecesor mío, sino en loor del Santo de Tours, Patrono de la ciudad; cuya Iglesia mayor íbase a construir de nuevo, en fuerza de la cual en 1668, con propósito de recaudar fondos, el Obispo Fray Cristóbal de Mancha y Velasco "salió a pedir limosna por el Pueblo", ocasión en que el "Cap. Juan de San Martín" dió cinquenta pesos".

      La guerra al malón

      Por aquellas fechas 1680, las frecuentes hostilidades de los indios pampas y serranos en los campos bonaerenses del sudoeste, habíanse vuelto intolerables. Sus sangrientos ataques contra estancias indefensas dejaban siempre el saldo trágico de no pocos cristianos muertos, además de la pérdidas de numerosas haciendas, por lo que el Cabildo - defensor de los intereses comunitarios - se hizo eco del clamor de los campesinos afectados. En consecuencia, el Procurador General Juan Bautista Justiniano, pidió al cuerpo del que formaba parte, ocurriera al Gobernador Garro, a fin de que éste tomara medidas inmediatas y enérgicas para castigar a los "yndios Pampas que an comettido muertes y rrobos".
      Estos reclamos se concretaron bien pronto; y "el capitán de Caballos" Juan de San Martín recibió la orden de salir a escarmentar a los desaforados araucanos. Así, mi remoto abuelo, al mando de 150 milicos y de algunos indios y mestizos auxiliares, se internó en el desierto. Dejó atrás el río Salado - frontera entonces, y después por mucho tiempo, de la civilización con la barbarie - y logró alcanzar una distancia de más de 150 leguas del punto de su partida; hasta donde actualmente se ubican los campos del Azul. Durante esa incursión, una tras otra, fueron desmanteladas las tolderías de los pampas y serranos por la hueste de San Martín; pues este jefe, implacable, no se paraba a discriminar si las tribus que tenía por delante eran belicosas o pacíficas, culpables o no de los saqueos y robos que hallábase resuelto a reprimir. De suerte que tal "campaña del desierto" - la primera de ese tipo en la historia argentina - quitó la vida a muchos aborígenes (a más de 40 caciques, por lo pronto), y capturó gran número de prisioneros; a los cuales posteriormente - con el visto bueno del Obispo - se repartieron entre ellos los vencedores blancos, so pretexto de inculcarles la doctrina de Cristo. Andando el tiempo, sin embargo, casi todos esos cautivos lograron fugar y ganar, otra vez, sus reductos en la pampa salvaje.
      Cuando el Rey, a través de su Consejo de Indias, tuvo conocimiento de dicha batida sangrienta contra los indígenas, cuya puesta en práctica resultó la más flagrante violación de las ordenanzas de Alfaro, su desaprobación a la misma fue categórica, y exigió un castigo ejemplar para el responsable de aquella jornada; mi antepasado Juan de San Martín.
      Al efecto Carlos II, comisionó en 1681 a Andrés de Robles, ex Gobernador de Buenos Aires (de 1674 a 1678) () para que levantara un sumario sobre dicho asunto, y para que, ante Robles, "los delatores de las cartas que se remiten (al Consejo indiano) justifiquen lo que refieren sobre los indios que pasó a cuchillo Juan de San Martín". El proceso siguió su curso en España, y nuestro Capitán fue condenado a pagar 11.000 pesos de multa, para cuyo cumplimiento tuvo que dar fianza Antonio Guerrero, consorte de Ana María, hermana del multado. Posteriormente, mediante Real Cédula del 8-XII-1716, la Corona dispuso que por haber repartido San Martín aquellos indios cautivos sin intervención de los doctrineros y contra las ordenanzas de Alfaro, se cobrara otra multa de 50 ducados, a cargo entonces de los herederos del referido Capitán.

      En el gobierno civil

      No obstante la investigación antedicha, en 1681 Juan de San Martín resultó electo Alcalde ordinario, Alférez Real y Juez de menores del Cabildo lugareño, y prestó, en cada caso, los juramentos y el pleito homenaje de práctica.
      Su temperamento activo no solo se ponía de manifiesto en las contingencias de la guerra - donde, como vimos, se le iba frecuentemente la mano -, sino que también deliberaba con aplomo y eficacia desde su cargo capitular, acerca de los asuntos públicos. Así, por lo pronto, embistió contra su sumariante Andrés de Robles, proponiendo a sus colegas cabildeños agregaran un cargo más en el juicio de residencia que a ese ex Gobernador se le sustanciaba a la sazón, debido a que dicho funcionario había denegado, cuatro años atrás, elevar al Consejo de Indias una "súplica y apelazión", del Ayuntamiento porteño, solicitando se derogara aquella Real Cédula que le desconocía derechos al Cabildo para controlar las negociaciones y fijar los precios de los cueros destinados a la exportación. Ello motivó, el año 1677, un pleito contra el naviero Miguel de Bergara, "sobre el rrepartimiento y pressio de corambre que llevó en sus navíos". (Ver esta cuestión en la biografía de mi antepasado Fernan Rodríguez Terra). En el aludido negocio - al decir de San Martín - "algunas personas solo an gosado de la carga de dicha corambre, quedándose los más del pueblo, en especial las viudas y pobres, sin provecho, con muy notable destruymiento de esta república".
      Propuso también San Martín, en la misma sesión, agregar otro cargo en el juicio residencial a Robles; que este ex Gobernador se negó a facilitar al Cabildo los barcos de Su Majestad, a fin de que trajeran ciertas maderas que el Hospital tenía "cortadas por su quenta en la otra banda del río Paraná", con destino a levantar el edificio de dicha casa de salud. Robles, en vez de promover el bien común, ocupó esos barcos "en conbenienza propia con los navíos de rexistro del Capitán Miguel Gómez del Rivero"; por lo que las obras de enfermería en el establecimiento curativo, quedaron paralizadas durante mucho tiempo.
      El 1-I-1688, a San Martín lo eligieron Procurador General de la ciudad. Estaba en el campo, en plena tarea "de recoger y acomodar mis cosechas", y declinó el nombramiento porque - según dijo - "asisto lo más del año en dichas mis haciendas de campo, de donde de estar en ellas personalmente resulta el útil que pretendo para sustentar mi persona y las de mi casa y familia", y como "dichas mis haciendas están a treinta leguas de esta ciudad ... no puedo yo acudir a dicho oficio en que fui electo". Además, "se me ofrece de próximo hacer un viaje a la provincia de Tucumán", a "hacer algunas cobranzas de cantidad de pesos y de otros géneros y bienes que diferentes personas vecinas de dicha provincia me deben". Tales deudas importaban más de 4.000 pesos, "y de no acudir a su cobranza los perderé totalmente".
      Pese a tan poderosos argumentos, los señores del Cabildo expresaron; "que sin embargo de los inconvenientes que representa por escrito", no podía el nombrado negarse "a la obligación en que esta República le pone para atender a su utilidad y conservación, como vecino e hijo de ella". Por lo cual San Martín tuvo que asumir esa procuraduría urbana.
      En el desempeño de su misión, mi diligente antepasado denunció que las tahonas atentaban contra "el vien común", defraudando a los vecinos en el peso de la harina; y que, asimismo, incurrían en idéntica infracción los regatones, que sacaban sus comestibles para otras ciudades y lugares, a fin de venderlos "por menudo, devajo de posturas del arancel y medidas judiciales", en perjuicio del consumo local. Tocante al abasto de carne vacuna, el Procurador opinó que no debía de concederse a persona con fuero militar, y que se prohibiera toda matanza de ganado cimarrón, menos aquel que se recoge "delante del Salto que llaman de los Arrecifes", siempre y cuando dichas reses se trajeran "para acá"; o sea en dirección a la ciudad, a fin de evitar su aprovechamiento por intermediarios y especuladores.

      Testamento, bienes, matrimonio y descendencia de mi remoto antecesor

      Después de 1688 San Martín deja de desempeñar funciones públicas en el Cabildo. Testó casi veinte años mas tarde, el 17-IV-1707. En esa escritura de última voluntad, declaró haber aportado a su matrimonio un capital de 4.000 pesos, y que entre sus bienes poseía; una casa en la ciudad de 7 cuartos, y otra que hacía esquina, comprada en 1685 a José de Molina en 300 pesos; una estancia en Arrecifes, dedicada a la cría de mulas; otro campo en el Baradero, comprado a María Garay, viuda de Juan Godoy, en 80 pesos; amén de varias tierras linderas con esta última propiedad, escrituradas también en 1685. Dijo ser dueño de 7 esclavos y 9 esclavas; y entre el menaje de su morada consignó "diez cuadros de pintura del Perú".
      Uno de esos óleos es, sin duda, el que representa al propio San Martín de cuerpo entero (hoy en poder de su 8º nieto Eduardo Miguel García Bosch, cuya imagen reprodujo don Enrique Udaondo en su Diccionario Colonial). El personaje - anota Udaondo - "viste traje de corte, con coleta empolvada y risos, casacón y calzones de paño verde, bordados con chorreras y puños de encaje, chupa de seda de brocado floreada, medias de seda blanca, zapatos con hebillas de plata y espadín al cinto. En el brazo izquierdo sostiene el tricornio, y en la mano muestra un billete dirigido a "Da. Gerónima San Martín", o sea a su consorte, pues en esa época era costumbre que la mujer casada firmara con el apellido de su esposo".
      Instituyó también el testador una Capellanía dotada con capital de 1.000 pesos, y legó, por otra parte, al sacerdote Pedro de Ledesma, 1.000 pesos más para ser aplicados a cierta manda especial. En la escritura referida hay una cláusula redactada en los términos siguientes; "Item: Declaro que María, parda de cuatro años, hija de la dicha Josefa mi esclava, luego que nació se la ofrecí a Nuestra Señora de Luján, por ocasión que su madre no lograba hijo ninguno, y fue Dios servido que después de la oferta naciera y se lograra; y mando que en llegando a los doce años que pueda servir a la Santísima Virgen, se la entreguen por esclava para siempre jamás, y pido a mis hijos y herederos lo tengan a bien; así lo declaro y mando para que conste".
      El "Capitán Juan de San Martín y Arrazola" (sic) - que con ese segundo apellido de su abuela paterna figura anotado el contrayente en el libro de Matrimonios nº 3, archivado en la Iglesia de La Merced - se casó en la Catedral de Buenos Aires, el 20-II-1678, con Jerónima Gutiérrez de Paz (ver su antecedencia genealógica en el linaje de Gutiérrez). Fueron testigos del boda el Capitán Domingo Quintana, el Sargento Mayor Joan Pacheco, el Capitán Juan Guerreros "con otros muchos que se hallaron presentes".
      Doña Jerónima aportó a la sociedad conyugal una dote de 8.000 pesos, y recibió además 1.000 pesos en concepto de arras, y como ella resultaba ser tía tercera de su futuro marido, este, un día antes de casarse, tuvo que realizar la acostumbrada información de dispensas por razones de parentesco.
      Testó doña Jerónima enferma en cama, el 8-IV-1711, ante su confesor el clérigo Pedro de Ledesma, de la Compañía de Jesús, quien fue el autorizante de dicha disposición de última voluntad. Declaró la testadora ser viuda del Capitán Juan de San Martín e hija legítima de Juan Gutiérrez de Humanés y de Ana de Paz Serrano, difuntos. Ordenó que su cadáver fuera amortajado con el hábito y cuerda de San Francisco, y luego recibiera sepultura en la Catedral, en la parte que tiene comunicado, con misa cantada y entierro mayor. Dejó estos bienes; "las casas" de su morada; una estancia en Arrecifes donde se criaban mulas; tres esclavos machos y dos hembras; y numerosos muebles, alhajas y enseres domésticos. Mandó fundar también una Capellanía laica, a fin de que se rezaran misas por su alma, nombrando Patrono de la misma a su hijo el Capitán Juan Ignacio de San Martín. Tres años mas tarde se fue de este mundo la señora, y su testamentaría e inventario de sus bienes inicióse el 15-II-1714, por el albacea de la causante Andrés Gómez de la Quintana, ante el Alcalde Pablo González de la Quadra.
      por Carlos F. Ibarguren Aguirre

  • Fuentes 
    1. [S112] Los Antepasados, A lo largo y mas alla de la Historia Argentina, Ibarguren Aguirre, Carlos Federico, (Trabajo inedito), Tomo VIII, Los Gutiérrez (Confiabilidad: 3).

    2. [s1] Medrano Balcarce, Juan Manuel, Medrano Balcarce, Juan Manuel, (jmedrano76(AT)hotmail.com).

    3. [S52] Almanach de Gotha, (2001).

    4. [S52] Almanach de Gotha, (2001), Tomo VIII, Los Gutiérrez (Confiabilidad: 3).

    5. [s1] Medrano Balcarce, Juan Manuel, Medrano Balcarce, Juan Manuel, (jmedrano76(AT)hotmail.com), https://www.familysearch.org/ark:/61903/3:1:939D-VB9V-Y8.