Notas


Coincidencias 48,601 a 48,772 de 48,772

      «Anterior «1 ... 240 241 242 243 244

 #   Notas   Vinculado a 
48601 Vid. Partida de matrimonio, en la ficha.
 
Echenique Carranza, Ricardo (I210312)
 
48602 Vid. Partida de matrimonio, en la ficha.
 
Mendilarzu Taboada, Mercedes (I213111)
 
48603 Vid. Partida de Matrimonio, en la ficha. Quenón Abaca, Víctor Roque (I204351)
 
48604 Vid. Partida de matrimonio, en la ficha. Gigena Carranza, Simodosea (I210313)
 
48605 Vid. Partida de matrimonio, en la ficha. Moyano Sosa, Constancia (I212678)
 
48606 Vid. Partida de matrimonio, en la ficha. Estéves Torres, Manuel Ignacio (I213110)
 
48607 Vid. Partida de Matrimonio, en la ficha. Álvarez Condarco Sánchez, Ildefonso Antonio (I152287)
 
48608 Vid. Partida de Matrimonio, en la ficha. Gómez Olmos, Mauricia (I159163)
 
48609 Vid. Partida de matrimonio, en la ficha. Álvarez Calderón, María Elina (I218731)
 
48610 Vid. Partida de matrimonio, en la ficha. Allende Argüello, Norberto (I219679)
 
48611 Vid. Partida de matrimonio, en su ficha. Echenique Carranza, Tristán (I210316)
 
48612 Vid. Partida de matrimonio, en su ficha. Carrizo Zuloaga, Pedro (I220361)
 
48613 Vid. Partida de matrimonio, en su ficha. Ortega Ariza, María Esther (I220362)
 
48614 Vid. Partida de matrimonio, en su ficha. Yofre Echenique, Celina (I220918)
 
48615 Vid. Partida de matrimonio, en su ficha. Labatú del Corro, Julio (I220921)
 
48616 Vid. Partida de matrimonio. Lahourcade Pombuson, Bernardo (I185331)
 
48617 Vid. Partida de matrimonio. Rachoulet Hargoues, Marie Thérèze (I185332)
 
48618 Vid. partida de matrimonio. Feliú, Pedro (I191413)
 
48619 Vid. Partida de matrimonio. Ocampo Bravo, Casiana (I191412)
 
48620 Vid. Partida de matrimonio. Guevara García, Arturo (I65435)
 
48621 Vid. Partida de matrimonio. Díaz Barroso Videla, José (I207239)
 
48622 Vid. Partida de matrimonio. Sarsfield Carranza, Concepción (I207724)
 
48623 Vid. Partida de matrimonio. Tejera Fernández, Segundo (I212659)
 
48624 Vid. Partida de matrimonio. Moyano Sosa, Jacinta (I212674)
 
48625 Vid. Partida de matrimonio. Cabanillas, Ramón (I212675)
 
48626 Vid. Partida de matrrimonio de su hija Benita en su ficha. Leberón, Ángel (I221393)
 
48627 Vid. Partida de matrrimonio de su hija Benita en su ficha. Rancini, Juana (I221394)
 
48628 Vid. Partida de nacimiento de su hijo Diógenes, en su partida de bautizo. Recuero, Ramón (I214854)
 
48629 Vid. Partida de nacimiento de su hijo Diógenes, en su partida de bautizo. Santander, Filomena (I214855)
 
48630 Vid. Partida de nacimiento de su nieto Domingo Pascual. Larrea, Domingo (I71231)
 
48631 Vid. Partida de nacimiento de su nieto Sebastián Francisco. Javalera, Lorenzo Ramón de (I158262)
 
48632 Vid. Partida de nacimiento de su nieto Sebastián Francisco. González Sosa, María de la Encarnación (I158263)
 
48633 Vid. Partida del matrimonio de Eudolio Zuloaga con Mercedes Argumedo, donde consta que el contrayente era viudo de Paula Cejas. Familia F70574
 
48634 Vid. Partida del segundo matrimonio de su marido Sixto Sueldo. Álvarez, Feliza (I210847)
 
48635 Vid. Registro de entierros del Cementerio de la Recoleta, folio 121 del año 1825. Rezábal Agote, Ignacio (I66468)
 
48636 Vid. su partida de matrimonio. Saravia Gómez, María del Milagro (I190167)
 
48637 Vid. su partida de matrimonio. Fernández Medina, Pastora (I190304)
 
48638 Vid. Testamentaría, en AGN, Nº 5086, donde consta el certificado de defunciòn expedido por Agustín de las Casas, cura rector de la iglesia del Pilar, que acredita que falleció en esa parroquia el 1 de julio de 1848. González Cazón Ferreyra, Juana María Crisóstoma (I669228)
 
48639 Vid.Diario El Bien Público - Montevideo - 30 de septiembre de 1934. Familia F170165
 
48640 Vid.Nota en la partida de bautizo de su marido. Vera Ocampo, Angélica Reneé (I211531)
 
48641 Vida de matices sobresalientes fue la del Brigadier Miguel Estanislao Soler, distinguido militar argentino templado en todos los combates imaginables, desde su adolescencia a su vejez; valiente luchador empedernido que supo hacer la guerra de frente, cuerpo a cuerpo y con la espada en la mano como uno de los guerreros mas temidos y respetados, mostrándose en todos los encuentros armados como un bravo y corajudo militar con evidente perfil de héroe.
Fue el Brigadier Miguel Estanislao Soler ilustre vecino de nuestra región, la región del "monte grande", a partir del 21 de junio de 1822, fecha en que le adquiere al místico predicador de Kakel-huincul, don Francisco Hermógenes Ramos Mejía, la fracción, precisamente llamada "Monte Grande", que éste a su vez había adquirido para ampliar, tras el río de la Matanza, su estancia "Los Tapiales", en 1810.
Antes de proseguir con el relato biográfico de éste guerrero insigne, debemos advertir al lector que, por razones de espacio, desarrollaremos el presente tema de manera sintetizada. Somos concientes que su figura bien merece un volumen o dos, porque hemos conocido y rescatado abundante material donde se cuentan sus méritos y proezas, al punto de reconocerlo como uno de los militares más esclarecidos de la historia de la patria.
Explicado esto que ahora nos permite abreviar su trajinada vida, digamos que Miguel Estanislao Soler nació en Buenos Aires, el 7 de mayo de 1783. Fue su padre don Manuel Soler, militar español que se destacó por sus servicios tanto en España como en América.
Con respecto a la madre de Soler mencionemos que se llamaba Manuela Otalora y Rivero, y también fue hija de progenitor militar de activo desempeño en la organización de las defensas de Buenos Aires, ideadas para afrontar por un lado las eventuales envestidas de los malones, y por el otro los posibles desembarcos de los atrevidos piratas, quienes más de una vez navegaron merodeando las aguas del río de la Plata. Ambos asuntos siempre concitaron la preocupación de las autoridades, y lógicamente la de todos los pobladores de aquel lejano tiempo.
Soler cursó sus estudios elementales en el colegio de San Carlos, fundado en 1773 por el progresista virrey don Juan José de Vértiz y Salcedo, abandonando la preparación educativa que recibía, a raíz del fallecimiento de su padre.
La familia ahora integrada por su madre y siete hermanos, quedó sumida en la más dramática pobreza soportando grandes padecimientos y privaciones.
Miguel Estanislao fue el mayor de los hijos, viéndose obligado, siendo aún un niño. A los doce años de edad, a ingresar en un batallón de infantería, abrazando de esta manera la carrera de las armas, que por herencia ya le bullía en la sangre, y en la cual se distinguió de manera más que calificada.
No obstante se sabe que en un primer momento se mostró "indomable y soberbio". Su carácter un tanto caprichoso, propio de un hijo desobediente y malcriado, lo relegó al punto de demorarlo más de lo razonable en beneficio de los ascensos. Por este temperamento negativo y su conducta indócil perdió la oportunidad de ser promovido, logrando el grado siguiente, diez años después de haber ingresado al cuartel.
Al recibir el nuevo rango lo favoreció, pues hizo que se esmerara mejorando el servicio; realizando prácticas; subordinándose al mandato de sus educadores castrenses y formándose en el manejo de las armas de su tiempo, como así también en el aprendizaje de recursos guerreros y estrategias.
Al agredirnos el invasor inglés en 1806, lucha con denuedo en las estrechas calles de la vieja Buenos Aires. Por su valor y coraje al enfrentar al enemigo logra merecidamente el nombramiento de teniente, cuando fue reconquistada la plaza.
Aproximadamente por este tiempo contrae enlace con Josefa de Olazábal, con la cual tuvo una hija a la que llamaron Micaela.
Cuando aborta la Revolución de Mayo se inclina fervientemente por la causa patriota, y dos son los factores fundamentales que inciden para que esto ocurra; el no compartir o congeniar con los españoles y el ser sobrino del Coronel Cornelio Saavedra, presidente del Primer Gobierno Patrio.
Después de este acontecimiento histórico, Soler es ascendido al grado de sargento mayor, pasando a revestir como segundo jefe del Batallón Nº 6 de Pardos y Morenos.
Dona en principio parte de su sueldo con el deseo de colaborar con la Junta Provisional, gesto que fue muy valorado, dado a que se requerían fondos para adquirir material de guerra para organizar una expedición al interior y el control de la llamada Banda Oriental.
Soler lucha en el encuentro de villa de Santo Domingo Soriano en contra de los realistas que desde Montevideo marcharon para atacar éste poblado el 5 de abril de 1811, al mando del Capitán Juan Ángel Michelena. Derrota a las fuerzas hispanas con un sencillo plan estratégico y combate sable en mano y cuerpo a cuerpo, tomando la guarnición del caserío de Colla con el apoyo del oriental Veneciano Benavides, el 14 de abril siguiente, rindiéndose el poblado de San José, nueve días después.
Nuestro ilustre militar estuvo presente en el primer sitio de Montevideo a las órdenes del Gral. José Rondeau. A fines de noviembre de 1811 el batallón de Pardos y Morenos regresó a Buenos Aires, movilizándose para cumplimentar por orden superior un nuevo sitio a la citada ciudad de Montevideo, luchándose en el Cerrito con gran pericia y valentía hasta la victoria que se dio el 18 de enero de 1813.
Soler por su destacada actuación en éstos encuentros de armas, fue promovido al grado de coronel, el 21 de abril siguiente.
El 25 de agosto de 1814 el gobierno de Buenos Aires le confiere a Soler el nombramiento para sustituir a Nicolás Rodríguez en el cargo de Gobernador de la Banda Oriental, y le otorga igualmente el rango de Intendente y General en jefe de las fuerzas destacadas en el lugar. Durante esta etapa se ve en la obligación de "provocar los gravísimos males que prepara a la Patria la obstinación del desnaturalizado don José Artigas". (1) y finalmente, dada la precariedad de las fuerzas patriotas y la derrota del Coronel Manuel Dorrego que debía apoyarlo, se malogró el mantenimiento de la plaza y se debió recurrir a la firma de un pacto con el líder oriental, oportunidad en que el Gral. Carlos María de Alvear puntualizó "las Provincias Unidas no tienen interés de ningún género en traer a su seno a la Banda Oriental", consintiendo que la región quedara lebrada a su propia suerte?
El Cabildo de Buenos Aires con fecha 16 de abril de 1815 expidió un bando dadas las críticas horas que se vivían, retomando "la autoridad soberana del Pueblo", otorgando la Comandancia de las Fuerzas de la ciudad, al Coronel Mayor Miguel Estanislao Soler.
Algún tiempo atrás, el 9 de marzo de 1812, había fondeado en el río frente a la costa de Buenos Aires, la fragata inglesa "George Canning", desembarcando de ella el Teniente Coronel de caballería don José de San Martín, más otros oficiales impulsados por el deseo de ponerse al servicio de la causa revolucionaria.
La llegada del grupo de militares de carrera fue considerada oportuna, pues se requerían oficiales con experiencia y capacitados para organizar cuerpos de combatientes hábiles para enfrentar a las aguerridas fuerzas realistas que entorpecían la conquista de la ansiada independencia.
Sabemos que San Martín comenzó sus tareas castrenses creando el Regimiento de Granaderos a Caballo, cuyo bautismo de guerra se produjo el 3 de febrero de 1813 al librarse el combate de San Lorenzo.
San Martín expuso sus ideas los días 15 y 16 de junio de 1816 para desalojar a los realistas de su reducto principal en la ciudad de Lima, en el Perú. El plan consistía en cruzar el macizo andino; pasar a Chile e independizarlo; organizar un ejército argentino-chileno; armar una flota para atacar por mar los puertos peruanos, etc.
Para encarar este asombroso proyecto San Martín se trasladó a Mendoza donde preparó, dada su experiencia, un ejército libertador, pero todo esto requería la presencia y la colaboración de un alto jefe militar, fogueando en la acción guerrera y de gran capacidad de mando.
Observando la nómina de los oficiales más destacados en actividad, sobresalió el nombre y la personalidad de Miguel Estanislao Soler, al decir de Mitre: "altivo en la obediencia y duro en el mando'.
Se comenta que San Martín solicitó su colaboración y que Pueyrredón estuvo a cargo de interesarlo para que aceptara la conducción como Jefe del Estado Mayor del Ejército de los Andes. Algunos autores han opinado sobre este aspecto y sostienen que Soler se ofreció directamente para formar parte de las fuerzas libertadoras, y esto es así, pues dejó constancia de su puño y letra donde afirma: "yo mismo solicité ponerme a las ordenes de aquel General, aunque menos graduado que yo".
La traba según se dice requirió el renunciamiento de Soler, pues con un grado superior obtenido sin altos estudios logrados en academia militar, y luego de haber combatido en todos los encuentros de armas de su tiempo, y a brazo partido y con lo puesto, se puso a las ordenes del Libertador, siendo nombrado para la gran empresa por Pueyrredón, el 5 de septiembre de 1816, y recibido en el campamento del Ejército de los Andes con afecto y señorío, y de inmediato destinado al Estado Mayor.
Es ponderable el renunciamiento de nuestro vecino de la región del Monte Grande, porque entre militares esto no es muy común ni muy aceptado. Tener un rango alto y ponerse al servicio de un jefe con grado menor nunca fue fácil ni muy frecuente en la historia de los mandos y las guerras.
Debemos obviar los preparativos y la organización de las fuerzas que superaban los 3.700 hombres (3) bajo la autoridad de catorce jefes de jerarquía y ciento noventa y cinco suboficiales, por extensos y por entender que en general son conocidos por el lector.
El 9 de enero de 1817 se puso en marcha el Ejército Libertador. El 22 del mismo mes partieron del vivac o campamento de "El Plumerillo", además del batallón Nº 8 comandado por el Teniente Coronel Ambrosio Cramer, los cien relucientes granaderos que al mando del Comandante Mariano Necochea iban a servir de escolta al General en Jefe.
Soler recibe la orden para que el Estado Mayor a su cargo, a marcha forzada se hiciera cargo de la vanguardia que marchó en pos de las estribaciones estratégicas de Chacabuco.
Cúpoles a San Martín y a Soler el éxito de la memorable batalla que se produjo en el lugar el 12 de febrero de 1817, y a éste último superar la encrucijada en que había caído el Brigadier Bernardo de O´Higgins a raíz de un error táctico y una imprudente arremetida "animado por pasiones tumultuosas".
Soler no perdonó jamás a O´Higgins la falta de pericia cometida por alterar el plan de lucha acordado previamente y por tomar determinaciones personales arrebatadas. Esto al parecer, motivó el distanciamiento de ambos jefes.
Posiblemente la manera un tanto rígida de nuestro curtido militar y su temperamento un tanto celoso con los hombres de armas "extranjeros", haya incidido para fomentar diferencias. Soler ya había conocido amargas experiencias con el oriental Artigas, asunto que a no dudar desanimó su espíritu.
Dice el historiador Gregorio F. Rodríguez que, ?la conducta del General Soler, fue en esa época y aún después muy comentada y discutida?. Al parecer se mostró intransigente y no inclinado a tolerar errores, más aún cuando se había debatido y convenido un plan de guerra para superar a los realistas en Chacabuco.
Soler, a no dudar muy disgustado, regresó a Buenos Aires y expuso las razones de su alejamiento de la gran empresa sanmartiniana, y sin duda convenció, pues de inmediato se lo nombró General en Jefe del Ejército Exterior. Lucha y pierde la batalla del 28 de junio de 1820 en el sitio denominado ?Cañada de la Cruz?. Esta derrota sumada al disgusto que le causó el encuentro de Chacabuco, le produjeron desazón y tristeza, refugiándose en la población de Colonia del Sacramento, completamente abatido.
Regresa a Buenos Aires cuando se dicta en mayo de 1822 la Ley del Olvido, y es por este tiempo que desea distraerse y cambiar, colgar un tanto las armas y olvidarse de las luchas constantes y sin tregua.
El 21 de junio de 1822, tal como ya lo hemos comentado al principio de este tema, adquiere tierras en la fértil planicie del ?monte grande?. Lo impulsa la búsqueda de paz y tranquilidad, el dejar de lado el fragor de los encuentros, los asaltos y los choques con el enemigo, siempre sable en mano, esquivando las cargas de la caballería y las balas de los cañones y la fusilería.
Rivadavia, tan cuestionado por muchos, tuvo por aquel tiempo la inquietud de promocionar la crianza de ganado ovino, algo que suponía redituable y de gran porvenir para el país. La lana como materia prima estaba en el candelero, pues el desarrollo industrial en lo referente a lo textil, acometido por algunos países europeos y particularmente por Gran Bretaña, requería de dicha fibra animal en cantidades sorprendentes, y nuestro país presentaba óptimas condiciones para encarar la producción pertinente para exportarla al mundo.
Soler lo entendió como aceptable, metiéndose de lleno en el negocio de las majadas, la carne y principalmente la lana.
En realidad nuestro valiente guerrero está poco tiempo dedicado al quehacer campesino. Si bien extraña el olor de la pólvora, el gobierno una vez más lo requiere por su valentía, su coraje, su experiencia y su responsabilidad, cuatro virtudes no fáciles de conseguir, y que lo honraron.
Un tanto apurado por circunstancias patrióticas, Soler vendió el campo del "monte grande", de 4.000 varas de frente por 3.000 varas de fondo, que se conoció en nuestra región bajo el nombre de "El Jagüel", a don José Antonio de la Torre. La venta se efectivizó con precisión el 30 de julio de 1822.
Un saldo del campo original, más conocido por "Monte Grande", Soler lo vendió el 22 de mayo de 1824, a los señores Tomás Whittfield y Jorge Mac Farlane, en realidad dos entusiastas criadores de ovejas, que si vieron muy claro el negocio de la lana, producto que de aquí en más hizo historia y creó gran riqueza en la Argentina.
Tras esta etapa rural que a Soler le produjo distracción y sosiego, la serenidad que necesitaba, el Gobierno lo nombró Inspector General de Armas. Luego realizó gestiones diplomáticas en 1823 y posteriormente se lo nombra Inspector General en Jefe de todas las fuerzas armadas de la provincia de Buenos Aires, el 10 de febrero de 1826 y hasta tiene tiempo y deseos de combatir en la batalla de Ituzaingó en contra del Brasil (20 de febrero de 1827).
Esta batalla lo agota y lo desalienta ante un cúmulo de problemas que surgen por diversos motivos. Faltaron armas, municiones, caballos, ropa para los soldados, alimentos?.
Entendió que se guerreó en medio de un total y gran desorden, más una gran falta de organización militar y apoyo. Lamentó profundamente la abundante pérdida de vidas humanas y el sacrificio increíble que debió soportar el valeroso Coronel Federico Brandsen, arrojado en los propios brazos de la muerte por descabelladas ordenes superiores y se espanta al ver como el guachaje es usado como carne de cañón y como los soldados de la tropa huyen para ocultarse en los montes, en despavorida deserción, hartos de la guerra.
Soler determina su retiro definitivo. Pide su relevo en varias oportunidades y se lo niegan. La patria aún lo necesita.
El 10 de octubre de 1828 el Gobierno lo nombra ministro plenipotenciario con asiento en Bolivia, y así siguen los nombramientos unos tras los otros, en tiempos de Lavalle, en tiempos de Viamonte, en tiempos de Rosas?
Rosas lo nombra Brigadier General y ordena que inmediatamente le abonen los sueldos que le adeuda el Estado, pero sufre en ésta nueva etapa de su existencia un gran desconcierto por los constantes tropiezos que se observan en el medio ambiente, odios, rencores, desinteligencias, rencillas y de todo un poco para perturbar el futuro de grandeza que merece la Patria. Preocupado por el destino aún inseguro de la nación soñada y por la sangre inútil que se derramaba sobre el suelo patrio, Soler terminó refugiándose en su hogar, cansado, aburrido y enfermo.
Nuestro prócer abatido tiene rigurosa orden médica de guardar cama. Está afiebrado y débil cuando se entera del fallecimiento de su querido camarada de armas, el Coronel Francisco Crepo, y su deseo fue concurrir al sepelio.
Por este gesto de reconocimiento y de amistad sufrió una recaída que la modesta ciencia de aquel entonces no pudo controlar, falleciendo el 23 de septiembre de 1849, afectado de pulmonía, a las cuatro de la tarde y a la edad de sesenta y cuatro años.
Todo un ejemplo de vida en el historial militar de la Argentina. Un imbatible de capa y espada que guerreó desde niño y hasta su vejez, con la valentía y el coraje que sólo son dones de los héroes.
Así fue en resumen el perfil de nuestro vecino, el militar aguerrido que un día en la placidez del "monte grande", entre los tan queribles talares, entre los pastizales crecidos de la tierra fértil, quiso cambiar de vocación para dedicarse a la tranquila crianza de ovejas.
Para finalizar, apreciado lector, si un día cruzas el portal del campo santo de la Recoleta, a Soler lo verás de pie, a la derecha, con la postura de un grande de la patria.

Fuente: Sierra, Vicente D. "Historia de la Argentina, 1813/1819", Tomo VI, página 198. 
Soler de Otárola, Brigadier Miguel Estanislao Benito Manuel Jacinto José Buenaventura (*) (I93440)
 
48642 Viejo lobo de mar, compañero de su hermano Ernesto en los cruceros y regatas de El Gaucho. Uriburu Peró, Mario Roberto (*) (I80253)
 
48643 Al menos un individuo vivo está vinculado a esta nota - Detalles Reservados. Armada y Barcáiztegui, VII Conde de Güemes Álvaro (I676973)
 
48644 VII Conde de la Cortina Alvear Abaurrea, José María (I657212)
 
48645 VII Conde de Villaleal, III de Pinohermoso, Maestrante de Valencia, Caballero de Montesa y del Toisón de Oro, Gentilhombre de Cámara y Mayordomo Mayor de S. M., Senador del Reino y Prócer en las Cortes Generales.  Roca de Togores Carrasco, VII Conde de Villaleal y III Conde de Pinohermoso Juan Nepomuceno (I620202)
 
48646 VII Marqués de Peñafuente, XI Conde de Villamediana, Conde del Sacro Romano Imperio, Vizconde de Tuy, Grande de España de 1ª C, Senador del Reino (por la provincia de Ávila) (1891-1915), Diplomático. Gentilhombre de Cámara con ejercicio y servidumbre, de S.M. Don Alfonso XIII. Alcázar Guzmán y Vera de Aragón, 7º Marqués de Peñafuente Diego del (I95384)
 
48647 VII marquesa de Revilla, IX de los Aguilares y VII de Castro de Torres, así como X Condesa de Lences y VII de Cancelada. Duquesa consorte del Duero. Tovar y Pueguera Amat de la Gasca, Marquesa de la Revilla Francisca de Paula (I256)
 
48648 Al menos un individuo vivo está vinculado a esta nota - Detalles Reservados. Falcó Medina, VIII Condesa de Villanueva de las Achas Hilda Pía (I676967)
 
48649 VIII marquesa de Revilla, X de los Aguilares, VIII condesa de Castro de Torres, XI Condesa de Lences, VIII condesa de Cancelada. Gutiérrez de la Concha y Tovar, Irigoyen y Peguera Amat de la Gasca, II marquesa del Duero Petra de Alcántara (I625753)
 
48650 Al menos un individuo vivo está vinculado a esta nota - Detalles Reservados. Familia F1590
 
48651 VILLAFAÑE de LLORENTE, María Alicia, q.e.p.d., 6-8-2018. - Tu esposo Martín Llorente; tus hijas Maggie y José Montoro, Queta y Jujo Blaquier y tus nietos Mili y Borja te despedimos con mucho amor. ¡Gracias Virgen María por la madre que nos diste!.
La Nación, 08.08.2018. 
Villafañe, María Alicia (I174126)
 
48652 Villarroel - dice Julio de Atienza en su Nobiliario es apellido castellano de las montañas de León. Sus armas pintan en campo de gules seis roeles de plata, puestos en dos palos. Otros traen en campo de azur diez roeles de plata, con bordura de oro. Los Villarroel, (I28656)
 
48653 Vinculado al médico Cleto Aguirre, que en 1864 asumió el gobierno de la provincia, estuvo al frente de la intendencia de Salta desde febrero de 1866 a febrero de 1867. Después fue diputado provincial, e integró la comisión reunida por el gobernador Benjamín Zorrilla para la redacción del Código Rural de la Provincia. En el año 1875 fue vicepresidente de la Convención Constituyente provincial.

Ese mismo año de 1875 formó parte del Senado de la provincia, que había sido creado con la reforma de la Constitución, por los departamentos de Chicoana y Cafayate. Fue nombrado presidente del Senado.

Cuando el gobernador Miguel Aráoz renunció, en diciembre de 1876, Fresco debió completar su mandato como gobernador interino de la provincia. Su ministro general de gobierno fue Pío Tedín. Tras la realización de elecciones, entregó el gobierno a su sucesor Juan Solá en julio de 1877, reincorporándose como presidente al Senado.

Tras la creación del Concejo Deliberante de la ciudad de Salta, creado por la Ley Orgánica de Municipalidades sancionada en noviembre de 1877, fue el primer presidente del cuerpo. Entre 1879 y 1881 fue ministro de Hacienda del gobernador Moisés Oliva.1

Falleció en la ciudad de Salta en el año 1883. 
Fresco Toledo, Benedicto (*) (I505133)
 
48654 Vinculado al Partido Nacional. Arrúe Laguna, Coronel Julio (I91848)
 
48655 Vinicultor. Diumenjo Grimalt, Pedro (I224978)
 
48656 Vino a Buenos Aires y se dedicó al comercio. Testó el 15-12-1829. Tenía una casa en Florida nº 100, esquina Cuyo (Sarmiento) y una quinta en la Recoleta de una cuadra cuadrada (Callao, Vicente López, Ayacucho y Guido) comprada a Tomás Saravia, un importante artesano de la época virreinal, en 1801 con edificios, poblada, arbolada y cercada; lindaba con Esteban Villanueva. Vega González, José Ramón de la (I30402)
 
48657 Vino á Buenos Aires, á mediados del siglo próximo pasado, donde se avecindó, dedicándose al comercio, principalmente con el Alto Perú, lo mismo que sus hermanos don Juan y don Bernabé.  Mansilla González de Santalla, Pedro Nolasco de (I12780)
 
48658 Vino a Buenos Aires, llegando a reunir una respetable fortuna, adquirida en el comercio, que fué su preferente ocupación. Contrajo matrimonio en 1762 con María Josefa Villarino y González de Islas. Falleció en 17 de septiembre de 1781, y fué enterrado en la iglesia de San Francisco, hoy basílica menor. Castelli Salomón, Angel (I2294)
 
48659 Vino a la Argentina cerca de 1860, como secretario del Cónsul Francés, Conde Alfred de Brossard. Lohezic Guyomard, Luis (I7098)
 
48660 Vino a la Argentina durante las invasiones inglesas. Radicado aquí ejerció el comercio, primero en el Paraguay, estableciendose definitivamente mas tarde en Corrientes. Spalding, David (I128995)
 
48661 Vino a Santiago del Estero con su cuñado Francisco de Barrasa y Cárdenas, Gobernador del Tucumán, encomendero de Guaype, Teniente General de la Gobernación del Tucumán y Teniente Gobernador de Córdoba de 1603 a 1606. Propietario en Santiago del Estero de la estancia "San Agustín de Pitambalá"(Santiago del Estero) Paz y Figueroa, General Sancho de (I79419)
 
48662 Vino al Perú en 1540. Cepeda Ahumada, Pedro de (I11201)
 
48663 Vino al Peru y se radicó en Camaná, Arequipa, donde se casó con la señorita arequipeña doña Luisa del Carpio León. Carpio Monroy, Miguel Jerónimo del (I75980)
 
48664 Vino al Río de la Plata como soldado del presidio, procedente de Sevilla en uno de los navíos de registro de Juan Tomás Milutti. "Buen cuerpo, pelo albino, ojos azules". Fresco Salazar, Antonio de (I179565)
 
48665 Vino al Río de la Plata en 1607.
Reg. Alférez Real en 1627 
Vera Mujica Manrique de Acuña, Sebastián (I67004)
 
48666 Vino al Uruguay como agente del Banco de Inglaterra, donde contrajo matrimonio. Mas tarde pasó a la Argentina. Chevallier Boutell, Arthur Brandon (I85108)
 
48667 Vino muy niño a Buenos Aires siendo educado por sus tíos; Alférez Real de Buenos Aires, se avecindó más tarde en Asunción donde fué Sargento Mayor de Caracará y uno de los principales Jefes que se salvaron de la muerte, siendo ahorcado su efigie en la plaza de la Asunción. Gadea Navarro, Juan José de (I47232)
 
48668 Violinista. West Calderón, Ida Amalia (I680055)
 
48669 Virginia de Alvear vivió hasta 1918 con su hija Carmen Tömkinson Alvear de Irigoyen, y en su casa recibió al General José de San Martín, durante su corta estadía en el país durante el gobierno de Rosas, mientras que su padre (General Carlos María de Alvear) estaba "exiliado" como embajador en Washington. Virginia vio postergado su casamiento por voluntad de Rosas quién no quería que se casara con un inglés. Alvear Sáenz de la Quintanilla, Virginia Mercedes de (I215)
 
48670 Virrey de la India y Secretario del Foreing Office. Curzon, Marqués de Curzon de Kedleston George Nathaniel (I21964)
 
48671 Virrey del Río de la Plata. Pino Rozas, Virrey Joaquín Manuel Sebastián del (*) (I97363)
 
48672 Visitador y Contador Decano del Tribunal Mayor de Cuentas del Virreinato. Vega Pascual Álvarez, Diego de la (I167487)
 
48673 Vista de Aduana de las Cajas Nacionales de Bolivia Pantoja, Bernabé (I184828)
 
48674 Vista de Aduana, hacendado y diplomático. Murió soltero y sin descendencia. Ruiz Guinazú, Toribio Octavio (I619292)
 
48675 Vistió el sayal de San Francisco, y luego de ser tres veces provincial de la Orden se le consagró como séptimo obispo de Buenos Aires fue consagrado el 19-IV-1731. Durante la Segunda revolución comunera del Paraguay se desempeñó brevemente como gobernador de ese territorio. Entre sus primeras iniciativas se contaron la construcción de un nuevo santuario en Luján y de la iglesia de Nuestra Señora del Pilar en Buenos Aires. Falleció en Buenos Aires el 19 de diciembre de 1736 Arregui Gutiérrez de Paz, Fray Juan de (*) (I9282)
 
48676 Viuda del Dr. Federico de Velasco, Da. Herminia López Reina hija legitima de D. José Faustino López Maurin y Da. María Luisa Reina, contrajo nuevas nupcias el 3 de abril de 1901 con D. Cesario Aguirre, hijo legitimo de D. Nazario Aguirre y Da. Justa Díaz. Siendo padrinos D. Lucas Vidal, y Da. Mercedes Güemes de Vidal. Acta de matrimonio 80. Año 1901. Catedral de Salta. Trabajo inédito de la familia López Maurin por Martín Javier A. Familia F42678
 
48677 Viuda en 1797, se encontraba radicada en Montevideo. Ruiz Pesoa, Isidora (I609340)
 
48678 Viuda joven. Le fue otorgada pensión de ochenta pesos moneda nacional, en mérito a los servicios militares prestados por sus deudos a la Nación Argentina. Medrano O'Connor, María Magdalena Bibiana (I48233)
 
48679 Viuda por segunda vez entra en enero de 1800 en
la Orden de las Monjas Mercedarias Descalzas. 
Isasi Echenique, María Luisa (I79985)
 
48680 Viuda y sin partida de casamiento por haberse perdido en la guerra, Adda aterrizo en Buenos Aires. Como eran los dueños de la estancia Kakel, eran amigos de los Ibarguren en Madariaga. Adda se sentía la re-encarnación de Encarnación Ezcurra y pretendía que mi bisabuelo Carlos Ibarguren Uriburu era la re-encarnación de Don Juan Manuel, lo que dió lugar a muchas anécdotas pintorescas en la familia.
por Alfonso M. Beccar Varela 
Meremberg, Condesa Alexandra von (I15055)
 
48681 Viudo de María del Rosario Toranzos. Vecinos de Miraflores. Robledo, Justo (I133131)
 
48682 Viudo de María Paz, vecinos del Tucumán. Testigos de boda Marcelo Ayllón y Tuburcia Orellana. Díaz, Ildefonso (I94198)
 
48683 Viudo, contrajo matrimonio con Concepción Leocadia Ratti Brunel. Ventuiz Romero, Juan (I214012)
 
48684 Viven en Estrasburgo, Francia. Jalabert Muñoz, Rodolfo (I37534)
 
48685 Al menos un individuo vivo está vinculado a esta nota - Detalles Reservados. Nin Pratt, Guillermo (I37773)
 
48686 Vivía aún doña Petrona en 1744. Había echado al mundo una quincena de hijos, algunos de los cuales perpetuaron descendencia. Velasco Benavides, Petrona (I103867)
 
48687 Vivía aún y era soltera en 1813. Argañaraz Palavecino, Isabel (I60742)
 
48688 Vívía en 1829. Estrada de la Vega, Josefa Antonia de (I95710)
 
48689 Vivía en casa de los Fidanza con la hija y la hoja del censo indica 74 años. Correa Morales Visillac, María Laura (I10751)
 
48690 Vivían en la calle Quito de Buenos Aires. Wybert Brunel, Ema Otilia (I168621)
 
48691 Vivió Agustín Delgado con su familia, en una casa propia del "barrio de arriba" de la iglesia y convento de La Merced, en la calle "del Comercio" - hoy Caseros -, a dos cuadras hacia el Oeste de dicho templo, con frente al Norte. Lindaba la vivienda por este rumbo, calle en medio, con casa del Maestro José Manuel Salguero; y por el costado Oeste, con casa que fuera de Ignacio Salguero, que compró, el 13-X-1782, en subasta pública judicial, María Villar; quien se la vendió mas tarde a Bernabé Fernández de la Higuera, yerno de Agustín Delgado. Por su parte Fernández de la Higuera, el 18-V-1813, le transfirió su finca, por 2.000 pesos, a su concuñado Miguel Dámaso de Ibarguren - mi tatarabuelo -, yerno, asimismo, de don Agustín.
Tuvo este estrecha vinculación con las familias de Castro y de González, y el 16-I-1774, cuando el potosino Feliciano Castro y la salteña Margarita González (4os abuelos míos) contrajeron enlace en Salta, uno de los testigos del acto fue Agustín Delgado. 
Delgado, Agustín (I37713)
 
48692 Vivió con su hermano, monseñor Mariano Medrano y Cabrera, obispo de Buenos Aires.
Adoptó y crió a tres niños expósitos: Juana, Zenón y Pedro, que adoptaron el apellido Medrano. 
Medrano Cabrera, Toribia Vicenta (I71061)
 
48693 Vivió con sus padres en Pergamino instruyéndose en la explotación agropecuaria que empezaba a dar sus riquezas al país, pero a causa de una gran sequía que azotó la zona en 1840, se trasladó a San Nicolás de los Arroyos, donde murió de cólera en 1868, enfermedad que también terminó en esos días con su esposa y uno de sus hijos. Luzuriaga Cavenago, Manuel Benjamín Federico (I122252)
 
48694 Vivio en Buenos Aires hasta el 3 de mayo de 1864, a partir de alli se radico en Suipacha en la estancia "Buena Vista".
Esta incluido en la historia de Suipacha:
http://www.historiasdesuipacha.com.ar/?p=259 
Diehl Bilger, Enrique (I663206)
 
48695 Vivió en Buenos Aires. Fidanza Dery, María Benedicta Teresa (I89191)
 
48696 Vivió en el siglo XVI y fue dueño y señor de la casa y solar de su apellido, de notorios hijosdalgo, sita en la villa de Aindoain, en Guipúzcoa, "por sucesión de sangre y línea varonil". Arrieta, Domingo de (I63552)
 
48697 Vivió en Juarez, Bs. As. Asurabarrena Aramburu, Josefa Martina (I390607)
 
48698 Vivió en la Calle Culpina 253, del barrio de Flores, Buenos Aires. Estebecorena Gavirondo, Miguel Ignacio Natalio (I390684)
 
48699 Vivió en la Calle del Comercio en Vallenar; posteriormente se traslado a vivir a Valparaíso. Al tiempo de su fallecimiento era dueño en Vallenar de los fundos Longomilla y Milagro. Ávalos Larrahona, Manuel José (I22934)
 
48700 Vivió en la calle Libertad al 1200, Recoleta al lado del Colegio 5 Esquinas. Murió de tuberculosis a los 29 años tras tener 5 hijos. Vacarezza, Josefa (I664829)
 
48701 Vivió en la chacra que el Gobernador Rodríguez le adjudicó a su padre en la actual Lomas de Zamora. Allí realizó numerosas reuniones entre 1854 y 1860 que dieron por resultado la formación del partido. Entre 1856 y 1861 actuó en el municipio de Barracas al Sur (hoy Avellaneda), fue primer Juez de Paz de Lomas de Zamora (1861), y junto a sus tíos Victorio Grigera y Esteban Adrogué impulsó la creación de escuelas, el templo, y otras obras de progreso. Intendente y Comandante Militar de Lomas de Zamora, integró la comisión de repatriación de los restos del General San Martín Portela Grigera, Francisco (I605387)
 
48702 Vivió en La Rioja dedicado a la ganadería. Luna Herrera, Domingo Hermenegildo (I46043)
 
48703 Vivió en Marcos Paz. Comerciante, Comisionista de seguros. Concejal 1927 a 1929 durante la intendencia de Juan L. Nougués. Molina Pomares, Miguel Ángel (I83158)
 
48704 Vivió en Montevideo, Uruguay, y fue albacea de la testamentaría de su padre. Llobet Minguella, Isidro (I630607)
 
48705 Vivió en San Antonio de Areco. Jordán, Rómulo G. (I21937)
 
48706 Vivió en San Julián, Puerto Madryn, Comodoro Rivadavia, Puerto Santa Cruz y Río Gallegos, lugares donde realizó los estudios primarios y secundarios en establecimientos educacionales de los Padres Salesianos.

Ingresó al Colegio Militar de la Nación el 08-03-1935 y egresó como Subteniente de Artillería el 19-12-1940. Pasó a situación de Retiro el 10-10-1962. Su primer destino militar fue el Regimiento 5 de Artillería Montada Reforzada, en Salta.

En 1950 hizo el curso de Capitanes en la Escuela de Artillería (Córdoba). En 1955, siendo Mayor, se desempeñó como Jefe del Grupo Liviano del Regimiento 5 de Artillería (Salta).

En 1956 fue 2do Jefe del Grupo de Artillería 5(Salta) y Jefe del mismo en 1958-1959. Ascendió a Coronel el 31-12-1959, siendo nombrado en el Curso de Coroneles e Inspector de Material de Artillería (Buenos Aires).

El 02-04 -1963 tomó parte del levantamiento "Colorado" liderado por los Generales Benjamín Menéndez y Federico Toranzo Montero, combatiendo en Jujuy en el Grupo de Artillería de Montaña 2.

Ya retirado del servicio activo desarrolló diversas actividades laborales en Salta (Empresa de transporte Ruta 34, socio gerente de T.E.A. Turismo-junto con su concuñado Raúl Mario de la Torre- y Gerente del Hotel Salta).

En Mayo-Junio de 1969 se desempeñó como Presidente de un Consejo de Guerra para juzgar la conducta de los detenidos en los sangrientos sucesos ocurridos en la ciudad de Córdoba conocidos como "El Cordobazo" (29-05-1969). 
Jones Lewis, Juan Howell (I54571)
 
48707 Vivió primero como comerciante y luego exiliado político (unitario) largos años en Montevideo, Uruguay, donde casado o vinculado a NN tuvo al menos un hijo. Retornó a Bs.As. tras la caída de Rosas, no sabemos si mantuvo contacto o no con su familia uruguaya. En 1853, año en que se presenta en la partición final de los bienes de la testamentaría de su abuelo José Prudencio, lo hace a través de un apoderado por residir aún en Montevideo. Nazar León del Castillo, José Manuel (I61441)
 
48708 Vivió y murió demente. López de Osornio Rubio Gamiz, Petrona Josefa (I23561)
 
48709 Vizconde de Cabrera y Bas, 1er Conde de Módica y 2º de Ossona. Cabrera, Primer Conde De Módica Bernardo de (I57585)
 
48710 Vocal de la Comisión de Fomento Escolar (1914), Miembro de la Comisión de Damas Pro Hospital de Carmen de Areco (1916). Duffy Magallanes, María Ana (I84102)
 
48711 Vocal de la Junta Curadora de Niñas. Villamil Garaycoa, Ana María (I619874)
 
48712 Vocal de la Primera Junta de Gobierno de 1810. Larrea Espeso, Juan (I606941)
 
48713 Vocal de la Suprema Corte. Ministro de Perú en España y Bolivia. Presidente del Club Nacional, etc. Osma Pardo, Felipe de (I606490)
 
48714 Vocal del Consejo General de Educación (21/08/1941 / 26/09/1941). Calderon Racedo, Horacio (I649796)
 
48715 Vocal del Consejo General de Educación en 1916, etc. Terán de la Vega, Sixto (I13938)
 
48716 Volcó y murió la mujer que había sobrevivido a la caída de un avión

Hace seis meses, había caído al río la avioneta en la que viajaba y sobrevivió, tras resistir durante una hora en el agua, abrazada al fuselaje, hasta que llegó el rescate. Anteayer, una cubierta de su camioneta se reventó cuando volvía de Mundo Marino. Murió en el vuelco sobre la banquina de la ruta 11, kilómetro 369, a la altura de Mar de Ajó.

Se trata de María Inés Martínez del Sel, que había viajado durante el fin de semana a la costa para visitar el oceanario junto con su hijo de tres años, una amiga y otro niño de seis años, también de su familia.

Durante el vuelco uno de los menores salió despedido de la camioneta Land Rover que conducía Martínez del Sel. No obstante, según se informó en el hospital de Mar de Ajó, los dos chicos sólo sufrieron heridas leves tras el impacto. La acompañante, una amiga de 35 años, fue trasladada de urgencia a Mar del Plata. Tenía las piernas quebradas.

El 28 de septiembre último, la historia de cómo María Inés Martínez del Sel y otros cuatro ocupantes de una avioneta sobrevivieron al accidente aéreo se creyó un verdadero milagro: el piloto logró dar aviso antes de caer al agua, a 20 kilómetros de San Fernando. Todos los ocupantes de la avioneta fueron rescatados con vida por la Prefectura Naval.

María Inés tenía 47 años y era madre de Alexis, de tres años. En 1998, a los 36 años, murió trágicamente su esposo, el empresario Cristián Roemmers, integrante del directorio de Laboratorios Roemmers. Se accidentó mientras participaba de un torneo de parapente en la afueras de la capital mendocina. 
Martínez del Sel Espinosa, María Inés (I690917)
 
48717 Voluntaria de la Cruz Roja en Francia durante la Primera Guerra Mundial. Luro Dimet, Carmen (I26119)
 
48718 Voluntario en el Tercio de Galicia en las Invasiones Inglesas de 1807, empadronado en 1836 como propietario de varias casas en Carmen de Areco, junto a su mujer; María del Rosario Ruiz Barrios y 6 hijos. González de San Pedro, Juan José (I173174)
 
48719 Vuelto a bautizar el 16-7-1855, a la edad de 4 años, en la Iglesia San Benedicto, de Tarata, Tacna, Perú. Tezanos Pinto Segovia, Manuel Pablo (I606749)
 
48720 Waldino de Urquiza estudió en Buenos Aires junto a sus hermanos y en 1843 regresó a Entre Ríos, incorporándose en calidad de distinguido al Ejército de Reserva. Actuó en la Batalla de Caseros del 3-02-1852 como oficial de caballería comandando la 1ª. División ?Victoria? que persiguió al enemigo en su huida. Le fue conferida la efectividad de coronel graduado el 4-12-1861 por el vicepresidente General Pedernera en ejercicio del Poder Ejecutivo, por su actuación en la defensa de Concepción del Uruguay, atacada por las fuerzas del General Madariaga. Para detener la invasión del estado oriental por parte del General Venancio flores, pasó al departamento de Salto y luego al de Paysandú, en enero de 1864, del que fue su defensor en gloriosas jornadas. Posteriormente se desempeñó como militar en Concordia, Entre Ríos, donde ejerció su autoridad, haciendo respetar el poder de su padre y vigilando constantemente las costas del rio Uruguay contra cualquier ataque imprevisto. Recibió y ayudó en todas las circunstancias al General Mitre durante su estada en Concordia, en 1863, donde organizó los ejércitos de los Triple Alianza en la guerra contra el Paraguay. Murió salvajemente asesinado durante la rebelión contra el poder de los Urquiza el 11-04-1870. Urquiza Calvento, Waldino de (I68986)
 
48721 Waldo, Ubaldo o Manuel Ubaldo Plaza Ríos, nació en Cafayate en 1779. Vivía en Cachi cuando estalló la revolución emancipadora, alistándose en 1811 como soldado raso en el cuerpo de Voluntarios de Caballería de San Carlos de Calchaquí. A las órdenes de su cufiado Luis Borja Díaz peleó en las guerrillas de Güemes, cayendo prisionero de los realistas en la sorpresa de Yavi. Conducido posteriormente a las "Casas Matas" del Perú con otros camaradas en desgracia, allí permaneció cautivo durante siete años. Canjeado por otros oficiales españoles tras la rendición de Lima, regresó a Salta en 1821. En el valle Calchaquí se mantuvo al frente de las milicias de Molinos como Comandante, y en 1833 participó con sus "vallistos" en el derrocamiento del Gobernador Latorre. Ascendido a Coronel, falleció en Molinos el 1-1-1837. Su cadáver fue sepultado en la iglesia lugareña de San Pedro Nolasco de Calchaquí. Estuvo casado con María del Milagro Cabrera Díaz. En su testamento otorgado en Antofagasta el 22-XII-1836, don Waldo declaró haber tenido 7 hijos legítimos. A más de estos descendientes, el Coronel tuvo dos hijos naturales.
por Carlos F. Ibarguren 
Plaza Ríos, Manuel Ubaldo de la (I2483)
 
48722 Washington Castro llegó a la música casi como una consecuencia lógica de su entorno familiar. Su padre, de origen español, era violonchelista y luthier, y tres de sus hermanos también hacían música. De hecho, fue José María, el hermano mayor, que le llevaba 17 años, quien se transformó en su primer maestro de violonchelo.
Castro también estudió composición con Honorio Siccardi y violonchelo con Alberto Schiuma. En París completó su formación como instrumentista, donde fue elogiado por Pablo Casals.
Al igual que sus hermanos José María y Juan José, a la par de su carrera como instrumentista, desarrolló una intensa labor como director de orquesta. Y se las ingenió también para componer, a pesar de su permanente queja por la falta de apoyo para los creadores nacionales. Por supuesto, también se hizo tiempo para la docencia, en diferentes conservatorios oficiales, incluido el de La Lucila, que lleva el nombre de su hermano Juan José Castro.
Como violonchelista, llegó a ser solista de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires y Orquesta Sinfónica de Radio El Mundo. También hizo mucha música de cámara, fue fundador de dos cuartetos de cuerdas y un habitual participante de los conciertos organizados por las modernistas Asociación Amigos del Arte y el Grupo Renovación, que integró junto con sus hermanos, Jacobo Ficher, Juan Carlos Paz y Luis Gianneo, entre otros compositores.
En 1944, obtuvo por concurso el cargo de director de la Orquesta de Cámara de la Asociación del Profesorado Orquestal (APO). Desde entonces desarrolló una intensa labor como director de las principales orquestas de Buenos Aires. También dedicó grandes esfuerzos para sostener la actividad sinfónica en el interior. Fue así como, en 1956, se radicó en Santa Fe, donde fue contratado para organizar la creación de la Sinfónica Provincial.
En 1977 accedió a la dirección de la Orquesta Sinfónica de Mar del Plata, ciudad en la que se radicó finalmente hasta su muerte. Y que lo declaró ciudadano ilustre en 1995.
Su música estuvo fuertemente influida por la estética neoclásica. Su extenso corpus musical abarca desde obras para instrumento solista, pasando por obras de cámara para diferentes formaciones instrumentales, hasta piezas sinfónico-corales.
El tango apareció como un elemento inspirador para él, a fines de los 60. Lo religioso ocupó un lugar importante en su creación, así como las obras inspiradas en la plástica. En los últimos años, se dedicó a la composición y la docencia, y a revisar su obra en forma crítica.
 
Castro Podestá, Washington (I648149)
 
48723 William Maxwell Aitken, 1st Baron Beaverbrook, PC, ONB (25 May 1879 ? 9 June 1964) was a Canadian-British business tycoon, politician, newspaper publisher, and writer who was an influential figure in British society of the first half of the 20th century. The young Max Aitken had a gift for making money and was a millionaire by 30. His business ambitions quickly exceeded opportunities in Canada and he moved to Britain. There he befriended Bonar Law and with his support won a seat in the House of Commons at the general election held in December 1910. A knighthood followed shortly after. During World War I, he ran the Canadian Records office in London and played a role in the removal of H. H. Asquith as prime minister in 1916. The resulting Tory-led coalition government (with Lloyd George as prime minister and Bonar Law as Chancellor of the Exchequer), rewarded Aitken with a peerage and, briefly, a Cabinet post as Minister of Information.
Post-war, the now Lord Beaverbrook concentrated on his business interests. He built the Daily Express into the most successful mass circulation newspaper in the world and used it to pursue personal campaigns, most notably for tariff reform and for the British Empire to become a free trade bloc. Beaverbrook supported the government of Stanley Baldwin and that of Neville Chamberlain throughout the 1930s and was persuaded by another long standing political friend, Winston Churchill, to serve as his Minister of Aircraft Production from May 1940. Churchill and others later praised his Ministerial contributions. He resigned due to ill-health in 1941 but later in the war was appointed Lord Privy Seal. Beaverbrook spent his later life running his newspapers, which by then included the London Evening Standard and the Sunday Express. He served as Chancellor of the University of New Brunswick and developed a reputation as a historian with his books on political and military history.
 
Aitken, Lord Beaverbrook Sir William Maxwell (*) (I185090)
 
48724 www.infobae.com
Un montañista porteño de 61 años murió cuando descendía el volcán del monte Pissis, ubicado en el departamento Tinogasta de la zona cordillerana, informó Gendarmería Nacional.
El hombre, identificado como Guillermo Caballero, junto a tres acompañantes, había hecho cumbre en el volcán de 6.800 metros y cuando descendía, a unos 5.800 metros, sufrió un infarto.
El cuerpo del hombre será rescatado, luego de que los compañeros de Caballero solicitaran ayuda para retirarlo del lugar.
El montañista sufrió una descompensación, que sería propia de las bajas temperaturas, cercanas a los 20 grados bajo cero y la falta de oxígeno, que luego derivó en un paro cardíaco, según los relatos de su propio hijo que lo acompañaba en la travesía y otras dos personas.  
Caballero, Guillermo Enrique (I683433)
 
48725 Esponda, Isabel (I65621)
 
48726 X duque de Abrantes, XI duque de Linares, X marqués de Sardoal. Carvajal Fernández de Córdoba Tellez Girón, Duque de Abrantes Angel Luis (I625756)
 
48727 Al menos un individuo vivo está vinculado a esta nota - Detalles Reservados. Falcó Medina, X Duquesa de Montellano, Grande de España, IV Condesa de Santa Isabel, XII Marquesa de Pons Carla Pía (I676966)
 
48728 X Señor de Castellanos Gutiérrez de Valverde, X Señor de Castellanos Alvar (I622771)
 
48729 Xavier Argüello Molina era Capellán de coro, maestro y Licenciado en Artes. Argüello Molina, Xavier (I625380)
 
48730 XI duque de Linares, XI marqués de Sardoal, III marqués del Duero. Carvajal Gutiérrez de la Concha, X Duque de Abrantes Manuel Bernardino (I625758)
 
48731 XII Duquesa de Linares, XII marquesa de Sardoal, IV marquesa del Duero. Carvajal del Alcázar, XI Duquesa de Abrantes Carmen (I625786)
 
48732 XII Señor de Almonaster.Regidor de Panamá, Gobernador y Capitán General de Panamá, Tesorero General en Tierra Firme. Martel de la Puente, XII Señor de Almonaster Gonzalo (I11178)
 
48733 XXIV de Sevilla. Gonzalo de Zúñiga era primo hermano del Duque de Béjar, Marqués de Gibraleón, Conde de Benalcazar y Bañares, Vizconde de la Puebla de Alcocer, Señor de las Villas de Capilla, Curiel y Burguillos, a quien Cervantes dedicó el primer libro de su "Quijote"; e hijo - Gonzalo - de Diego López de Zúñiga y de Leonor de Medina; y nieto paterno de un famoso Obispo de Placencia y Jaén, llamado como él; Gonzalo de Zúñiga, que hubo descendencia sacrílega con Juana de Leiva, parienta suya; lo cual no le impidió exhalar su último suspiro gloriosamente, mártir y cautivo en 1456. Este mitrado a su vez, era 5º hijo de Diego López de Zúñiga, cabeza del linaje de los Zúñigas, Ricohombre de Castilla - descendiente de los Reyes de Navarra - que fue Mariscal y Camarero Mayor del Rey castellano Juan I, y Justicia Mayor del Consejo de Enrique III. Estuvo casado con otra Juana de Leiva y murió en 1417. Zúñiga Medina, Gonzalo de (I34543)
 
48734 XXXX Bautimos, f. 581. Ps. Carlos Arijón y Lola Arijón. Zinny Arijón, Julio César (I86411)
 
48735 XXXX Bautismos, f. 61, Ps. José M. Martinoli y Corina Arijón. Zinny Arijón, Alejandro Fernando (I86410)
 
48736 Ya adulto se radicó en el Perú. Cámara Avendaño, Juan José de la (I10581)
 
48737 Ya difunta en 1710. Ruiz de Llanos Albarracín, Juana (I46786)
 
48738 Ya en 1762, Don Sebastián era Corregidor y Teniente General de la Provincia de Andahuaylas (departamento Apurimac) uno de cuyos distritos era Huancarama en cuyas proximidades poseía la encomienda de Pincos. En 1782 era vecino de la ciudad de Cuzco y por esa fecha compró en diez mil pesos al Coronel Don Isidro de Guisasola una casa ?...que está en la Plazuela que llaman de Loayza de esta ciudad en el "medio de dos callejones el uno que corre linia recta por un lado de la dha casa a la Plazuela de la Iglecia del Convento de Santo Domingo y el otro callejon que sale por el Arco de la Puerta falza del Monasterio de Santa Cathalina a la misma Plazuela de Santo Domingo...". Se dedicó al comercio y su casa poseía un importante giro en paños y alimentos. Ocampo Guerra Guirola, Sebastián José de (I167465)
 
48739 Ya establecido en Salta, sus padres enviaron a Argentina a su hermano Nicola para pedirle que vuelva a visitarlos junto a su mujer Isabel Marquiegui, pero Juan decidió quedarse nomás en Salta. Paulucci Cassini, Juan (I91236)
 
48740 Ya había fallecido a la muerte de su padre. Dorrego Indart, Miguel Germán (I126328)
 
48741 Ya había fallecido cuando su padre inició el pleito contra los herederos de Tomás Newton ("Fallos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación", tomo segundo, segunda serie, Buenos Aires, 1886, p. 65 - GoogleBooks). Salas Escuti, Eduardo Manuel Tomás (I145794)
 
48742 Ya había muerto en 1574. Martínez de Irala, Antonio (I10171)
 
48743 Ya había muerto en 1743. Goyechea, Asensio Antonio de (I38798)
 
48744 Ya viuda, testó el 30-VII-1728 ante Domingo Lezcano, declarándose hija del Sargento Mayor Ignacio Sánchez de Loria y Salinas y María Ortiz Caballero, vecinos de Córdoba. No dejó posteridad. Sánchez de Loria Ortiz Caballero, Prudencia (I34854)
 
48745 Yachtman y estanciero. Realizó sus estudios en el Colegio Negrotto y en el Instituto Libre. Socio del Club de Cazadores y de la Sociedad Rural Argentina. Aguirre Herrera, José Antonio (I80295)
 
48746 Yañiz tuvo una actuación relevante, sobre todo en su Córdoba natal. Estudió en el seminario de la docta, recibiendo de manos del obispo José Vicente Ramírez de Arellano, la ordenación sacerdotal el 4 de noviembre de 1866.
Fue consagrado primer obispo de la diócesis de Santiago del Estero el 10 de Mayo de 1910 por el obispo Pablo Padilla y Bárcena en la Basílica del Rosario del Milagro que la orden Dominicana rige en Córdoba. Toma posesión en la sede de la Catedral el 16 de Mayo de 1910.
Monseñor Yañiz fue el Obispo "planificador", fue el que observó y analizó los problemas de la diócesis. Su labor se vio dificultada por la falta de sacerdotes, por ser una provincia extensa, con pocos medios de transportes y de comunicación, por contar con pocas capillas y oratorios, y porque cuando recibió su designación contaba con una avanzada edad.
Falleció el 19 de Abril de 1926 y fue sepultado en la catedral en la cripta de los obispos, detrás del Altar Mayor, y actualmente sus restos descansan en el hortum episcoporum, al costado del templo de la Catedral Basílica.

Tomado del sitio oficial del obispado de Santiago 
Yañiz Paz, Juan Martín (*) (I607269)
 
48747 Yesterday's Daily Mail gave a rather interesting story about an insight into Edward VII's lifestyle. One of the children of Queen Victoria and Albert, he was 59 years of age when finally crowned in 1901, after his mothers 64 years reign.
He was known for having many mistresses, including Lillie Langtry, Jenny Churchill (Winston's mother). The article claims that the greatest love of his life was the society beauty Daisy Warwick, known for throwing fabulous tea parties at her mansion in Essex. But ... there seems to be no mention of our Accrington connection. And yet it is documented that the two daughers of Mr Steiner - Emma and Lina (Emma Street and Lina Street) were exceptionally friendly with the King. (Steiner owned the turkey red dye works at Church, and lived in Hyndburn House, now the site of Hyndburn Park School and surrounding streets) - Through their fathers wealth, the Steiner family - especially the two girls, preferred the brighter lights of London. Both married Frenchmen and both caught the appreciative eye of the Prince of Wales. Lina became the Countess of Jaucourt and Emma married a Mr Hartman, a Roumanian financier. Emma, who became a personal friend of the King, often used to entertain him to dinner at her house in Berkeley Square, and one of his Majesty's first acts after his accession in 1901 was to grant her for life the use of White Lodge in Richmond Park. The house was beautifully furnished in the Louis XV style and the servants wore French liveries of the period. (She was then 65 yrs of age).
Why Edward granted the extensive property to Mrs Hartmann was never stated! It was a decision, as the Morning Post tackfully observed, that was "likely to be due to reasons of which the public know nothing".
http://www.accringtonweb.com/forum/f134/edward-v11-prince-of-pleasure-bbc2-at-9pm-52408.html 
Steiner Beysser, Victoria Lina (I56899)
 
48748 Yo pienso que Laureano fue reconocido o legitimado por el Matrimonio Anaya Nuñez, no dice adoptado y por lo tanto bien pudo ser hijo de alguno de ellos o incluso de ambos, nacido antes del matrimonio. Ahora si no es así igual debemos mencionar a sus padres que le acogieron en su hogar y lo criaron como a un hijo biológico. Anaya Núñez, Laureano (I37296)
 
48749 ZAMBONI, María Patricia (q.e.p.d.). Falleció el 26/12/2018. A los 55 años. Esposo Félix Agustín Saravia, hijo Félix Saravia, hija política, hermanos, hermanos políticos, sobrinos, primos y demás familiares, participan con profundo dolor de su fallecimiento y ruegan una oración por el eterno descanso de su alma.
Diario El Tribuno, 28.12.2018. 
Zamboni, María Patricia (I62559)
 
48750 Zambrano es familia originaria de la anteigleisa de Santa María de Zambrana, en Guipúzcoa - según apunta el heraldista Julio de Atienza, quien le asigna el siguiente escudo de armas; en campo de plata un castillo de gules almenado de tres piezas, superada la del centro por una rosa de gules, y las otras dos de una estrella de azur cada una; bordura de azur con ocho aspas de oro, alternando, cada una, con letras de la palabra Zambrano, de oro. (Diccionario Heráldico de Apellidos). Los Zambrano, (I64569)
 
48751 ZÁMOLO, Diether, q.e.p.d., falleció el 26-1-2009. - Cristina Guerrero y sus hijos Diego, Sofía y Andy participan con profundo dolor su fallecimiento. Sus restos serán inhumados hoy, a las 10.30, en Jardín de Paz.
La Nación, 27.01.2009. 
Zámolo, Diether (I194098)
 
48752 Zapatero Lastiri Ferrari, Domingo (I177559)
 
48753 Zapatero Martino Costona, Antonio (I177530)
 
48754 Zapatero.
Soltero, sin sucesión. 
Machuca Monzón, Pablo Antonio (I175635)
 
48755 Zapatero. Pacheco de Silva, Francisco (I44425)
 
48756 Zapatero. Oyhandi Masondo, Graciano (I672595)
 
48757 Zarpó para el Río de la Plata como paje del Adelantado Juan Ortiz de Zárate. En la lista de la gente que integró dicha expedición, levantada el 10-X-1572 en San Lucar de Barrameda, figura “Don Antonio de Añasco, natural de Sevilla, hijo de Antonio de Añasco y de Juana Ortiz Melgarejo, de edad de 15 años, tiene una señal en la barba”. Era el muchacho nieto paterno de Diego de Añasco y de Leonor Becerra, y nieto materno de Francisco de Vergara y Ribera y de Beatriz de las Roelas Melgarejo; sobrino carnal, por tanto, de los conquistadores Ruiz Díaz Melgarejo (mi antepasado) y de Francisco Ortiz de Vergara. Más tarde actuó Añasco en la conquista del Guayrá, llegando a ejercer el cargo de Teniente de Gobernador de Villa Rica y de la Ciudad Real. Habíase casado en la Asunción con Ana de Ocampo y Saavedra; hija de Martín Suárez de Toledo y de María de Sanabria; y nieta paterna y materna, respectivamente, de Juan Perez de Saavedra y de Beatriz de Figueroa, y del nominal Adelantado rioplatense Juan de Sanabria y de su animosa consorte Mencía Calderón. por Carlos F. Ibarguren Aguirre Añasco, Antonio de (I10588)
 
48758 Zbigniew Zóltowski nació en 1888 en Myszków, distrito de Szamotuly, Voivodía de Poznan, en el seno de una conocida y respetada familia de terratenientes. Al colegio asistió en Poznan, al Gimnasio María Magdalena. Allí también participó en actividades independentistas, perteneció a la organización secreta estudiantil y fue presidente de la misma. Estudió en Munich y Ginebra. Cuando existió la posibilidad de presentar la candidatura de los polacos de la parte de Polonia anexionada por los Prusianos para el parlamento prusiano, asumió el cargo de secretario electoral de los candidatos a diputado. El Renacimiento del Estado Polaco le dio trabajo en la comisión liquidadora del antiguo territorio anexionado de Lublin, donde fue el director de departamento más joven en los años 1919-1921. Temporalmente, en el período de la guerra polaco-bolchevique, en el despacho del primer ministro Wicenty Witos ocupó el cargo de viceministro del antiguo Territorio Prusiano. Luego del fallecimiento de su padre en el año 1926, tomó posesión de sus bienes y se dedicó a actividades económicas con la verdadera pasión de Wielkopolska (la Gran Polonia). Fue, entre otros, vicepresidente de la Socidead de Terratenientes, ocupó puestos de autoridad en el Bazar de Pozna? y el Banco de Crédito de Wielkopolska. Después del estallido de la Segunda Guerra Mundial y la ocupación de Poznan por los alemanes, el 3 de diciembre de 1939 fue arrestado junto con su hijo por la Gestapo. Al ser liberado inmediatamente se relacionó con el naciente Estado Clandestino Polaco, colaboró con la delegación del Gobierno de la R.P. en Varsovia. Amenazado por un inminente arresto salió del país y en abril de 1940 llegó a Francia. Como persona conocida fue nombrado uno de los más allegados consejeros del primer ministro del Gobierno de Polonia en Paris y Angers, el General Wladyslaw Sikorski. Se ocupó de planificar la futura política agraria de Polonia. Por esto y por el rol cada vez más importante de América Latina en la política exterior polaca, en 1941 fue enviado como delegado del primer ministro en asuntos económicos en Sudamérica y simultáneamente como Delegado de la Cruz Roja de Polonia en Argentina. Puso enorme esfuerzo en la organización, a través del Comité Polaco de Ayuda a las Víctimas de Guerra en Polonia, de asambleas y compra y envío de alimentos y ropa a prisioneros de guerra polacos en Alemania. Fue asimismo el colaborador más cercano del delegado de Polonia en Buenos Aires de aquellos tiempos, Miros?aw Arciszewski. El empeoramiento de la salud de este último causó que prácticamente a partir de 1949 justamente sobre Zbigniew Zóltowskiego recayó la vasta mayoría de las obligaciones diplomáticas y luego de delegado. Por estos méritos fue premiado por el Gobierno de Polonia en Londres con la gran banda de la orden del Renacimiento de Polonia. Murió en 1973, en el exilio en Buenos Aires.

Texto del Dr. Krzysztof Smolana 
Zóltowski, Zbigniew (*) (I103259)
 
48759 Zipriano de Lagraña o de la Graña llegó a ser Sargento Mayor de esa Plaza, en 1758; Hermano Síndico de la Redención de los Cautivos de la Orden de la Merced, en 1750; Alcalde de Primer Voto, en 1757, 1775, y 1781; y Lugarteniente de Gobernador, Justicia Mayor y Capitán a Guerra de Corrientes, en 1757. Asimismo, fue uno de los leales en la Revolución de los Comuneros (1764 a 1766). Graña, Ziprián de La (I60071)
 
48760 Zulma(Poupee?) Ogan Crocker went to be with Jesus on Monday, the 22nd of October 2012 at the home of her daughter Edith ?DeeDee? Hice in Monroe, Georgia. Poupee? as she was known, was born on the 29th of July, 1915 in Fray Bentos, Uruguay to Perceval Ogan and Maria Pesce. She was a lifelong Methodist.
Serving was the call on her life and her love language. She was a devoted wife, mother, grandmother, great grandmother and great great grandmother. Living a life with an open door policy and never meeting a stranger. Her life can be summed up as ?It can be done, and Yes, I will?
Through her desire to help children she volunteered as the 1st librarian at the Kinard Public Library when funds for that position were not available. She also volunteered at the Carr School. Her time and heart were invested into the children, the PreK program; literacy program and helping the immigrants learn English.
She was greatly humbled when her extended family at Carr School and the Calhoun Public Library petitioned the Jefferson Awards Nominating Committee to honor her for her community service and then again when she became a recipient of that award.
She was preceded in death by her best friend and great love of her life, her husband E. Osborne Crocker and her son Eric Crocker.
Survivors include; daughter Elaine and her husband Dr. James Hamilton of Wilmore, Kentucky; son Michael and wife Beverly (Soluri) of Wewahitchka, Florida; daughter Edith and husband Dr. Jody Hice of Monroe, Georgia and son John and wife Crystal ( Pitts) of Kinard, Florida and Jean Ann (Robertson) Crocker, of Coyuca de Benitez, Mexico, wife of her late son Eric. She was also survived by 13 grandchildren, 26 great grandchildren and 5 great great grandchildren.
In lieu of flowers the family asks that donations be given to her beloved Kinard Library and the Carr School.
 
Ogan Pesce, Zulma Angélica (I690610)
 
48761 [Curia 1759 ? 8 de marzo 1759] Matías Bernardo Santana, de 32 años, h. l. de Bernardo Santana y Ana Laoes, natural de la villa Almáchar, obispado de Málaga en Andalucía (había salido de España 8 años antes para Bs. As. y había venido a Montevideo hacía 5 meses desde las Misiones); y María Josefa Muñoz, h. l. de Cristóbal Muñoz y Catalina Rodríguez, natural de la ciudad de las Corrientes. || El matrimonio bautizó a 2 hijos en Montevideo, en Julio de 1760 (1-145) y Agosto de 1762 (1-156v.) y debe haberse trasladado poco después a la villa de Luján donde él tuvo más tarde una chacra y fue pulpero. Matías Santana f. en Luján el 20-8-1783, matado por ?indios infieles? que entraron en la villa por el fortín de Navarro, matando en total a 14 hombres. [Fuente: Génesis de la familia uruguaya ? Volumen 4 ? Pág. 1164 ? de Juan Alejandro Apolant ? 1976]
En Feb. De 1783, María Josefa Muñoz, vecina de la villa de Luján, inició una causa contra su marido quien la había tratado a ella y a sus 2 hijas, Juana y María Ángela Santana, públicamente de rameras. Pidió que él probara ante el Juez el pretendido adulterio y si lo probara que se le castigara a ella como por ley correspondiera, pero si no, que se le aplicara a él la pena del talión. Ella vivía, con sus hijas en la villa de Luján, pero Matías Santana en las afueras en una chacra de su propiedad (A. G. N. Argentina; Criminales, Leg. 22, Expediente 13; Sala IX, 32-3-3). El expediente no tiene tramitación ulterior ni resolución, probablemente por la muerte de Santana, acaecida poco después. [Fuente: Génesis de la familia uruguaya ? Volumen 4 ? Pág. 1167 ? de Juan Alejandro Apolant ? 1976]
[En referencia de las hijas de Matías Santana y Josefa Muñoz] De sus hijas, contrajo matrimonio Juana Paula Santana (n. en Montevideo el 12-8-1762 ? 1-156v.), en Luján el 18-9-1790 (ibíd. 1-154) con Martín Muriñigo, cuya filiación la partida no menciona; y María Ángela Santana, probablemente ya nacida en Luján, c. m. allí el 1-7-1789 (ibíd. 1-144) con José Antonio Barrales. Tampoco esta partida indica la filiación del contrayente. [Fuente: Génesis de la familia uruguaya ? Volumen 2 ? Pág. 1167 ? de Juan Alejandro Apolant ? 1975]
José Rodríguez de Ojeda (natural de Corrientes) c. m. Francisca Romero: sus hijas fueron (1) Eugenia Rodríguez c. m. José de Nieva y Castilla (padres de Ana María de Nieva, esposa de Antonio Borda) y (2) Catalina Rodríguez c. m. Cristóbal Muñoz (padres de María Josefa Muñoz, esposa de Matías Santana). Por conclusión, Pedro José Santana y Vicente Borda eran primos hermanos; éste Vicente contrajo matrimonio con Petrona Ignacia Santana, hija de su primo hermano antes mencionado. [Anotación personal]
Matías Bernardo Santana (n. Almáchar, Málaga, 1727; f. Luján, 20|08|1783) hijo de Bernardo Santana y Ana Laoes; contrajo matrimonio (Montevideo, 08|03|1759) con María Josefa Muñoz, hija de Cristóbal Muñoz y Catalina Rodríguez:
1. Juana Paula Santana Muñoz (n. Montevideo, 12|08|1762) contrajo matrimonio (Nª Sª de Luján, 18|09|1790) con Martín Muriñigo; fue testigo Cipriana Muriñigo.
2. Pedro José Santana Muñoz (b. Montevideo, 07|1760) contrajo matrimonio (Nª Sª de Luján, 11|08|1783) con Cipriana Muriñigo Gómez, hija legítima de Jacinto Muriñigo y Juana Gómez; fueron testigos Matías Santana y Josefa Muñoz:
1. Petrona Ignacia Santana (n. Luján, 01|08|1784; b. Nª Sª de Luján, 04|08|1784; fueron padrinos Manuel Silverio y Juana Paula Santa Ana)
2. María Teresa Eduviges Santana (n. 16|10|1785; b. Nª Sª de Luján, 17|10|1785; fueron padrinos Florencio Villarroel y María Petrona Santa Ana)
3. José Modesto Santana (n. Luján, 15|06|1787; b. Nª Sª de Luján, 17|06|1787; fueron padrinos José Antonio Barrales y Juana Santa Ana)
4. María de los Ángeles Santana (n. Luján, 03|08|1794; b. Nª Sª de Luján, 21|09|1794; fueron padrinos Martín Muriñigo y Juana Santa Ana; s. Luján, 25|11|1794)
5. María Patricia Santana (b. Nª Sª de Luján, 16|04|1797; fueron padrinos Manuel González y Juana Díaz de Adorno)
6. María Gervasia Santana (n. Luján, 18|06|1798; b. Nª Sª de Luján, 03|09|1798; fueron padrinos Félix Silva y Pascuala Zepeda)
3. Ángela Santana Muñoz (b. Luján, 10|07|1768; fueron padrinos José Villarroel y Andrea Rodríguez) contrajo matrimonio (Nª Sª De Luján, 01|07|1789) con Antonio José Barrales Escobar (n. Buenos Aires, 16|01|1739; b. Nª Sª de La Merced, 20|01|1739) hijo legítimo de Juan Silverio Barrales y María Josefa Escobar.
4. María Petrona Santana Muñoz (b. Luján, 03|06|1770; fueron padrinos Andrés Veloz y Petrona Gomez)
5. María Nicolasa Santana Muñoz (n. Luján 10|09|1772; b. 11|10|1772; fueron testigos Pablo Peñalba y María del Pilar)
6. Juan Pablo Santana Muñoz (n. Luján, 27|06|1775; b. 30|07|1775; fueron padrinos Juan Antonio Tondares y Eulalia Chaves)
7. Domingo José Santana Muñoz (n. Luján, 04|08|1777; b. 30|08|1777; fueron padrinos José Ferreira de los Santos y Leonarda Gomez de Saravia)
8. Felipe José Santana Muñoz (b. Luján, 24|08|1780; fue padrino Gabriel Maqueda, Capellán de Nª Sª de Luján)
 
Santa Ana Laoes, Matías Bernardo (I687651)
 
48762 “En esta ciudad de Jujuy en 28 de abril de mil seiscientos y ochenta y siete años, yo Domingo Vieira, desposé y belé, Corridas las tres amonestaciones, según orden de nuestra Santa Madre Iglesia, a Juan Bautista, Natural de los Reinos de España, en la Villa de Oñate, hijo legítimo de Juan Bautista de Tobalina y de Da. Ana Sulaica, con Da. Petronila de Ybarguren, natural de esta Ciudad, hija lejítima del Capn. Dom. de Ybarguren y de Da. Margarita de Castro”. Firma: “Dom. Vieira de la Mota”. (Libro de Matrimonios nº1, folio 74, Archivo de la Catedral de Jujuy). Familia F12315
 
48763 “Hijo mayor, heredó como tal la casa infanzona de su apellido”. Casó el 12-VI-1702 con Catalina de Urrutia. Urrutia quiere decir “el lejano”, pués deriva de urruti, o sea, lejos; Mendieta viene de mendi, monte, y de eta, plural, es decir “montes”; y Goitía se traduce por “cimas”). Testó Francisco de Uruburu en Mendata, ante el Escribano Bernardino de Zacona, y murió con los Santos Sacramentos el 22-XII-1718. Sus restos descansan en la Iglesia de San Miguel de Mendata, en la sepultura de Uruburu, cumplidos sus funerales “con la pompa y solemnidad que requiere su estado”, cual consta en el acta respectiva.
por Carlos F. Ibarguren 
Uruburu Altamira, Francisco (I1424)
 
48764 “Natural de la villa de Portugalete del Señorío de Vizcaya”, según lo declaró el mismo en su testamento. (Carlos Calvo estampa en su Nobiliario que el susodicho fué baut. el 20-V-1680 en Guecho, partido de Bilbao -- que dista solo 5 kilómetros de Portugalete, abra del río Nervión de por medio.

por Carlos F. Ibarguren Aguirre 
Larrazábal Basualdo, Capitán Antonio de (I10504)
 
48765 ¨DE CARMEN DE ARECO (Por telégrafo) Después de una larga y penosa enfermedad, falleció hoy el doctor José A. Fuselli.
Obtuvo su titulo en la Facultad de Medicina de Buenos Aires, estableciéndose en este pueblo en 1881. Ejerció su profesión en Las Flores y Lincoln. Estaba vinculado á las principales familias de ésta. Tenía 56 años de edad¨. (La Prensa, 5.11.1911).
CARMEN DE ARECO SEPELIO DEL DOCTOR FUSELLI-
Carmen de Areco Noviembre 5- Fueron inhumados los restos del doctor Fuselli, ante numerosa concurrencia. (La Prensa, 6.11.1911).
 
Fuselli Seven Barón, José Angel (I84101)
 
48766 ¨DOMINGA CASTEX ? Falleció ayer, víctima de una rápida enfermedad, la señora Dominga Castex, dama extensamente vinculada en nuestra sociedad. La extinta era hermana de los señores Mariano, Feliciano y Fermín Castex, ya fallecidos quienes tomaron activa participación en las guerras civiles, que se desarrollaron en el año 1830, acompañando al general Lavalle en sus numerosas campañas, y luego al general La Madrid. Debido a su edad, 89 años la señora de Castex se hallaba retirada del movimiento social y desde su hogar contribuyó con importantes donaciones para obras caritativas y religiosas. Su fallecimiento enluta á conocidas familias de nuestros círculos sociales. Mañana serán inhumados sus restos en el cementerio de la Recoleta.
En la iglesia del Pilar se dirá antes una misa de cuerpo presente¨ (La Prensa, 24.8.1909).
 
Castex Alcaraz, María Dominga (I80823)
 
48767 ¨El viernes 13 de Agosto de 1858 se casó mi hermana Mercedes con Cossio, siendo los padrinos Tatita y la hermana de Cossio. Los casó Frai Pedro Duran en casa á las 7 de la noche, estaba Tatita enfermo de un pié¨.
DDiario de Agustina Oromí de Blaquier 
Familia F11502
 
48768 ¨En Junio 12 de 1857 á las 7 de la noche, en casa, siendo padrinos Tatita y la madre de Acosta, se casó mi hermana Remedios con Acosta. Los casó Frai Pedro Duran¨.
Diario de Agustina Oromí de Blaquier 
Familia F548
 
48769 ¨Fueron los padrinos Mamita y Cossio (Martin Josée García de Cossio), haciendo las veces de Tatita, y el mismo día la confirmó el Señor Obispo Escalada y la bautizó el Señor Heredia poniendole por nombres María de los Dolores Francisca. De confirmación fue madrina Nieves, mi hermana¨.
Diario de Agustina Oromí de Blaquier 
Blaquier Oromí, María Dolores Francisca (I21713)
 
48770 ¨Murió como una santa -refería su sobrina Trinidad Demaría de Almeyra, que rodeó su lecho en los últimos instantes- pensando en San Martín, que no tardó en llegar algunos meses después, con amargura en el corazón y un desencanto y melancolía que no le abandonarían jamás¨.

El general San Martín hizo construir un pequeño monumento en mármol, en el cementerio de la Recoleta, depositando en él los restos de su ¨Remeditos¨ y donde hizo grabar el siguiente epitafio:
¨AQUI YACE REMEDIOS DE ESCALADA; ESPOSA Y AMIGA DEL GENERAL SAN MARTIN¨, monumento que cubre los restos de la que ¨fué digna hija, virtuosa esposa, madre amantísima, patricia esclarecida y mujer merecedora del respeto general¨.

María de los Remedios Carmen Rafaela Feliciana de Escalada y de la Quintana, que "nació anoche", fue bautizada el 21-XI-1797 en la Catedral porteña por el presbítero Bernardo de la Colina, bajo el padrinazgo de su tío carnal Francisco Antonio de Escalada y de su prima 2a María del Carmen Sobremonte, hija del Marqués Gobernador de Córdoba y futuro Virrey rioplatense. Frisaba Remedios en los 14 años, cuando arribó San Martín a nuestras playas, vinculándose enseguida con la familia de Escalada, cuyo hogar era entonces el centro social mas conspicuo de la ciudad. Ahí se concretó el noviazgo de la niña con el apuesto Teniente Coronel de Granaderos, realizándose privadamente el matrimonio el 12-XI-1812, siendo testigos del mismo, entre otros, el segundo Jefe de dicho regimiento, Sargento Mayor Carlos de Alvear y su esposa Carmen Quintanilla. Tiempo adelante, al trasladarse San Martín a Mendoza en 1815, llevó consigo a su juvenil consorte, junto con la íntima amiga y sobrina de ella, mi tatarabuela Encarnación Demaría Escalada, cuatro años menor que Remedios.

En la capital de Cuyo, la hospitalaria casa de San Martín era frecuentada por la primera sociedad lugareña y los jóvenes oficiales Lavalle, Soler, Pacheco, Olavarría, los Olazabal, Palma, Díaz, Correa de Saa, Zuluaga, Corvalán ,entre tantos militares que , posteriormente, trasmontarían los Andes en pos de su Jefe, para libertar a Chile.

Fechado en aquel año 17, un documento anónimo realista define, a su manera, las características de varios proceres revolucionarios argentinos, y así lo pinta a San Martín: "Don José, Coronel Mayor y General en Xefe del Exército de los Andes, tiene en Buenos Aires grande opinión y muchos enemigos. Su carácter es propio para la guerra. Es severo en la disciplina, honrrado, austero y desinteresado. Ha experimentado en su Exército reiteradas conmociones que ha logrado sofocar. Dicen sin mayor fundamento que se excede en el vino. Ha estado en España, y durante la Revolución ha sido siempre adicto al partido de la Independencia". Debajo de esta referencia alguien acotó: "Es muy duro, de poco talento y difícil de atraer".
En 1819 el Capitán de los Andes manifestó a su mujer que convenía regresara a Buenos Aires, al lado de sus padres. Ella así lo hizo, llevando junto a sí a Merceditas, su pequeña hija, y a la entrañable y fiel amiga Encarnación Demaría Escalada. Estaba Remedios irremediablemente enferma, tísica, y la muerte de su padre agravó su malestar. Los médicos le aconsejaron aire puro de campo, y ella en consecuencia, determinó mudarse, con toda la familia, a San José de Flores, a la quinta de su hermano mayor Bernabé de Escalada, a la sazón ausente en Filipinas; quinta que Bernabé había heredado de su madre Petrona Salcedo. Y en esa finca campestre de recreo murió de 25 años, el 3-VIII-1823, Remedios de Escalada, "esposa y amiga del General San Martín", en brazos de su sobrina Trinidad Demaría (después señora de Almeyra). Los restos de la extinta se llevaron y descansan ahora en el cementerio de la Recoleta.
por Carlos F. Ibarguren 
Escalada de la Quintana, María de los Remedios Carmen Rafaela Feliciana de (*) (I471)
 
48771 ¨Yo Agustina Oromí, me casé con Juan Blaquier el día 19 de Septiembre de 1854 Martes, á los 20 años 2 meses y días de edad, y Blaquier á los 27 años nueve meses y días de edad, á las seis de la mañana en San Miguel¨. Familia F5513
 
48772 ¿Quién era este capitán Mariano Mendizábal? Bartolomé Mitre lo define así:
"Existía agregado al batallón un capitán llamado don Mariano Mendizábal, natural de Buenos Aires, el cual por su mala conducta había sido separado de las filas. Valiente, corrompido y bullanguero, había asistido a la defensa de Buenos Aires contra los ingleses.
El batallón de Cazadores de los Andes era parte del ejército libertador que San Martín dejó acantonado en San Juan al emprender el regreso a Chile. Integrado en su mayoría por sanjuaninos y reforzado con reclutas riojanos, el batallón contaba con 1.200 hombres.
Estos hombres que habían combatido en la campaña de Chile, ya no querían más guerras. Sólo pensar que ahora, cuando habían vuelto a sus hogares, se los enviara a combatir en el Perú, los exacerbaba.
En este batallón estaba agregado Mariano Mendizábal. Pero su situación era distinta al resto de los soldados. El capitán era un gran coquistador... pero de mujeres.
Hombre joven, tenía poco más de 30 años, tez morena, cabellos renegridos y excelente físico, desde joven había tenido mucho éxito con las damas.
Su facilidad de palabra, su capacidad para acercarse a las mujeres y la experiencia que le daban sus años como militar, sumado a que provenía de distinguidas familias porteñas y poseía una buena educación, lo transformaban en un varón apetecible.
Y Mendizábal apuntó alto: la hermana del hombre fuerte de San Juan, el teniente gobernador De la Roza.
Tras pocos días de asedio, la joven Juana De la Rosa sucumbió a los encantos del militar porteño. Y las consecuencias pronto quedaron a la vista: Juana quedó embarazada.
En aquellos años, una situación de esta naturaleza sólo podía reparse con el casamiento. Y eso precisamente es lo que quería Mendizábal, atraído por el poder y la gran fortuna de los De la Roza. La boda se realizó el 28 de abril de 1817, en San Juan.
Mariano Mendizábal pronto advirtió que su cuñado tenía problemas. Cada día estaba más distanciado de la gente y el descontento se generalizaba.
Como administrador de la inmensa fortuna familiar tras el fallecimiento de su padre, Fernando de la Roza, el teniente gobernador comprometió bienes familiares. Ningún pariente se quejó. Hasta que apareció Mendizabal en la familia.
Las dificultades de De la Roza habían recrudecido desde 1818, cuando se presentó a la reelección. El sector conservador -muy ligado a la Iglesia- apoyado por sectores ligados a los grupos montoneros, guardaban viejos rencores y se opusieron terminantemente.
Para colmo de males, el teniente gobernador había declarado la guerra a la familia de Oro de la que formaba parte su esposa, Tránsito de Oro. Entre otras cosas, había deportado a Chile al ex congresal de Tucumán, fray Justo Santa María de Oro.
El ambiente en este tiempo estaba dado para una revuelta. Pero faltaba lo principal: quien la encabezara. Lo lógico habría sido un hombre de arraigo sanjuanino y ligado a los sectores conservadores y de la Iglesia.
Pero volvamos al gobernante en prisión. De la Roza no fue fusilado al día siguiente.
Pero la amenaza seguía en pie. En cualquier momento se lo pasaría por las armas. Esos días fueron un suplicio para el teniente gobernador. Desde su celda, intentaba escuchar lo que hablaban voces lejanas. Estaba alerta ante los cambios de guardia. Cercanos a él, observaba los instrumentos de suplicio. Un sacerdote se le acercaba cada día.
-Prepárese, doctor, en cualquier momento será fusilado.
Dicen que De la Roza se sentía tan mal, tan torturado psicológicamente, que pidió a sus amigos, especialmente a Francisco Narciso Laprida, que le hicieran llegar opio para calmar su ansiedad.
El día 14 pidió redactar su testamento ante la proximidad del cumplimiento de la sentencia.
Mendizábal, a todo esto, asumido el mando militar quiso institucionalizar la revolución. El mismo día que se inició el movimiento, el 9 de enero, convocó al ayuntamiento y al vecindario para un cabildo abierto en la sala capitular.
-Señores -dijo Mendizábal- con el deseo de libertar al pueblo del despotismo, opresión y tiranía del teniente gobernador don José Ignacio De la Roza. Hemos logrado deponerlo y asegurar su persona al amanecer de este día.
Hubo, lógicamente, aplausos para el capitán.
-Encontrándose el pueblo acéfalo -continuó- es preciso designar quién gobernará. Ante la sorpresa general, el siguiente orador fue Francisco Narciso Laprida quien propuso a Mendizábal como gobernador.
Y fue nomás el cuarto teniente gobernador de San Juan, del mismo modo que lo había sido su cuñado cinco años atrás tras una asonada seguida de una votación popular.
Casi dos meses estuvo preso De la Roza. Pero no fue fusilado.
En los primeros días de marzo, Mendizábal le conmutó la condena por la pena del destierro y lo mandó a La Rioja.
Pero De la Roza hizo un viaje mucho más largo. Siguió hasta Perú, como lo hicieron a su tiempo los otros gobernadores de las provincias cuyanas, Luzuriaga y Dupuy. Allí se sumó al Ejercito Libertador.
De la Roza se quedó en Lima, donde murió en 1839, sin volver nunca a su tierra natal ni reunirse jamás con los suyos.

El aventurero que nos dio la autonomía

-¡No, este no es el final que yo quería! ¡La aventura fue demasiado lejos!
Este debe haber sido el último pensamiento de Mariano Mendizábal aquel 31 de enero de 1822, antes que el jefe del pelotón de fusilamiento diera la orden.
Pero allí estaba, en la Plaza Mayor de Lima, Perú. Y la orden llegó:
-Apunten... ¡fuego!
Y allí quedó tirado Mariano Mendizábal, sin comprender qué ocurrió, como pudo pasar todo tan rápido.
Porque Mariano Mendizábal, aquel inescrupuloso capitán, enamorador de mujeres, con alma de bribón; el que sedujo a la hermana del poderoso José Ignacio De la Roza y la dejó embarazada para casarse después con ella y tener una hija, había dado a San Jua
Pero vamos a la historia.
Corría enero de 1820 y Mendizabal era el teniente gobernador de San Juan.
Es cierto que tenía pocos escrúpulos. Pero no era tonto Mendizabal. Ya era el teniente gobernador. Pero para asegurar el poder tenía que lograr que Mendoza, capital de la intendencia, reconociera el hecho consumado. Pero sus ambiciones iban más allá: quer
Enterado de que De la Roza había sido depuesto, el gobernador intendente de Cuyo Toribio de Luzuriaga instruyó al coronel Rudecindo Alvarado que viajara a San Juan al frente de dos compañías de cazadores provistas de piezas de artillería de campaña.
El día 14 Arredondo llegó a Pocito chocando con una guardia sanjuanina, a la que no consiguió atrapar.
Siguió viaje y cuando ya se veía el poblado se encontró con el Batallón número 1 en formación y dispuesto a darle batalla. Tampoco el pueblo apoyó a Arredondo.
Arredondo volvió a Mendoza decepcionado. Y Mendizábal rió para sus adentros: había logrado detener la reacción de la capital de la intendencia.
Ahora él tenía el toro por las astas. Frente la Mendoza dictatorial se levantaba San Juan Federal, marchando hacia su total autonomía.
San Martín desde Chile recomendó prudencia al gobernador de Cuyo.
Desobedecido en San Juan y con un brote de descontento en su propia guarnición, Luzuriaga renunció como intendente de Cuyo.
Inteligente Mendizábal, escribió al director supremo, general Rondeau, ofreciendo obediencia al gobierno central.
Su obra de arte estaba a punto de ser consumada. El 29 de febrero convocó a la población a una asamblea en la Catedral para que decidieran sobre un único punto:
-¿Quieren unirse a las demás provincias federadas o seguir dependiendo de Mendoza?
El 1 de marzo de 1820, la asamblea proclamó la autonomía, con la adhesión entusiasta de la población. San Juan era ya un estado argentino.
¡San Juan había nacido como provincia! Y lo había logrado el aventurero Mendizábal. Ya formaba parte de la historia provincial.
Pero ahí terminó su suerte. Y comienza su noche negra. En un proceso tan rápido como el que lo llevó a la cumbre.
El comandante Francisco Solano del Corro, su socio el 9 de enero en el derrocamiento de De la Roza, comenzó a hacerle la vida imposible. Acusaba a Mendizábal de "traidor a la causa" si se detenía ante cualquier exceso o pactaba la paz con Mendoza.
Mendizábal intentó liberarse de Del Corro y lo envió a una aventura imaginaria a La Rioja. Pero la tropa se amotinó y exigió el regreso de su jefe.
Y Mariano no tuvo más remedio que enviar un chasqui para pedirle que volviera. Tampoco con los vecinos le iba bien al nuevo teniente gobernador. Alguien lo acusó formalmente:
-Faltan varias cajas de caudales públicos. Mendizábal intentó aclarar la situación:
-Las llevé a mi casa ante la posibilidad de que el coronel Arredondo invadiera San Juan.
Nadie quedó conforme. Para colmo, el Batallón de Cazadores de los Andes -transformado en una horda de maleantes que cometían toda clase tropelías-, seguía reclamando fondos. Y Mendizábal no tenía otra alternativa que dárselos.
El 21 de marzo de 1820 una asamblea de vecinos, apoyada por Del Corro y sus tropas, destituyó al primer gobernador, al hombre que logró la autonomía provincial. Exactamente tres semanas después de haberla logrado.
Mendizábal no sólo había dejado de tener el poder. Ahora debía rendir cuentas de los fondos públicos administrados durante sus dos meses y medio como gobernador. El 20 de abril presentó una rendición. Y el 24 Fernández Maradona lo intimó para que en el término de 24 horas repusiera 4 mil pesos que faltaban.
Ante esto, el inescrupuloso padre de la autonomía sanjuanina, con la ayuda de su mujer, se fugó disfrazado de fraile. Ante ello el nuevo gobernador ordenó un sumario, cerrado con la deportación inmediata de Mendizábal.
Mendizábal, como había ocurrido con De la Roza, con el gobernador de Mendoza Luzuriaga y el gobernador de San Luis, Dupuy, fue detenido en La Rioja por las fuerzas del comandante de los Llanos, Juan Facundo Quiroga.
El aventurero militar estuvo un tiempo detenido y remitido luego a Martín Güemes que lo envió a Perú, a disposición del general San Martín.
En Lima, Mariano Mendizábal fue sometido a consejo de guerra y condenado a muerte. José Ignacio De la Roza pidió al Libertador por la vida de su cuñado a pesar que lo había traicionado. Fue en vano.
Fue degradado en la plaza de Huaura y fusilado en cumplimiento de las ordenanzas militares.
Y allí estaba ahora, 31 de enero de 1822, el cuerpo sin vida de Mariano Mendizábal, el primer gobernador del San Juan autónomo, acribillado por el pelotón de fusilamiento en la Plaza Mayor de Lima.
por Juan Carlos Bataller
Fuente: http://www.fundacionbataller.org.ar/nuestra_historia/paginas/el_aventurero_que_logro_la_autonomia.php 
Mendizábal Basavilbaso, Coronel Mariano (*) (I28215)
 

      «Anterior «1 ... 240 241 242 243 244