GENEALOGÍA

Nuestra completa base de datos

Conquistadores, descubridores, gobernantes, caudillos, militares, escritores... descubra quiénes fueron, quiénes fueron sus mayores y quienes son sus descendientes.

Sumérjase en la más completa base de datos de genealogía de las familias tradicionales argentinas.

 

Abrir...

HERÁLDICA

El arte del blasón

Disfrute, infórmese y aprenda disfrutando con los escudos de armas correspondientes a los linajes de más abolengo que han habitado el Virreinato del Río de la Plata.

 

leer más...

HISTORIA

Hechos que marcaron una época

Es imposible separar la genealogía de las familias que figuran en nuestra base de datos de la historia de América. Miembros de los linajes que aquí aparecen estudiados han sido próceres, virreyes, gobernadores, personalidades destacadas, etc.

 

leer más...




Un diario de viaje

Ratio:  / 0
MaloBueno 

 

 

 

UN DIARIO DE VIAJE

 

Por Margarita Manuela Beeche Arana

 

 

Introducción de Alfonso M. Beccar Varela

 

En el año 1884, Margarita Manuela Beeche Arana emprendió un viaje de su Chile natal a la Argentina de sus padres. Estaba a punto de cumplir 39 años, y hacía ya 15 años que había casado en su Valparaíso natal con el salteño Franklin Rafael Leandro Peró Costas, siendo madre de al menos 8 hijos de los 10 que tuvieron juntos.

          125 años más tarde, en 2009, este diario de viaje llega a manos de una tataranieta suya, Manuela Villanueva, que lo transcribe de su original y lo pasa a formato digital, formato en el que llega a mis manos.

          El diario nos da un pantallazo de la vida cotidiana (que empieza con un cruce de la cordillera, ¡nada menos!) de la Argentina a comienzos de lo que fue una era de estabilidad y crecimiento económico que duraría unos 50 años. Cubre tres meses, del 15 de Marzo al 16 de Junio de 1884.

 

 

Viaje a Buenos Aires por la Cordillera de Margarita Béeche de Peró, acompañada de su esposo Rafael Peró y de su cuñado Napoleón Peró.

 

          16 de Marzo. Mi querida Elodia e hijitos: ¡No tuve el valor de despedirme! Muchas ganas tenía de darles un gran abrazo pero no confié en mis fuerzas. En la estación se fueron a despedir Don Pedro Wessel, Torretti  e Isaac Perito. A las 8 am salimos de Valparaíso. En Villa del Mar vimos a Don Melchor Concha y Don B. Irrabazábal. En Limache a Guillermo. En Las Vegas cambiamos tren que nos llevó a Santa Rosa de los Andes donde llegamos a las 11.30 am. En la estación nos encontraron unos caballeros amigos de Rafael y nos llevaron al Hotel Colón en la plaza. La ciudad muy fea, peor que Limache. El jardín de la plaza muy bonito. Sentada en uno de sus bancos escribo esto. Hemos almorzado regularmente y hemos dado una vuelta por la ciudad. Compramos una sandía muy grande por 20 cts. y no valen más que 10 según nos dijeron. ¿Por qué Rosa no se apuró para darle un último vistazo a sus padres? A todos pude darles un beso menos a ella.

Santa Rosa está a 1460 pies de altura sobre el nivel del mar. Creo que se nos va a juntar un caballero inglés que se va a Europa por la Cordillera, mejor, así iremos más acompañados. Vino en el vapor con Napoleón.[1]

          Ya nos vamos es la 1 pm. Vamos en coche con tres caballos hasta el Resguardo donde pasaremos la noche.

          Llegamos al Resguardo a las 4 pm. Muy bueno el camino y muy lindas vistas con el Aconcagua todo el tiempo al lado del camino. A medio camino hay un puente  sobre el Aconcagua pero está en tan mal estado que hay que bajarse del coche empujado por hombres. En ese lugar recogí esa flor morada. En el Resguardo nos han recibido muy bien por recomendación del amigo de los Andes. Aquí vive un señor Rómulo Gimenez con su señora santiagueña y sus hijitos muy amables. La señora se llama María Jesús Días. Él es comandante del Resguardo; por delante de la casita pasa el Río Colorado con el agua trasparente. Nos quedamos sentados en unas piedras a la orilla. De allí es esa manzanilla. Nos han dado el salón para dormir, hemos tendido las camas en el suelo!

          Son las 4 am. No tengo sueño. Ya creí que había amanecido y era la luna!! Estoy escribiendo con vela sentada en la cama. Estas hojas las voy a cortar y se las mando, estas serán mis cartas, me parece mejor porque así serán más largas y Uds. se divertirán más. Cómo les va a mis hijitos queridos? Y a la Nina? Supongo se estarán portando muy bien. Mucho me acuerdo de Uds. y quisiera que estuviéramos todos viajando juntos. Guárdenme estas hojas para recuerdo de mi viaje, en su orden conforme las vaya mandando y las flores me las van guardando con el nombre de dónde son, con eso después las pego y se hace una colección. Los niñitos de aquí tienen un chilote. Se llaman José Manuel, Rómulo, Teresa, Sara, Blanca y Amanda. Dentro de unas dos horas saldremos de aquí. Ya me voy a vestir.

 

          17 de Marzo.A las 6.30 p.m. montamos el camino muy bonito, cerros que llegan al cielo por un lado, por el otro caudaloso río. Yo monté una yegua alazana. Muy buen movimiento pero muy floja. A fuerza de chicotearla nomás andaba. Hemos andado cinco horas, llegamos a las 11.30. He estado muy guapa, las piernas un poco entumecidas, nada más.

Ahora estamos en la posada La Guardia Vieja, donde nos están haciendo de almorzar y a la tarde volveremos a subir. Rafael monta una mula negra y mala. Napoleón un barroso.

A las 2 salimos de La Guardia Vieja y hemos llegado a Juncal a las 5 p.m. así que hoy he andado ocho horas a caballo. He llegado muy cansada, bien entumecida, no podía andar más. Ya estamos en la Cordillera.

El alojamiento es terrible, un rancho de barro y el piso también. La puerta es tan baja que me toca la cabeza y el techo es un poco más. Bien oscuro, sin ventana. Mañana al amanecer saldremos para cruzar la Cordillera e iremos a dormir al otro lado, en el Puente del Inca.

          Adiós hijitos queridos, les manda un beso su mamá.

          Hace un frío rico. En frente de la casucha hay un cerro tan alto que se mete en las nubes e inclinado hacia adelante, parece se le cae a uno encima. Desde Santa Rosa hasta aquí hay 15 leguas y hoy hemos andado desde el Resguardo 10 leguas a caballo.

 

 

18 de Marzo. Salimos del Juncal a las 4 p.m. y llegamos a la cumbre a las 8.30 am. Un camino infernal. Todo el tiempo subiendo. Si se le va el pie a la mula uno va a dar a un precipicio inmenso; hubo ratos que me daban ganas de llorar del susto.

Esto escribo en la misma cumbre, un pie en Chile otro en Argentina. Llegué más muerta que viva, parecía paralítica, entre dos me tenían que hacer andar. Hemos hecho un descanso donde hemos comido. Todos han festejado mucho el charqui de Amelie, dile así que nos acordaremos de ella y del chupe con la leche que estaba muy rica.

La vista de donde escribo es espléndida. La Cordillera del lado Argentino lindísima. En el Juncal se nos juntaron Mr. Gregory Welesh y el mozo Ardestizábal, amigo de Mariano Larratea y otro español que no sé cómo se llama. Todos estamos en este momento reunidos, ellos fumando después de haber merendado y yo escribiéndoles. Después de descansar seguiremos a dormir a los baños del Inca.

¡Adiós a Chile! ¡Viva Chile! 12700 pies de altura.

          Hemos llegado a los Baños del Inca a las 2 p.m. Figúrense, 10 horas a caballo. Es viaje para cabras, no me pillarán más. Después de que bajamos de la cumbre hemos andado cinco horas, a medio camino me tiré al suelo porque ya no podía más. Felizmente con un rato de descanso me refresqué y pude seguir, pero llegué aquí más muerta que viva. Me entra el cansancio por entumecérseme las rodillas, así que por mucho rato después que bajo no puedo ni pararme.

Las tales posadas son indecentes, el alojamiento aquí es lo mismo que el del Juncal. Ahora les contaré del Puente del Inca a donde los baños. Es la cosa más linda, espléndida. Figúrense como esas grutas que pintan como de sal cayendo en picos, de cada pico una gota de agua tibia. En esa gruta brota el agua del suelo como una pila y bien caliente. El gusto es detestable parece con gusto a marisco. Unos picos blancos como de sal, otros colorados, verdes, amarillos como si hubiera caído una masa caliente y se hubiese petrificado en el aire. En seguida de la gruta o más bien parte del puente forma la gruta un puente inmenso de alto, formado de esas mismas sustancias y un río bastante caudaloso que pasa por debajo. Espléndido, y que no haya un hotel bueno! Si fuera de un francés qué maravillas haría. Qué ganas me daban que pudieran Uds. verlo.

          Ya estoy en tierra Argentina. Los huaros aquí todos tienen barba espesa, un pantalón muy ancho y botas encima. Thorner el que era dentista está de paso por aquí.

Nuestros compañeros de viaje se nos adelantaron hoy y han seguido a la siguiente posta pero nosotros no tuvimos valor. Yo estoy muy regalona, entre Rafael y Napoleón me sirven, me tienden la cama, mandan a hacer de comer y acomodan todo el equipaje todos los días.

 

19 de Marzo. Esta mañana salimos a las 9.30 del Puente del Inca y llegamos aquí, “La Punta de las Vacas” a las 10 a.m. Es una jornada muy corta, son sólo cuatro leguas. Aquí hemos almorzado y pasaremos la noche para salir a las 2 de la mañana porque la jornada de mañana es tremenda. 15 leguas y no hay remedio. Hay que ir hasta Uspallata porque no hay dónde alojarse ni darles pasto a los animales. Le tengo un miedo al día de mañana, no sé cómo voy a resistir. Este lugar es muy feo, muy seco y mucho viento así que lo único que hacer es dormir todo el día porque no se puede salir del cuarto.

          Hemos comido carne recién hoy, con cazuela de gallina hemos pasado en todas partes. Qué ventarrones los que hacen por aquí; nos mostraron en la cumbre de los Andes una casucha que todos los años se la lleva el viento y es de ladrillo bien revocado con barro. Parecen un horno, estas casuchas las ves en todo el camino, son para que se guarezcan los correos cuando pasan la Cordillera. Qué temporal en los inviernos, figúrense cómo pasarán que tienen que hacer con el cuchillo un agujero para poner el pie en la nieve porque no se ve el camino, y sólo les pagan $10 y muchas veces tardan 15 días. Este viaje por la Cordillera es bueno para arrieros y peones pero no para gente decente, está bueno para los que están acostumbrados al sol y al viento, imagínense que la mayor parte de los pasajeros tienen que dormir al aire libre porque no hay más que un cuarto y nos lo dan a nosotros por consideración a mí y los demás afuera.

Rafael ha estado mal. Las dos noches en el Juncal le dio indigestión y en el Puente del Inca le dio descompostura que tuvo que levantarse seis veces. Felizmente a la hora de salir se mejoró y no le ha seguido. Le dimos un mate de linaza molida porque no había otra cosa, parece que le sentó. Lo que es mañana no voy a poder escribirles porque saldremos a las 2 a.m. y llegaremos a las 7 p.m. así que ya pueden figurarse cómo irá a quedar mi infeliz cuerpo.

Es probable que desde Uspallata pueda mandarles estas líneas. Denle muchas memorias a todas las amigas que de todas me acuerdo. A Miss Hall que no me despedí de ella también salúdenla. Para Héctor y Teresa también cariños y para mi Matinga querida un abrazo muy cariñoso. Mariquita, Rosa, Arturo, Hocha, espero se estarán portando bien como unos dijes que acompañando a su Nina y cuidando a sus hermanitos. Lucho, Eva, Lili y el hermano Detavito espero que estarán también muy buenos niñitos. Reciban todos muchos besitos y cariños de su mamá.

 

21 de Marzo. Como les dije, ayer no tuve valor para escribirles ni tiempo, tampoco pude mandar estas líneas hasta que llegué a Mendoza.

Salimos a las 3 a.m. con luna y anduvimos hasta las 10.30 sin descansar, hora en que me taimé y dije no seguiría adelante por nada, me bajé y me tiré al suelo, qué caminos tan secos, el río corre allá en el fondo de un barranco corvo para hacer burla al pasajero que se muere de sed, parece río de fuego porque no fertiliza el campo. El camino, espinas,  a ambos lados cerros de piedras sin una planta, así es parte del camino. Otra, pampa inmensa con arbustos chicos de espinas sin una piedra donde poder bajarse y guarecerse del sol, un viento que se la volaba a una y ni pude usar el quitasol… Ese fue el día de ayer.

          Llegamos a Uspallata a las 5 p.m. Cada cinco o seis leguas recién encuentras agua que tomar. Llaman posadas una pirca de piedras donde se guarecen del viento, allí hacen su fuego y duermen al aire libre. En una de estas posadas que era una gran piedra y donde corría una cascadita nos bajamos a almorzar. Nos habíamos olvidado de llevar jarro y no teníamos con qué tomar agua. Al fin el mozo desenterró de su alforja una fuente de loza, con eso tomamos agua. Hizo un fuego y puso a calentar agua. Yo mientras tanto eché un sueño en una piedra. Calentaron una sopa de conserva y comimos un pedazo de carne fría. Después lavaron el tarro de lata donde venía la sopa, calentaron agua y tomamos café en el mismo tarro. Este fue nuestro almuerzo. Después de descansar una hora en todos estos afines, otra vez al caballo. La silla de montar mía salió malísima. Ha lastimado a una yegua, un caballo y una mula, distintos animales que me ponían tan incómoda que parecía que me caía a cada momento. Hasta que al fin intenté montar como hombre. Figúrense mi facha, parecía un clérigo con la sotana arremangada. Me puse las polainas de ciervo de Rafael y espuela en un pie y así he concluido el viaje; incomodísimo porque como la silla tiene unos bordes puesto que no era para montar así, me maltrataban horriblemente. Eran machacaduras en las piernas pero no se me hicieron lastimaduras.

Uspallata es un lugar un poco mejor porque se ve algo de verde. Lo que es la posada misma cosa, un cuarto embarrado desde el techo hasta el piso.

          Salimos a las 3 a.m. con luna y llegamos aquí que se llama Villavicencio a las 2 p.m. Nos habían dicho que llegaríamos a la tarde así que pedimos el coche para ir a Mendoza para mañana a las 6 a.m. cuando podríamos habernos ido hoy mismo hasta Mendoza y no, que hemos tenido que quedarnos en este miserable lugar donde no hay pasto para los animales, un cuarto tan sucio con agujeros en el techo que se ve el cielo; aquí les escribo en un catre muy elegante como tienen estos hoteles, un gran hoyo de barro.

Me he lavado hoy por primera vez desde el lunes, para qué contarles el color del agua… En fin, mañana llegaremos a Mendoza con cara limpia, con qué gusto se lava una después de tantos días, es como ir a una fiesta. Rafael está haciendo esa misma operación en este momento, yo escribo con la vela en la cama. Ya concluyeron mis trabajos de mulas y caballos, no necesito hacer más penitencia en esta cuaresma, con lo que he sufrido estos días hay para tres. Les contaré que las señoras mulas no andan sino chicoteando todo el tiempo o espoleándolas. Hay que ver cómo una se vuelve como una máquina, pega, pega, arrea y arrea, que es lo que más cansa. Por la noche tenía el brazo machucado de tanto chicotear y no crean que por eso se mueven más ligero. Al fin de la jornada es inútil todo porque han de ir paso a paso. Es cierto que llegaban todos matados los pobres animales con esa maldita silla. En fin, ya concluyó y le he hecho mi cruz a la Cordillera y no le aconsejaré a ninguna señora hacerlo. Es cierto que con un buen animal y buena montura sería la mitad de sufrimiento, pero a pesar de estos se sufre mucho. Como dice Napoleón, en este camino hasta los guanacos tienen que usar mucho su aguante. El camino del lado de Chile es muy lindo ya  poblado. A cada rato encuentras un ranchito, pero de este lado es muy árido, al menos hasta aquí y andás leguas y leguas sin encontrar habitación alguna.

          Hoy fue un poco mejor el camino y el día estuvo más fresco. Si no hubiera sido por la mal montura no habría estado tan malo, hicimos nuestro almuerzo en el camino, lo mismo que el día anterior. Donde almorzamos me encontré una pluma de cóndor tan grande que mide tres cuartas parte de mis ocho dedos. La guardé para llevarla a Maguita y Rosa para que la cuelguen en la pared de su cuarto. Ya se han acostado Rafael y Napoleón así que hasta mañana en que les mandaré esta de Mendoza. Adiós queridos, un beso de la mamá.

 

22 de Marzo.A las 6 a.m. salimos en coche a Villavicencio. Un coche muy bueno, todo rodeado de vidrios, muy bueno para ver el campo pero muy malo para el sol porque no tiene cortinas así que hoy nos asamos hasta atravesar las pampas hasta que tuvimos que colgar la capa de viaje de Rafael para resguardarnos. Qué camino tan feo, pura pampa con espinas. En Chile el fin de todo paisaje es un cerro, aquí parecen mares de tierra, no les ves fin.

Llegamos a Mendoza después de cinco horas. La entrada es bonita, con alameda todas las calles que son muy anchas, como la Victoria y aún más y con árboles muy derechos. Yo la encuentro como Quillota, las tiendas por el estilo, mitad despacho mitad tienda. Hay una muy grande y bastante buena. Habían unas muñecas muy grandes y corderos con cachos de oso como el de Maguita, me acordé de mis hijitas al ver las muñecas.

          Hace un calor terrible, todo el día hemos estado tendidos en cama medio dormidos, recién esta noche salimos. Dicen que hay 350 coches aquí y realmente se ve mucho trajín en el día, pero siempre va un solo hombre adentro, lo que es mujeres parece que no las hay en esta tierra. En el día vi tres de manto y abanico que parecían del pueblo, yo creí que sería por el calor y que a la noche se vendrían a pasear a la plaza, pero nada. Encontramos en la calle unas dos familias. La mamá con dos hijas, todas sin sombrero, en talle, vestidos blancos y abanico, no he visto más. Veremos mañana en misa. Dicen que la gente del pueblo va con manto y las señoras con velo o sombrero, yo iré con esto último porque no tengo más. El hotel está en la Plaza del Teatro, que tiene varios otros nombres, como Plaza de la Aduana y no sé qué otros. Dicen que hay otra muy linda, veremos mañana.

          Esta tarde estaba parada en la puerta del hotel y vi venir una señora con un caballero muy bien vestido y de sombrero, pero al momento me pareció inglesa o alemana. Pero el caballero no se acercó y se sentó en frente del hotel (porque aquí la mayor parte de las casas tienen unos sofás para sentarse a tomar aire al lado de afuera). Después de un rato me vino a hablar, y sabés quién era? Florencia Martínez casada con Tocornal[2] que viene de Europa y se vuelven por la Cordillera. Tuve mucho gusto de verla, está muy conversadora, comimos juntas y pasamos la noche también, salimos a pasear y tomamos helados en medio de la plaza. Habían puesto unas mesitas y ahí se sienta una a tomar helados como los que venden por la calle allí, piden un real por copa.

          Ha pasado un gran peligro. Ayer se les rompió un eje en el tren y se hicieron pedazos los carros, habiendo varios heridos. Florencia, su marido e hijo se salvaron milagrosamente sin ninguna novedad fuera del susto, que fue mayúsculo. Mañana se van a Chile.

El hotel es regular. Los cuartos no tienen alfombra sino ladrillos pero están bien amueblados, las paredes son pintadas y más bien diré blanqueadas, como la pintura que le ponen al cuartel, no sé cómo se llama, en fin, blanqueadas como si fuese papel,  y otras decoradas en las esquinas. Mucho trabajo para pintura tan ordinaria. Los techos son de ladrillo pintado de blanco.

No he visto más que una casa de dos pisos y el teatro, que también parece una casa ordinaria de dos pisos. En la plaza frente donde vivimos hay árboles pero no jardín y al centro una torre con un reloj. Los coches son mejores que los de Valparaíso, casi todas son victorias muy decentes. Aquí todas las mujeres del pueblo usan grandes chaquetillas o chasquillas desde media cabeza, aún las mujeres en el medio de la Cordillera en las postas, todas rotosas, unas indias más feas y muy de chasquillas.

 

23 de Marzo. Hoy fuimos a bañarnos a media hora de camino del hotel, a los baños de Colón. Son unos pequeños estanques que les llaman piletas, muy agradable el agua, muy templada, no daban ganas de salirse.

Después fuimos a pasear a la plaza grande, es muy bonita, es más bien un parque, figúrense que la taza de la pila es tan grande como todo el centro de la Plaza de la Victoria, tiene kioscos rústicos en un cerrito y otros no rústicos. Es un bonito paseo.

La iglesia es de lo más fea, como las peores de Limache. Habían unas cuantas con sombrero pero muy feas y de mala facha, poca devoción, no comulgó ni una persona y no muy concurrida la misa a pesar de que dicen es la iglesia más concurrida. Todas con abanico, no usan quitasol, con el abanico se tapan aún las del pueblo, todas lo llevan.

Ese suspiro rosado es de la plaza de Mendoza. Hay una casa bonita que es la escuela Sarmiento[3], creo que es la mejor casa que he visto aquí. Las escuelas tienen muy buenos edificios, esa Sarmiento tiene unos árboles como para que jueguen los niños. También hay  unas fuentes, con el tiempo ésta puede ser una gran ciudad, las calles son muy buenas y bastante extensas. Ahora me ha parecido mejor que Quillota. Es cierto que es triste, falta de animación, pero eso se remediará con el aumento de la población.

El antiguo pueblo arruinado por el temblor está inmediato a este, se juntan y se van poblando nuevamente.

          Acabamos de recibir el parte de Uds. que se encuentran bien, de lo que nos alegramos mucho; qué ganas tengo de recibir cartas, pero no las tendré hasta B. Aires, Uds. van a recibir mías antes.

 

24 de Marzo.Anoche fuimos al teatro con Florencia. Tomamos un palco, era a beneficio de unos abuelos. Dieron “El Pañuelo Blanco”, una comedia muy bonita, una niñita como de 6 años representó, lo hacía muy bien, estaba muy bien representado. El teatro es más o menos de la categoría del Odeón según la concurrencia. Qué feas son las mendocinas y gusto tan malo para vestir, están muy atrasadas en modas.

          Estamos aburridos de muerte. No hemos podido irnos porque no alcanzaron a cambiar la moneda, y como ayer era domingo estaba cerrado el banco y ahora creo que no hay tren hasta el miércoles y ahora han salido Rafael y Napoleón para hacer diligencia a ver si nos podemos ir mañana.

A Doña Genoveva Villanueva[4] no la hemos visto porque no está acá, está en Luján. A otro primo de los Villanueva que le trajimos carta tampoco la entregamos por la misma razón.

No hay más que dormir todo el día, no tenemos libros, no conocemos a nadie y no hay cómo salir por el calor.

          Nos vamos. Ahora sí que es de veras. Mil cariños para todos. Adiós mis hijitos queridos y un fuerte abrazo para mi Ñatinga de Margarita.

 

31 de Marzo. Rosario. Salimos de Mendoza el miércoles 26 a las 7 a.m. en una silla de posta que es como un birlache un poco más ancho pues cabíamos los tres. Habíamos conseguido del Gobernador permiso para tomar el tren en la punta de los rieles, una parte que no está aún entregada al público y así nos íbamos a ahorrar mucho camino de coche. Para hacer esto teníamos que desviarnos del camino principal. Fue inútil porque no había tren ese día y no hubo más que seguir adelante en la silla hasta Villa de la Paz[5]. Pero los caballos se cansaron y no había remuda hasta una hora más de camino así que nos quedamos plantados. Íbamos a mandar traer los caballos cuando pasó la diligencia y como ambos vehículos eran de la misma empresa nos ofreció llevarnos y que la silla nos alcanzaría en la siguiente parada, como que iba desocupada podía andar mucho más ligero. En este concepto dejamos todo nuestro equipaje de viaje, como chalones y demás abrigos, alguna ropa, los sombreros de Rafael y Napoleón porque se habían puesto unos gorros para estar más cómodos en el coche, el necesaire de Rafael donde tenía unos papeles de importancia y alguna que otra menudencia de toilette para el viaje. Nos fuimos a la diligencia. Estas llevan seis pasajeros en el interior y dos en el pescante y van tiradas por doce caballos puestos de a tres, un cochero en el pescante que dirige los tres primeros caballos y un hombre montado en cada una de las otras parejas.

Nuestros compañeros de viaje eran en el interior dos italianos, el uno tendero y el otro zapatero. Muy políticos, al momento nos cedieron los asientos de atrás y uno me ofreció la almohada que llevaba y que fue un paño de lágrimas en los terribles vaivenes que daba la diligencia. Pobres bachichas! Iban tan cómodos sin nosotros y sin embargo nos recibieron tan gentilmente, no fumaron nunca dentro del coche y no se movían ni conversaban, les he quedado muy agradecida.

Los del pescante eran un joven Otamendi de B. Aires, reportero del diario La Prensa, muy buen mozo, rubio, ojos azules, alto; el otro, muy tostado por el sol pues trabaja en el campo, pero nada huaso como se ponen nuestros campesinos. Su vestido original parece es el traje de los jóvenes del campo: una camisa de franela gris con canesú suelta hasta un poco más debajo de la cintura, abierta adelante, con un chaleco de piqué blanco sujeto a la cintura por un ancho cinturón de cuero con broches de plata, pantalón bombacha y botas charoladas, sombrero gris de paño de esos comunes, de ala un poco grande.

Principió el viaje bien, fuera de uno que otro sacudón, llegamos a la posada donde remudaron los caballos. Allí comimos una gallina fría con pan que era lo único que llevamos de la silla a la diligencia, los jóvenes nos convidaron uvas muy ricas que habían en la posta. Esto era como a la 1, hora en que recién almorzamos con lo dicho. En Mendoza qué buenos vinos habían y tan baratos, seis racimos  bien grandes por un real.

Salimos de nuevo y principiaron los trabajos con los nuevos caballos. No querían moverse y palo con ellos y chicotazos que les corría la sangre, todo el tiempo que estuvimos en la diligencia fue un tormento, el mal tratamiento que se daba a los animales era terrible. Unos pobres mancarrones que no tenían fuerza para moverse, uno se cayó al suelo como muerto y a fuerza de palo lo levantaron. Volvió a caer, ya lo creíamos muerto pero los palos lo volvieron a la vida. Yo me tapaba los ojos y oídos porque me estremecía de ver ese pobre animal chorreando sangre por la boca. Así anduvimos todo el día.

Llegó la noche y con esto crecieron mis aflicciones. La silla no aparecía, no teníamos con qué abrigarnos y tuvimos que pasar hasta las 2 a.m., hora en que llegamos a Villa de la Paz, así. Toda la noche hubo relámpagos. Se apagaba uno y venía el otro. No eran como los que vemos allí, hermosísimos y terribles a la vez estos y un viento muy fuerte y una garúa menuda aumentaban lo siniestro de la noche.

En Villa de la Paz había una posada con un salón muy grande, llena de gauchos tomando algo pero no bebiendo. Nosotros también cenamos con mucho gusto después de 19 horas de coche y entumecidos de frío.

A las 5 a.m. tomamos un tren y nuestro equipaje no llegó. Nos acomodamos en el tren muy fácilmente como que no llevábamos sino nuestro cuerpo pero el frío era grande! Y parecía que estaba una toda húmeda. Al fin consiguió Rafael un poncho del conductor del tren y con eso me taparon y nos pusimos a dormir como podíamos bien acurrucados en nuestros asientos. Habían unos largos como camas pero se los tomaron todos así que ni eso conseguimos! Todo el día siguiente anduvimos en tren. Almorzamos en la estación de San Luis, comimos en la de Río Cuarto. Buenas estaciones y buena comida, hasta las 11 p.m. que llegamos a Villa María y cambiamos a otro tren. Aquí tuvimos la felicidad de que un señor Carlos Mansilla[6], prefecto marítimo de B. Aires me invitase a ir en su cama especial que había para él, agradecimos mucho esta atención, porque sin conocernos era mucha amabilidad. Realmente tiene razón Rafael que decía que la gente de su tierra es muy atenta, en todas partes nos han tratado muy bien. Aún la gente del pueblo contesta con tanta cortesía… El carro en que viajamos era magnífico, un salón con seis sofás cama, un lavatorio y otros necesarios. Al lado vi otro salón más chico donde se alojaba Mansilla quedando nosotros en uno. Otamendi y un caballero enfermo todos invitados por Mansilla en el salón grande. Tuvimos que recurrir al conductor que esta vez era inglés para abrigos. Nos trajo una frazada con la que nos tapamos Rafael y yo poniéndonos pie con pie en un sofá, Napoleón se quedó de verano. La lluvia seguía todo el tiempo hasta que llegamos el viernes 28 a las 9 a.m. al Rosario, sin habernos desnudado desde Mendoza.

El camino pampas y pampas, nada más. Anduvimos hasta cinco horas seguidas en tren sin ver nada más que mares de tierra que por cierto no es muy divertido. Llegamos lloviendo al Rosario. En la estación nos esperaba Colombres[7], es muy caballero y simpático. Nos fuimos en coche al hotel del Universo. Los coches son muy buenos, parecen particulares. En la puerta encontramos alDor. Villanueva con Luis, qué gusto tuvimos! El hotel es muy bonito, de tres pisos con un patio enlozado con macetas con plantas. Muy alegre el hotel, con mucho aire y luz, pero los cuartos mal tenidos. Tenemos un salón en los bajos a la calle y un dormitorio bastante grande.

Ha seguido lloviendo tres días. Recién hoy hemos visto el sol. El Rosario es una población muy grande y todas las casas buenas, generalmente de bajos y todas del mismo estilo, un patio con macetas y piezas alrededor, lo que las hace muy alegres. Están muy aseadas y pintadas al temple, Valparaíso pero no hay un solo rancho, parece que no hubiera gente pobre, hemos andado por todos los arrabales y no hay casas pobres. Todas son buenas y nuevas y limpias y todos los edificios públicos son mejor que en Valparaíso. El tranway también es mejor allí, los carretones son tirados por un caballo y sólo pueden llevar 20 quintales de peso. Los fruteros son italianos. Es una verdadera invasión de esta nacionalidad, sin exageración, oyes tanto italiano como español. Las tiendas no valen nada. Las para hombres son mejores. La plaza 25 de Mayo tiene un bonito monumento de mármol blanco con cuatro estatuas: Rivadavia, Belgrano, Moreno y San Martín. La iglesia única que hay la están edificando dejando adentro la vieja por no dejarlos sin iglesia, la de adentro es feísima. Muy poca devoción hay, me tocaron a mi lado cuatro elegantes de sombrero (algunas van de manto y de velo) que se llevaron conversando en alta voz como en su casa. Aquí son más fachosas y elegantes que las chilenas, por el estilo de Elena Bartels, ese aire. En general son altas, robustas, se visten en general mejor que en Valparaíso. No he visto los edificios que vemos allí. Todas visten bien, más exageradas en pouffs y sombreros y vestido muy corto, unos sombreros muy grandes con muchas plumas y flores, de esas grandes alas, llamadores de atención. Sin embargo ha llamado la atención el mío de Manila, no hay ninguno de ese estilo aquí pero para reírse, la pura verdad se han reído de mí. Ya Rafael lo había notado pero no me dijo nada hasta que yo lo advertí y no sólo una sino varias y una chiquilla se dio vuelta y se quedó mirándome con la boca abierta hasta que su mamá tuvo que tirarla del brazo para que siga su camino. Y si hubieran visto el que ella llevaba la tal mocozuela, el más extraordinario que he visto en mi vida, era una verdadera paila parada alrededor de la cara, qué fenomenal sombrero! Una de las cotorras de la iglesia estaba de traje negro y zapatos de marroquí colorado como los de Octavio, pero aún así llamaba mucho la atención porque advertí que la miraban mucho a los pies y con razón! Era muy buena moza, pero el estilo de Emilia Arias.

Me vino a visitar anoche la de Colombres[8], buena moza y simpática, de tipo más suave que las otras que he visto. Ayer domingo fuimos a comer con ellos. Tienen 7 hijos. Carmen de 12 años parecida a Teresita, Gervasio de 10 bonito muchacho, Cira de 7 jorobada, Eduardo de 6 bonito, Arturo de 4 por el estilo de Lucho ñato simpático, Lastenes (qué nombre tan raro) de 2 y María Azul de 14 meses, feíta. Comió allí una hermana de la señora, joven, bastante buena mocita.

          Qué usar tanto el “ché”, especialmente las mujeres, venga o no venga al caso lo meten. Hoy fuimos a pasear a la orilla del río con Napoleón mientras Rafael negociaba con Colombres, van a seguir en la sociedad, ya están convenidos por tres años más. Fuimos a ver un granero donde limpian, escogen y ensacan trigo y lo embarcan. Es como una torre alta de 7 pisos, subimos setenta escalones, la vista era espléndida de la ciudad, campiña y río. Como no hay cerros se veía el campo hasta perderse la vista, el río muy bonito con muchos buques. Hay una barranca alta y allí atracan los buques así que de arriba los cargan con pescantes, estuvimos viendo desembarcar rieles, qué cantidad de materiales para ferrocarril, hay pilas de rieles, etc. Después fuimos a conocer el Teatro Olimpo. Es muy bonito adentro, bastante grande, con dos filas de palcos y una galería con asientos y la cazuela, los palcos sin pilares como el de Santiago y un buen salón para descanso.

          El pan es muy bueno aquí lo mismo en Mendoza, bien blanco y como bizcochuelo, de harina del país.

          Ya apareció nuestro equipaje. Nos robaron un chalón pero en fin, no es mucho. Aquí como en Mendoza todas están de abanico, hasta las chinas y chiquillas; en la iglesia están alzando y se oye el ruido del abanico, abre y cierra y eso que hace mucho frío ahora. Aquí hay un buen sistema en entranway para que no roben los conductores, tienen un librito como el de los bancos con talones y a cada pasajero al recibir los cinco centavos le entregan un papelito rompiéndolo a la vista del pasajero y él tiene que responder a la empresa por los papeles que falten. Así es imposible robar y no necesitan vigilantes. El tranway no tiene más que asientos abajo.

          Aquí hay una comodidad muy grande para criar a los niños con mamadera, las vacas vienen tres veces al día a la casa. En este momento, 8 p.m., se oye el cencerro que traen las vacas al cuello, y están esperando a la puerta del hotel. No he visto desde que salí de Chile más que un borracho, que fue en el camino donde trabajan con el ferrocarril. Ayer fuimos a pasear por el mercado que es barrio extraviado y día domingo y no había ni un borracho! Rafael y Napoleón fueron a conocer unos clubs, de día no va nadie porque sería muy mal visto el que jugara a esa hora. En los café donde hay entrada a tomar una copa estaban los jóvenes tomando dulces y pasteles o café. Qué bueno sería fuese así en Chile.

 

1 de Abril. Hoy es día de mi Lilí querida y desde que desperté me acordé de ella que estará muy contenta con la negra que le había dado su mamá. Fui a oír misa por ella y le manda su mamá muchos besos, cariños y mordiscos en esos cachetitos ricos duritos y yo le he de llevar una muñeca bien linda a mi hijita rica.

A las tres saldremos para Buenos Aires. Adios, no dejen de escribirme bien largo y toditos hasta Octavio. Mil cariños para todos de su mamá. Esa flor amarilla es de un jardín pero no era bonito y la ramita verde del patio del hotel.

2 de Abril. Buenos Aires. Ayer salimos a las 3 p.m. del Rosario en el vapor Meteoro. Es un vapor tan angosto que tiene nueve pasos míos y bien largo. Nos dieron un camarote con vista a la proa, toda con vidrios así que estando dentro podíamos ver todo, y como hacía mucho viento nos vino muy bien porque no se podía estar fuera. La vista del Rosario desde a bordo es muy bonita, parece que estuviera edificada en un cerro, es porque el río corre al fondo de un barranco. Este vapor no es de los mejores. Hay dos compañías: una que va al puerto de Campana en que son mejores los vapores pero el camino no es tan bonito y otra línea va al Tigre que es mucho más bonito y hay que andar menos en tren y se entra por las quintas de Bs. Aires y como de esta son agentes Rafael y Colombres, preferimos esta. Vinimos perfectamente, la comida muy buena. Tenían tres clases de vino además de oporto, jerez y cognac. El comisario del buque era muy amable y de muy buen trato. El tiempo fue lo único malo porque venteaba tanto que nos tuvo presos, la luna nublada y después principió a llover así que no pudimos gozar del paseo y precioso viaje tanto como hubiera sido con el sol. Qué espléndida navegación, más suave que en el tren y las costas de ambos lados llenas de vegetación. En el Rosario tiene 15 cuadras de ancho el río, después entramos en unos canales en que no cabía más que el buque, no se veía el agua a los lados más que los sauces; bosques tupidos de estos a ambos lados. Yo cogí esa ramita de sauce al paso. Pasamos en la tarde por un puerto de San Nicolás muy pintoresco. Allí nos demoramos un poco mientras cargaban no se figuran qué… 5 toneladas de pomos vacíos que habían usado en el carnaval en ese miserable lugar. Eran de esos de plomo con agua de olor y los vuelven a Bs. Aires donde hay fábrica de ellos y los venden por el plomo, negocio que hacen los muchachos, los recogen y los venden al agente de la fábrica. Ya cerca del amanecer nos embancamos en la orilla, parece que esto es muy común y no hay peligro, amarran unos cordeles en los árboles del costado opuesto y con unos palos lo sacan.

          Qué navegación tan pintoresca! De cuando en cuando entran unos pequeños canales a tierra y ahí aprovechan para hacer una casita puesta sobre palos por ser el terreno muy húmedo, parece cosa de pintura. En algunos trechos hay flores en las orillas enredadas en los sauces, una enredadera como suspiro blanco pero más grande. Es muy lindo el río y dice Rafael que con sol es muy lindo, verlo entrar y salir, ya me lo figuro. Al pasar vi una quinta de Sarmiento toda a la rústica, la casita muy mona con un mirador en los sauces, unos baños en el río, sus botes, en fin, muy bonita.

Llegamos a San Fernando a las 7 a.m. lloviendo siempre. Allí atraca el vapor a la misma tierra, como que es un canal, de a bordo se salta a tierra y a las cuatro varas está el tren.

Ya aquí empezamos a divisar el Plata, porque donde navegamos es el Paraná, después se junta con el Plata y se vuelve un mar. Es exactamente como este, no alcanza la vista a la otra costa, dicen tiene 20 leguas aquí de ancho. Paramos en varias estaciones. La mejor fue Belgrano, que es la más próxima a Bs. Aires. Es como Viña del Mar allí, llena de quintas, casas muy lindas pero distintas de las de allí, estas son siempre de ladrillo, algunas parecen un castillo. Allí están pasando el verano los González así que no veré todavía a Rosa. Se puede ir a Belgrano en tranway y en tren. Después pasamos por tres grandes paseos de B. Aires: la gruta de la Recoleta y el Parque 3 de Febrero y también el Parque 4 de Julio, todos a cual más lindos, con pilas, fuentes, estatuas, lagos; todo esto lo vi al paso nomás.

          Llegamos a B. Aires. En la estación nos esperaba Florentín Uriburu[9], es mejor que su retrato, por el cual nos parecía chinchoso y no lo es, parece muy tierno y amable. Es un hombre como Amaranto Ocampo, no de físico, pero en todo lo demás, su modo de hablar, metal de la voz y lo que dice, es decir su clase de conversación, es idéntico. Como llovía venía en coche, no pude ver bien pero parecía muy lindo. El hotel nada de particular; tenemos un salón a la calle, en los altos dos dormitorios, pero vamos a ver si conseguimos en los bajos porque así aunque llueva estaré entretenida viendo pasar la gente.

Estábamos almorzando cuando vino Lawson. Tuve mucho gusto y pena de verlo porque está muy flaco y viejo. En el día me ocupé en acomodar la ropa mientras que Rafael y Napoleón salieron a hacer unos partes. Vino Carlos[10] con Manuel Dorado de Quilmes donde están veraneando todavía. Los dos están muy gordos y muy bien. Manuel no parece enfermo. El domingo vamos a ir a almorzar a Quilmes. Carlos ha fletado un buque para traer sus cosas, trae coches, caballos, muebles y qué se yo qué infinidad de cosas, y va a comprar un terreno para hacer casa. Sin embargo dice que se vuelve a Europa y que estas cosas son para sus hermanos, que quiere gastar su plata porque si no después sus sobrinos beberán champagne a su salud cuando él se muera. Tiene $100.000 de entrada. Podría acordarse de su ahijada, gastan horriblemente pero no hacen lucir su plata y por otro lado son tan mezquinos en algunas cosas…

 

3 de Abril. Ayer vinieron a visitarnos Florentín, Manuel Larratea que lo he encontrado flaco y muy suspirador, un joven Ugarriza salteño y Pancho Uriburu[11] que es un gran personaje aquí. Quién lo conoció en Chile cuando iba de Salta de compras con su fachita de pije y ahora todo un gran señor, vino en su coche y verle ahora su modo tan de corte, dicen está millonario y es realmente un hombre de mucha importancia. Ahora está de presidente del Banco de la Provincia que aquí es un puesto muy honroso porque lo nombra el Congreso y tiene sueldo y todo el manejo de las operaciones.

Ayer no me moví del hotel y hoy ha amanecido lloviendo siempre, así que quién sabe no podré salir tampoco. A más estoy con dolor de garganta con la mojazón de ayer al transbordarse de vapor a trenes y coches.

En este año se han inaugurado 6 escuelas en B. Aires, en la ciudad solamente, y dicen van a inaugurar 90! en este año, qué les parece, en una sola ciudad, es admirable con razón se entusiasma Rafael. Adiós otra vez, mucho los recuerda su mamá. Guarden bien las flores que mando sin confundirlas y las páginas también.

          Manuel Larratea nos contó que un joven que ha llegado de Europa le ha dicho que Belisario[12] ha dado un gran baile en París que ha llamado la atención y dicen que este joven que es Larrain tenía su retrato de pantalón corto y media de seda que es como se usa ahora para ir a los bailes y como fue al de Belisario.

Aquí en frente tengo una pared donde pegan carteles, ahora hay tres teatros, los fui recordando. Hoy hay tres funciones. El Politeama Argentino donde hoy dan equitación y pantomima, “Una noche en Pequín”, feria chinesca. En el Teatro de Variedades una compañía lírica francesa dan “Les Braconniers”. En el Teatro de la Ópera el drama “Lucrecia Borgia” en francés. La ópera italiana no funciona hasta el 1º de mayo, dicen va a ser espléndida. Así son los precios: $8 por asiento y $30 el palco. El tenor que viene es Tamagno. También hay otra función en el Teatro Nacional, “Kermesse”, a beneficio de los huérfanos franceses, este es un concierto vocal e instrumental.

          Hoy me han traído un piano así que ya tengo con qué entretenerme cuando no salgo. Después del almuerzo se compuso el tiempo y salimos al correo, es un edificio muy lindo, demasiado para correo, parece un teatro, la entrada con escaleras de mármol, un vestíbulo muy alto y con muchas pinturas, los techos preciosos; después fuimos a andar por la calle Florida, hay infinidad de tiendas con tanta cosa bonita, me han llamado la atención no las tiendas de trapos que hasta ahora no he visto nada nuevo sino las de chucherías y adornos, en esas hay cosas preciosas. Estábamos andando cuando pasó un coche en el que iba Rosa Delgado[13] con sus hijas, al momento nos conocieron y pararon. Muy cariñosa Rosa, está muy gorda pero buena moza, Elvira feíta parecida a su abuelo y Rosita parecida a Rosa, bastante fachosa. Ya es abuela. Nos convidó mañana a ir a Belgrano a pasar el día con ellos, iremos. Iba Rosa con un sombrero de paja negra muy grande, puesto enteramente a un lado, le quedaba la mitad de la cabeza descubierta, un sombrero que ninguna señora usaría en Valparaíso, sólo esas mujeres que quieren llamar la atención.

          Chenaut vino a vernos hoy, está muy viejo. También vino Asunción Uriburu Arenales[14], hermana de Florentín Uriburu Arenales, muy agradable y también una Pancha Costas prima de los Peró y dos sobrinas, todas salteñas. Por lo visto hay una tracalada de primos míos y de Rafael. Vino David Pinto pero no lo vimos. Mañana debe llegar Benita[15] que ha pasado tres meses en Montevideo.

 

4 de Abril. Anoche vino Panchita Delgado, está muy conservada pero muy gruesa, me hizo mucho cariño, me preguntó mucho por ti y que le dejara tu retrato cuando me fuera y se lo ofrecí. Pasó toda la noche conmigo, parece muy buena.

Esta mañana fui a misa a La Merced. Bonita por fuera, parece toda de mármol por su pintura, por dentro estilo antiguo, con esos santos feos de bulto. Después fui a la Catedral, parecida a la Magdalena de París por fuera, adentro no tiene nada de particular de bonito, toda pintada de blanco y con muchas colgaduras de brocato lacre, tres naves grandes. Los altares están a los costados como capillitas y en una de estas está un monumento muy bonito donde está enterrado San Martín.

Buenos Aires es muy grande, tiene 1.000 manzanas edificadas y ¡pensar que Santiago no tiene más que 130! El Banco de la Provincia ha ganado en seis meses 5 millones de pesos fuertes.

 

5 de Abril. Ayer fuimos a Belgrano en el tranway. Tardamos una hora y regresamos por ferrocarril. Pasamos un día muy agradable con las González. Tienen una casita bonita muy sencilla, lo mismo los muebles, pero arreglado con mucho gusto, es casa de campo con su pequeño jardín. Nos cantaron Rosa y Rosita, tienen unas voces magníficas y cantan admirablemente bien, especialmente la hija, con un estilo tan nuevo y bonito, esto sí es cantar! Nos cantaron varias piezas y dúos y todo de memoria dando la cara al público. Es parte del canto la expresión de la cara, cómo serán de bien estudiadas las piezas en Europa, con el mismo compositor, por ejemplo una romance de Denza enseñada por él, otra de Rotski lo mismo, y así varias. Nos dejaron entusiasmadísimos. Lo que es yo no me atrevería a cantar por nada y les hice creer que no sé nada. Rosa se ofreció a enseñarme y que tome profesor, le voy a hacer la burla y dejarle que me enseñe.

En Belgrano vi unos jardines muy bien arreglados como no vemos por allí. Las enredaderas criadas en forma de canastos, la cosa más preciosa, los tablones como cerritos y no se ve la tierra que está cubierta de hojas de todos los colores porque no es tiempo de muchas flores. Hay una iglesia redonda preciosa, mejor que las de B. Aires.

Anoche vino Benita. Está lo mismo que siempre y muy cariñosa, muy admirada que estuviera enojada, no me quería creer cuando le decía que lo estaba. Nos convidó a comer para hoy y me ha ofrecido su palco que lo tiene para todo el año, así que podré ir todas las noches a la ópera sin que me cueste gran cosa. A pesar de los precios tan exorbitantes ya no hay ni un palco y eso que lo tienen que tomar por todo el año. Elena está tan grande como Margarita, pero mucho más formada y gorda, es Joaquín en persona, está un poco más blanca y rosada que antes. Tocó el piano muy bien y de memoria dos piezas, una de ellas “La Gaviota” de Luis XIII. Dice que Teresa aprende violín y Emilia violín y piano. Parece que están muy adelantadas, todas hablan inglés, hasta el chiquito de 2 años, aprenden astronomía y gimnasia y Elena va a aprender arpa también. Elena estudia 2 horas de piano y Carmen Colombres 4 horas. Uds. flojonazas que cuesta para que estudien una hora.

Vino Adolfo García[16], está muy conservado, con algunas canas.

Ayer me regaló un joven salteño Ugarriza un canasto hecho de flores, lo más bonito, todo el canasto es de arrayán y adentro las flores, muy original y me contaba este joven que a una novia le había mandado un sofá grande todo de flores blancas, qué bonito, no? A Benita no le gusta esto ni le gusta la sociedad que no es de tono, que convidan a cualquiera con tal que tenga plata y otra porción de tonterías por el estilo, en todas partes es lo mismo, sin duda no ha caído en gracia y que por eso no está contenta. Tuve mucho gusto de pasar la noche con ella, conversadora como siempre me ofreció que iba a venir todos los días con su coche a sacarme a pasear y llevarme a las tiendas. Yo preferiría ir con otra a las tiendas porque ya se acordarán el pésimo gusto que tenía y voy a tener que batallar con ella para elegir lo que me gusta. Cómo se dará aires de saber más que yo habiendo venido de Europa, dice que ella no compra nada aquí, todo lo encarga a Europa. Ahora está de luto por un primo, tenía una gorra bien fea.

          El Banco de la Provincia es un edificio espléndido, lo mismo el Hipotecario. La puerta solamente cuesta 5 mil pesos fuertes, es de bronce tallado, muy lindos edificios ambos.

Ayer conocí al ricacho de aquí, Anchorena, es bien contrahecho y jorobado.

          Don José Francisco Vergara está lo más entusiasmado con este país, dice que nuestros paisanos no tienen idea lo que es esto, que vienen y no estudian ni se fijan. Está muy apurado por volver a Chile para abrirles los ojos e impedir que hagan muchos disparates. Ojalá que lo pueda conseguir.

 

6 de Abril.Hoy fuimos a Quilmes en el tren en una hora. Tuve en gusto de ver a Margarita, no está tan buen moza como en Valparaíso pero dicen está muy repuesta de lo que llegó de Lima. He tenido mucha pena de ver a Adelaida, es tonta, sin duda del ataque a la cabeza que tuvo de chica, no es fea, solamente la boca es lo más feo que he visto en mi vida. Quilmes no es más que una vulgar casa quinta, la casa no es bonita, tiene bastante jardín y un huerto de fruta. Lo mejor son las aves, tienen no se qué tantos gallineros con gallinas, faisanes, patos y otra cantidad de aves de clases escogidas que ha traído de Europa. Tiene proyecto de edificar mucho la quinta, van a edificar altos invernaderos y qué se yo qué porción de cosas, se va a quedar hasta junio del 85 para concluir estas obras. Nos principió a llover allí así que la vuelta fue muy mala, a una hora muy intempestiva porque no podíamos comer allí y llegamos atrasados con el tren llegando a las 8 p.m. lloviendo y sin comer. Nos fuimos a un café donde comimos muy bien y así costó, para cuatro personas $10.97 ctvos.

Ahora les contaré de la casa de Benita donde fuimos a comer ayer. Tiene una casa muy bonita y muy bien puesta, el salón es lujosísimo, los muebles dorados y entapizados de gobelinos con paisajes con figuras, unos pastores tocando flauta y unos negros llevando un palanquín y así distintas figuras. La alfombra tripe cortado con paisajes y grandes árboles, muy bonitas las cortinas, preciosas, de raso cáscara de limón y otras de gobelinos, muchas estatuas de bronce y ricos adornos, seis sofás, espejos y unos grandes retratos al óleo de Joaquín y Benita[17]. Las niñas muy alhajadas, Emilia mi ahijada es la más blanca y bonita, Elena está mejor que Teresa, ésta está muy flaca y negra. Emilia es muy simpática. Enrique negro, ñato y con esos ojazos asustados como era de chico. Virginia sería la más bonita si no fuera tan retinta, qué negrura!! Arturo de 2 años también es negro, ñato y feíto. Las niñas hablan inglés perfectamente y son muy bien criadas, no chistan en la mesa ni la más chica, las grandes muy conversadoras sin ser intrusas. Emilia se sentó a mi lado y me dijo “Cómo ha dejado a sus hjas?” Las otras preguntando por Uds. y conversando como unas señoritas, tocaron muy bien el piano, lo mismo Emilia.

          Ayer vinieron a vernos las González y volvieron a cantar, un dúo preciosísimo de “Los cuentos de Hoffman”, qué lindo y qué bien cantado. Me iba a dar Rosa la primera lección y en eso entró otra visita, lo dejamos para otra vez, no saben que canto.

 

7 de Abril. Hoy fui al almacén de Hartman a buscar una pieza de música muy bonita que cantó Rosa y dejé aviso a Mr. Paul para que me venga a dar lecciones de canto, éste acaba de llegar, dicen es el mejor profesor, aquí hay también otro Mililotti que es igual de bueno.

Desde el almuerzo hasta las diez de la noche no hemos dejado de estar con visitas ni un momentito. Vino Alejandro Dorado de la estancia, está muy gordo pero siempre alegre y entretenido. También vino Sergio García, es muy simpático y agradable, muy parecido a lo que era su padre, tienen 24 años, estudia para abogado, dicen es muy inteligente.

He recibido sus primeras cartas con mucho gusto y pena, me hicieron lloriquear bastante. Me alegro se estén portando bien, con eso me dan mucho gusto, sus cartas están muy bien escritas, la letra de Arturo muy buena, cuánto le costó a mi hijo escribir a su mamá? Que me escriban los más chicos y me manden unos monos. Me alegro se hayan confesado y tenido buen retiro. Cómo está Julia, se sanó? Delfina Pevidal y Benjamín Frontama? Muchísimos recuerdos a todos, no las nombro por separado porque son tantas pero de todas me acuerdo y las extraño.

Las visitas no me dejan tiempo ni para pensar, así que todavía no he conocido nada de Bs. Aires, aunque no pensaba ir al teatro hasta que pase la Semana Santa, pero tampoco había podido ir, recién anoche, que Napoleón y nosotros nos quedamos con las visitas. Todos los días hay tres o cuatro funciones, han dado “La Mascotte”, “Le coeur et la main”, “Dorá” y muchas otras bonitas.

Rafael me encarga paguen a Amelie esos números de la rifa del vestido que se le olvidó. A Héctor y Teresa muchos cariños, que me alegro estén bien. A mi Lucho, ñato querido un beso, a Evita linda otro, a Lilí carita de luna otro, al encanto de su maye Titito otro y a mis cuatro grandes muy queridos otros y a mi Ñatinga querida otro de su mamá.

8 de Abril. En Bs. Aires hay 5 leguas de camino de tranway.

La Sra. de Daniel Pinto me mandó un almohadón de flores naturales preciosísimo. Ugarriza otra canasta más bonita que la primera, así que tengo el salón muy florido.

Todas las señoras que podían visitarme están enfermas como la de David, la de Jacob tiene una niña muy enferma, Luisa la de Adolfo enferma, Manuela la de Sergio ídem, la famosa prima de Amalia ídem, la de Pancho Uriburu ídem, así que todas las visitas han sido de caballeros.

9 de Abril. Ayer fue día de Adolfo García[18]. Nos convidó a comer y conocí a las primas, Luisa[19] e Isolina[20], son muy agradables, tuve mucho gusto de verlas. Adolfo tiene tres hijos: Ester de 15 años feíta pero bonito cuerpo y conversadora, Adolfo de 14 y Juan de 8[21]. Tiene una buena casa, nos dieron helados muy ricos hechos en la “Confitería del Gaz” que es la principal, unos eran de bocado y otros una crema rusa, decían que eran de nuez, muy exquisitos, mejor que los de la Quenstell. Ester toca regular el piano y principia a cantar.

10 de Abril. Ayer vino Mr. Paul a darme lección. Es suizo pero educado en el conservatorio de Milán, parece que enseña bien pero mejor era Lutz. Tiene linda voz, me cantó una romanza, le gustó mi voz, dijo que lo que me faltaba era fuego, me está enseñando una romanza “Perche” muy bonita.

Fuimos a pasear a San José de las Flores en el tren y volvimos en tranway. Estos lugares como Belgrano, Flores y otros son continuación de Bs. Aires, por lo único que sabes que has salido de la ciudad es que las casas principales van a tener jardines, así que insensiblemente pasa de la ciudad al campo. Es muy lindo ese lugar, todo el tiempo vas en el tren pasando quintas preciosas y casas lujosas, tiene plaza e iglesia preciosa, teatro y toda clase de tiendas y es para Bs. Aires lo que Viña del Mar para Valparaíso.

          Hoy fuimos a la Catedral a los oficios. No tienen nada de bien hecho, mejor es la función en Los Padres de allí y más lujosos los adornos también. El Arzobispo[22] ofició pero no pude ver porque se paraban los hombres por delante. Sólo cuando pasó en la procesión lo vi, llevaba zapatos morados bordados de oro, y los canónigos unas capas negras de seda con una cola muy larga pero la llevaban en el brazo. El monumento estaba bonito, era de velas nomás. Visitamos enseguida seis iglesias: San Francisco, Santo Domingo, San Ignacio, San Juan, La Merced, San Miguel, todas buenas y muy aseadas, todas alfombradas, como allí que no se acostumbra llevar alfombra. Todos los monumentos alumbrados con infinidad de velas. Los santos son muy feos, de esos antiguos con pelo, tienen vestidos riquísimos de terciopelo y cargados de bordados de oro. Son antiguas todas las iglesias, estilo de La Merced los altares y muy lujosos.

Los soldados andaban en estaciones y no vi irreverencias a pesar de lo que tanto me ponderan la poca devoción de aquí. Dicen que anoche se dieron de palos unos jóvenes en la Catedral, pero felizmente no me ha tocado ver anda de esto. Después fuimos a ver a los padres de Florentín[23], que son dos viejitos eternos, el papá tiene 89 años, enteramente ido, preguntó como doce veces quién era yo, le decían ¡e inmediatamente volvía a preguntar como si fuera algo nuevo! Y esta señora ¿quién es? Luego fuimos a ver a Manuela Uriburu[24], viuda de Sergioque está enferma. En la noche vino Benita con Elena y Teresa[25]. Aprendan niñas mías, estas chiquillas se arreglan sus vestidos, los que traían eran compuestos por ellas, pues se los traen de Europa. Elena angostó el suyo y Teresa lo alargó y lo arregló al cuerpo. Pensar que Uds. no son capaces de pegarse un botón! Joaquín no habla más que francés o inglés con sus hijos en cualquier parte que estén, así es que hablan ambos idiomas muy bien. También vino Pancha D. y Chenaut. Me gusta mucho esta pareja, son muy sencillos y amables y entretenidos.

Cómo me chincha ver en la iglesia en días como el de hoy todas vestidas de todos colores; el negro es el más escaso, sólo las de luto que van llenas de crespones, parece monjas por lo tapadas y aquí que son tan amigas de los colores fuertes o al menos se visten muy vistosas y los sombreros tan exagerados, hasta a las viejas las ves con plumas amarillas y flores coloradas y siete mil perifollos. Ayer he visto mucha gente y son raras las que llevan un sombrero elegante y aún vestido ídem. He tenido un desengaño con las porteñas, mejor son las del Rosario, aquí no es tan general el ser bien plantados como allí, son más bajas y veo muchos adefesios y en los niños lo mismo, nada de particular, uno que otro muy bien, lo mismo que ellas. No había querido poner mi opinión esperando que se mejorara viendo más, pero ayer he tenido ocasión de juzgarlas y aún los hombres nada de más nuevo que allí. He visto muchas vidrieras con sombreros pero ni regalados me los ponía. Me dicen que hay una (tienda) muy famosa pero aún no he podido ir a verlos, un día de estos iré. No sé si les dije que los domingos están abiertas las tiendas y se trabaja como cualquier día, pero hoy y mañana cierran todo, hasta las dulcerías cierran sus ventanas y han parado los teatros hasta el sábado.

 

11 de Abril. Todavía están aquí con los salones sin alfombrar y sin cortinas, las quitan en verano por el calor y hasta el 1º de Mayo no arreglan sus casas. Ayer en lo de Florentín las tablas peladas, feas y sucias y la cornisa pelada en las ventanas, hace una vista feísima, parecen tan pobres los salones así. Benita tenía estera en el comedor pero sin cortina y el salón ya estaba acomodado. Donde los González tabla pelada.

Hoy fuimos a las 3 horas al Salvador. Está en construcción todavía, pero por dentro concluida va a ser un templo muy hermoso, los altares de mármol de varios colores, es de los jesuitas. El sermón no valía nada, pero la música espléndida, eran los del cuarteto que tocaron 4 violines, 2 violas, un violonchelo y un contrabajo, tocaron las siete palabras de Hayden, qué música tan divina y qué ejecución tan perfecta. Recordé mucho a Segundo y Rivero, cómo les había gustado. La iglesia estaba completamente llena de señoras que se comportaron pésimamente, la primera palabra y el primer trozo de música no se oyó, tal era lo que conversaban, era aquello una jaula con miles de cotorras! Qué escándalo! Luego se paran en la iglesia como los hombres y miran para todos lados. Fuimos con Pancha Delgado y a la vuelta nos invitó a comer, tiene una casita muy sencilla, vive con Adela pero ésta está en el campo, después fuimos a la Catedral que habían maitines, era un mundo de gente en todos lados, en el centro estaba la gente que reza y en las naves de los costados el paseo, figúrense las niñas paradas contra la pared en todo lo largo de la iglesia vestidas de todos colores y abanicándose, los jóvenes andando para arriba y para abajo como pueden pasearse en un jardín, conversando en alta voz con las niñas.

12 de Abril. Anoche vino Blanca Vergara, recién la he conocido porque aunque nos hemos buscado varias veces no nos habíamos encontrado, me ha gustado mucho, es muy conversadora. Hoy se van a Montevideo.

13 de Abril.Anoche conocí a la famosa prima Amelie. Es muy buena moza pero nada de extraordinario, tiene casa muy lujosa con muebles iguales a los de Benita. Tiene un hijito de 2 años y medio, no está bautizado, le llaman Perejil, ahora le han puesto ese nombre a un perro y van a bautizar recién al niño, ¡qué les parece!

14 de Abril.Ayer hubo tempestad, llovió todo el día, ¡qué truenos! Temblaban las ventanas y dicen no eran muy fuertes, vi caer una centella. A la noche todo pasó y fuimos al Teatro Nacional a un concierto de beneficencia, había poca gente pero dicen estaban tomadas todas las localidades, sin duda fue por el mal tiempo. Amalia nos mandó un palco, Benita otro y la sociedad de beneficencia unos asientos, ahí les mando el programa. El teatro es muy bonito, cuatro filas de palcos y las galerías, los primeros palcos están un poco en alto como los de Santiago, así que es muy alto el teatro. Me parece de mala acústica porque a Mr. Paul se le oía poco la voz, que tiene muy fuerte. Me acordé mucho de Héctor al oírle cantar “Les Rameaux”. Todo el día lo pasamos acompañados por Chenaut y Adolfo así que no nos aburrimos con la lluvia. Todos estaban de sombrero en los palcos y cunetas.

          Hoy fuimos a pasear con Adolfo y Ugarriza a La Boca del Riachuelo que es una continuación de Bs. Aires lo mismo que Belgrano y Flores con la diferencia que este es un puerto en el Riachuelo donde hay infinidad de buques, han canalizado el río y entran los buques. Creo que hoy caminamos veinte cuadras y todo el tiempo cuajado de barcos pero tan apiñados que uno se admira cómo entran y salen, subimos a descansar a un vapor y tomamos las once…

Es admirable el movimiento de esta ciudad, las calles tan largas y derechas que se te pierde la vista y las calles no concluyen en cualquier dirección que mires, y todas llenas de tranways, carretones y coches. La Boca es un barrio de puros italianos, barrio de marineros o cargadores, es imposible creerse sino en Italia. Mañana se van a La Plata, la nueva capital, van a inaugurarse las oficinas públicas, es decir se trasladan los empleados a la nueva capital. Como dicen habrá mucha apretura de hombres en los trenes no me llevarán, yo emplearé el día en conocer algún establecimiento de beneficencia.

El 19 se casa la hija de Pancho Uriburu[26], es probable que nos conviden, como él es muy amigo continuamente nos viene a ver. Es un casamiento de gran tono, como él es millonario dicen. Aquí es costumbre que todos los convidados regalen algo. Me contaban de una niña Pardo que se acaba de casar que en alhajas le han regalado 35 mil pesos fuertes, 40 pulseras y tantas flores que tuvieron que botar a la azotea muchos ramos por no haber dónde colocarlos.

Adiós todos mis queridos, no dejen de escribirme todos contándome lo que hacen. A las amigas vecinas que me escriban, yo no lo hago porque realmente no tengo tiempo; tenemos visitas todo el santo día. Florentín viene dos veces al día, Chenaut, Adolfo y Lawson diariamente. Benita y Pancha lo más de los días, así que el rato libre de ellas aprovecho para escribir esto, lo más de las veces desde la cama como ahora, por no haber podido hacerlo en el día. Muchas memorias a todas, Uds. reciban mil cariños de la mamá.

16 de Abril.Ayer pasé el día donde Benita. Fuimos a pasear a Palermo y a la Recoleta, dos paseos hermosísimos, es muy largo contarles todo lo que hay, cuando vaya les diré. Rafael y Napoleón volvieron muy contentos de su paseo a La Plata, hubo un convite de 450 cubiertos para caballeros y otro de 1.500 para el pueblo, con vino a discreción y ni un borracho, todo en el mayor orden, ni una palabra grosera, Rafael tomó las once en esta mesa.

Hoy recibí sus cartas con muchísimo cariño y gusto, veo que te han estado dando qué hacer los niños con sus indisposiciones pero gracias a Dios no ha pasado de eso y veo con gusto que ya están mejor. Sus cartas están muy bien escritas y me alegro que mi hijo Arturo se acuerde de su mamá y se esté portando bien, yo también me acordaré de él para llevarle unas cositas lindas. A mi Lilí que no soy ingrata, que me acuerdo mucho de mi hijita y ya he visto unas muñequitas bonitas para ella y Eva pero todavía no las he comprado para ver si encuentro otras mejores. Pídanme lo que quieran que les lleve. A Lucho le llevaré el traje de soldado que me pide hace tiempo. Adiós otra vez, cariños a Héctor y a Teresa y a Salustio si está en casa.

18 de Abril.Ayer pasé el día con Panchita y Adela Galván que y allegó del campo. Está muy bien Adela, muy buena moza, idéntica a Rosa hasta en el modo de hablar, me hizo muchísimo cariño y me preguntó mucho por ti.

En la noche fuimos al Teatro de la Ópera, daban un drama francés “Monsieur Alphonse (Les deuxsoers de Mr. Alphonse). Estuvo muy bonito el drama, muy buenos artistas, el teatro bonito pero no mucha gente porque estaba lloviendo un poco. Este teatro me gusta más que el Nacional.

Hemos recibido parte de Mariano que ya está en camino para acá y otro de Europa que dice que Alberto ya está en camino pero que Belisario no viene, esto nos ha contrariado mucho pues deseábamos tanto verlo. Rafael decía que si no venía Belisario nos volvíamos a Valparaíso de una vez, pero como ahora viene Mariano lo tendrán que esperar.

 

19 de Abril.Ayer fui otra vez donde Adela porque me convidaron para que vaya a oír una niña amiga de ellos que declama muy bien. Fui y he quedado encantada del talento de ella, es una niña de 15 años, se llama Silvia Tarnasi, hija de italiano y chilena, acaba de llegar de Roma donde ha estado tres años y allí ha estudiado declamación. De físico es interesante, parecida a Cora Fehrman, pero tiene el defecto de ser coja pero no le desfigura el cuerpo. Muy corriente, no se hace de rogar, recitó en italiano “Judith”, “Las dos madres”, “Pobre Madre” y “La flor del aire” en español. Qué magnífico lo de “Judith”, era cuando le corta la cabeza a Holofernes y lo hacía tan a lo vivo que parecía lo estaba viendo degollar. El de “Las dos Madres” era una madre que se vuelve loca porque se le muere un hijo y le roba el hijo a otra madre, pues me hizo llorar, lo mismo que el otro que era sobre el llanto de una madre sobre la cuna de su hijo muerto. Admirable el talento y el despijo de la niña. Decía Chenaut que sólo a la Ristori la había oído declamar mejor. Nos convidaron para ir el lunes a oírla otra vez y a la madre de ella que canta admirablemente bien así que me prometo pasar un buen día. En la noche fuimos a un circuito en el Colón. Les envío el programa. Fue espléndido, todo muy bueno pero la obertura de Tanhauser fue magnífica, qué bien ejecutada. Les aseguro que me corría frío por todo el cuerpo, es lindísima, habían 50 violines, 8 contrabajos y 4 violonchelos. La gavota de Mignon fue también un trozo muy delicado, una ejecución muy buena, la hicieron repetir, Del Ponte también toca muy bien. El arreglo del concierto muy bueno. Todos los de la orquesta en el proscenio y se quedan allí sin moverse para escuchar las otras piezas que se ejecutan; el que va a ejecutar avanza un poco y no ese afán que tienen allí de sacar atriles y mete atriles y baja y sube telones. Todos tienen arregladas las piezas que van a tocar en su atril así que no hay confusión ni demora, una pieza va inmediatamente después de la otra y no se sube y baja el telón sino al principio del concierto y al fin, muy bien arreglado todo esto, cuéntaselo a Segundo para que arreglen así en el Club. Ahora que me acuerdo el telón estaba levantado y todo arreglado antes que principie la función, porque habían prolongado el proscenio hacia afuera. ¡Vale la pena cruzar la Cordillera para escuchar esa obertura de Tanhauser! Cómo me acordaba de Uds., qué ganas de tenerlos a todos para gozar como lo hice yo. Rafael y Napoleón se han ido al casamiento de la hija de Pancho Uriburu. A mí no me convidaron así que me metí en cama y estoy escribiéndoles.

Comí donde Benita que me vino a llevar para que la vea vestida, estaba buena moza con un vestido borra de vino con encaje fino blanco y muchos brillantes. Elena y Teresa también fueron con vestidos de terciopelo granate claro y raso con tiras bordadas cremas. Dice Benita que tenía la novia un cuarto lleno de regalos, un caballero le había mandado seis ramos de distintas formas, un servicio de té de plaqué, una caja con cubiertos y un collar de brillantes, es un viejo muy rico. De otras personas doce abanicos y otras tantas pulseras, hasta un peluquero le mandó de regalo un chignon y unas columnas de felpa, pidiendo el favor de peinar a la novia. Joaquín le mandó una mesa y florero con ramo todo de flores blancas y la mesa también. Benita unos jarrones de bronce.

 

21 de Abril.Anoche fuimos a Politeama, es un teatro muy grande edificado para circo pero donde también se dan funciones de otro género como sucede con el de Valparaíso, es lindo teatro, daban anoche una función de acróbatas bastante buenos. Toda la noche no hice más que recordar a mis hijitos, cómo les habría gustado! Ojalá vaya la compañía para allá. Una niña como Rosa hacía piruetas en el caballo, un niño como Arturo pruebas en el trapecio cimbrándose, hacía todo lo que hacen los grandes. Después había un oso de los Pirineos que hacía piruetas, hablándole hacía lo que le mandaban, parecía más alto que un hombre. Después salió un mono que hacía equitación en un caballo, lo mismo que un hombre. Luego unos cinco caballos preciosos que entendían inglés como si fueran gente, les decían que marchen, después que marchen más ligero, que se pusieran en fila, que pusieran la cabeza encima del caballo vecino, saludaban y entendían por su nombre, daba gusto ver esos animales tan bien enseñados. Después hubo una pantomima, “Una noche en Pekín”. Todos salían vestidos de chinos y traían al rey y la reina en un palanquín y los sentaban en un trono. Después principiaban a entrar distintas comparsas a hacer piruetas delante de los reyes, pero eran niñitos que hacían unos bailes, unas de unas bailarinas, otra de otros niños que hacían piruetas. Era una compañía muy numerosa, 24 niños y todos estos salían al fin y grandes y chicos hacían unos bailes chinos, era de marearse, alumbrado con infinidad de faroles japoneses y en el medio un farol inmenso cerca del techo, al fin se abrió el farol y adentro había un chinito con un abanico, muy sentadito. También hubo un negro muy gracioso que cantó y bailó, tenía una peluca blanca con cuerda, pues cuando quería hacía que se le paren los pelos lo que era muy gracioso. También habían unos payasos que hacían pruebas tocando el violín, se daban vueltas de carnero sin dejar de tocar el violín y hacían muchas piruetas difíciles parados de cabeza, seguían tocando el violín poniéndolo boca abajo. Les he contado todo esto para mis hijitos para que se diviertan si quiera leyéndolo.

Fui con los Delgado que nos invitaron. Son lo más cariñosos conmigo, se llevan besándome y diciéndome mil salamerías. Chenaut es muy amable, todos los días nos viene a ver y cuando llueve nos acompaña todo el día y como es muy entretenida su conversación lo pasamos bien con él.

Hoy fuimos donde los Delgado, hemos pasado un día magnífico. Estuvo la Sra. Tarnasi con su hija que nos declamó varios trozos que me gustaron más todavía que el otro día porque los entendí mejor. Después cantó la mamá, qué bien! Con todas las reglas del arte y con una preciosísima voz, mejor que las González. Unas piezas lindísimas, romanzas italianas. La señora es muy buena moza e interesante, me ofreció visitarme y me convidó a ir a verla a Belgrano (donde pasa el verano) el jueves con los Delgado a lo cual no faltaré por cierto.

También conocí a una Sra. Elías que dice es de familia boliviana y que es pariente de los Arana, también me ofreció visita. Comimos con Chenaut, Galván me gusta mucho también, parece muy bueno y están muy felices este doble matrimonio que viven juntos. Chenaut y Panchita muy tranquilos y Galván y Adela fosfóricos. Están empeñadísimos en que nos vengamos a vivir aquí, pero todavía no hemos pensado en eso.

Me gusta mucho Bs. Aires, no se puede comparar con Santiago, la vida que hay aquí es extraordinaria porque en cualquier parte de la población a la que se vaya hay animación, coches carros y gente moviéndose. Si no fuera por estos apuntes que voy haciendo poco a poco me vería apurada para contarles y como así reciben una carta se puede decir más largo y continuado con este sistema que creo también les gustará más por ser más minucioso que una carta.

A Héctor y Teresa muchos recuerdos cariñosos, lo mismo que a todas las amigas que pregunten por mí, que a todas las recuerdo con cariño. A mi Octavio lindo querido denle un beso cada una de Uds. en mi nombre, a mis palomitas Eva y Lilí otros, a mis pollos Arturo y Lucho otros y a mis hijotas queridas Margarita, Rosa y Hortensia otros y para ti Ñatunga querida otros muchos de la mamá. Recibe muchas memorias de Benita y Delgados.

 

23 de Abril.Ayer fui a visitar la casa maternal. Es una casa donde hay 700 niños de padres trabajadores que se van a trabajar y dejan a sus niños en este asilo desde las 8 a.m. hasta las 5 p.m. en que vuelven de su trabajo, es un establecimiento muy útil. Pasamos muy entretenidos con los niños oyéndolos cantar y viéndolos marchar. Los examinaron a algunos sobre una lectura y una niñita como de seis años me dijo un discurso sobre la caridad muy bien, otra chiquita como Lilia dijo todas las provincias de la República.

Después fuimos al hospicio, el arreglo es lo mismo que el de Valparaíso, sólo que aquí el edificio es muy lujoso, demasiado lo encuentro para el objeto. También estuvimos en el taller de zapatería y sastrería del mismo hospicio; todas las alpargatas (que son como los zapatos de baño que usamos allí y que usan aquí el pueblo) son hechos por los mismos inválidos, lo mismo que sus ternos que son magníficos, como los de los soldados de Chile, de ese paño azul y bien forrados en franela para el invierno.

Después pasamos a ver el cementerio. Es muy distinto del de allí, las sepulturas son como las de Don Cucho Edwards en Valparaíso, en forma de una capilla, hay muy lindas e infinidad de ellas pero tienen una cosa muy mala y es que los ataúdes están a la vista y al aire y eso naturalmente debe infeccionar el aire, eso me desagrada mucho y tenía aprehensión de estar allí. La sepultura de Ignacio de las Carreras es de las más bonitas. También estuve en la del Dr. Delgado.

Estuve en el Banco de la Provincia, es un edificio espléndido, lujosísimo, con escaleras de mármol, un techo muy lindo, muebles muy lujosos y el salón donde están las oficinas para el público es un salón inmenso, alto como un teatro. La puerta de entrada cuenta $5000 fuertes. El vestíbulo con paredes de mármol, la balaustrada de las escaleras también todas de mármol blanco y lindas columnas de bronce con faroles.

Hoy he estado muy triste porque me han faltado las ocho boquitas de mis hijitos que me digan felices (fiestas) días y el abrazo de la Nina y los regalos también de todas las amigas que siempre se acordaban de mí en este día 23 de Abril! Aquí nadie lo sabe así que estoy sola, pero Uds. se estarán acordando de la mamá.

          En este momento recibo sus cartas del 14 que han llegado tan a tiempo, en la que Maguita me saluda en mi día y concluyendo de leer sus cartas llegó el telegrama de felicitaciones, muchas gracias. Estoy afligida por mi Evita, supongo serán esas fiebres resistentes que les llamaba Villanueva, Dios quiera que ya esté buena mi hijita. Arturo muy bien escrita su carta, dígame mi hijo qué nota tiene en la clase. La de Hortensia es ella en persona, atolondrada y un puro revoltijo que cuesta para entenderla, es preciso que ponga más cuidado para escribir, pero me gustan mucho sus garabatos porque son propios de su genio. Qué ganas de ver a mi Titito con su vestido celeste nuevo, yo le he comprado uno azul de cachemira.

          En la tarde fuimos a visitar la capilla de Sta. Felicitas que está situada en Barracas, uno de los alrededores de Bs. Aires. Esta capilla fue construida por un Sr. Guerrero[27], padre de una señora a quien la asesinó un joven Ocampo[28] porque no se quería casar con él. La mató en su misma casa y en memoria de ella sus padres han hecho al lado de la casa esta iglesia ¡que les ha costado $200.000!. De tamaño será más o menos como la de las monjas franciscanas, la arquitectura como la de Los Padres pero más suntuosa, es preciosa, hay unas estatuas de los doce apóstoles, todos en tamaño natural, magníficos bancos de madera fina llena de tallados, las lámparas lujosísimas de cristal, la sacristía igualmente lujosa. Ahí tenían un gran álbum para que todos los que visiten dejen un pensamiento, nosotros también pusimos. Es lo más bonito que he visto en Iglesias. Uno se impresiona penosamente al pensar el motivo para edificar esta iglesia, esta señora era viuda de un viejo quien le dejó una gran fortuna y el padre al heredarla empleó parte en la iglesia y otra en una escuela en donde se educan 20 niñas pobres. La casa dicen es lo más lujoso de aquí por sus estatuas de mármol y bronce, trajeron todo el herraje de la casa de Europa, también los tapiceros para que la arreglen.

 

25 de Abril. Hoy fuimos a comer donde González, Lucas[29] me ha gustado mucho, es muy caballero y agradable. Tiene su casa muy bien puesta. La comida muy buena, servida por un mozo inglés muy elegante. Rosita es muy simpática e interesante, de muy buen trato y no tan afectada como su madre[30]. Elvira es un cero a la izquierda, es fea y no habla una palabra[31].

Hoy hicimos unas visitas a pesar del tiempo, que está lo más incómodo. No hay un día que no caiga una garúa, está el día lindo y de repente se nubla y principia la majadera llovizna, ya he tomado el partido de salir con paraguas aunque haya sol, segura que a la tarde tengo que usarlo, hay una mazamorra en las calles que si no andas con cuidado te resbalas fácilmente. Desde que llegamos llueve continuamente y de repente unos truenos que parece se le cae a uno la casa encima.

 

28 de Abril. Dos días que no hace más que llover, relampaguear y tronar, lo que no es lo más divertido para un viaje, tener que encerrarse en el hotel! Pero a pesar de esto hemos salido a comer donde Zorrilla. De domingo a domingo no hemos comido más que una vez en el hotel. Con las primas Pintos me parece que las hubiese conocido siempre. Adolfo continuamente nos convida, se come muy bien allí porque él es tan delicado para todo. No le gusta nada lo de aquí sino traído de Europa “porque aquí lo envenenan a uno con los vinos, conservas, etc.”, es un hombre mártir, nunca está contento con nada. En estos días va a Salta, nos va a hacer falta.

He ido a ver una función de zarzuela, “La Tempestad”[32], tiene bonita música pero muy robada, tiene un aire de “Las Joyas” del estilo de la de Fausto, el argumento es parecido a “Les cloches de Corneville” y hay una canción tocando las campanas, lo mismo que en esa opertura. La compañía no vale nada.

Hoy esperamos a Alberto que llega de Europa con Joaquín Laso. Rafael tiene esperanzas todavía que venga Belisario, lo que reciba una carta que le escribió de Valparaíso. Ya tengo muchas ganas de irme donde Uds. y Rafael también, pero como él invitó a Mariano a venir aquí dice es imposible irnos y dejarlo, que llegue y se encuentre solo después que le escribe que sólo viene por su invitación, para estar reunidos. Ya para paseos tenemos bastante y me hacen mucha falta Uds. También con esa fiebre de Eva no estoy tranquila. En este momento ha venido un trueno tan fuerte que ha temblado toda la casa.

Esas hojas son de Quilmes y la flor amarilla de Sta. Felicitas. Le mando a Maguita esos monogramas para que se entretenga en recortarlos y pegarlos y no se aburra porque no sale a pasear. Supongo que estarán muy aplicados al piano y que me irán a dar muchas sorpresas. Don Lucho por qué no le escribe a su madre? Maguita, ponle una muestra y hazlo que me escriba con unos monos también. Eva y Lilia también que me manden unos monos.

          Acaba de estar aquí Sergio García. Tiene 24 años, es muy alegre su ligera conversación. Nos ha ofrecido irnos a hacer una visita a Valparaíso por el verano.

Me alegro que Ester esté ya de vuelta porque así pasarás buenos ratos con ella. Qué bueno que Don Bernardo haya conseguido ese destino y van a tener una buena casa, estará contenta Teresa de tener a su mamá tan cerca. Dale a ella y a Héctor muchos cariños. Cómo sigue de salud? Siento no haber estado en Valparaíso para estar con Salustino supongo ya no estará en esa, cuando le escribas ponle recuerdos. A todas las amigas y vecinas muchos cariños. Para mis hijitos muy queridos miles de besos y que ellos se los den a la Nina en nombre de la mamá. A Encarnación, Jacinta, Luciana y Agustina muchas memorias. ¿Cómo se están portando? ¿Francisco y la Bernarda están siempre?

 

1 de Mayo. Llegó Alberto. Está muy bajo, será como Mariano Larratea y delgadito como él y con una nariz inmensa, pero es muy agradable, tiene muy buena conversación, es muy buen muchacho. Belisario no vino para aprovechar la temporada de Vichy y que temían que viniendo se fuera hasta Sucre y se volviera a empeorar. Delfina, dice, está siempre con su ojo que se le hincha y la pierna también y que los médicos no le conocen lo que tiene. Todos estos días he estado pensando lo que decidiremos de cambio de residencia y ya me vino la inspiración como con el viaje mío a Bs. Aires y es que nos vayamos a Europa a educar a los niños, ya estoy completamente decidida por esto, ahora falta ver si lo podemos hacer, cuando volvamos va a concluir Rafael con algunos asuntos en esa y espera los datos de Belisario para resolverse.

Recibí tu carta del 14 por tierra, sólo tardan 10 días y por vapor 14. Veo con gusto que mi Eva sigue mejor, ese mismo día salí a comprarle una muñeca porque ha estado tan buena niña, que ha tomado sus remedios bien, le he comprado una guagua con mamadera como ella quería, es muy linda.

          Ayer salí a la tarde con los González, recién me he comprado algo para mí, mandé hacer un vestido para elegantearme y entonces me retrataré, encuentro un poco más caras las cosas que en casa, es decir las tiendas. La comida parece que es lo mismo y las casas un poco más caras y sumamente escasas, tal vez más que en casa. Los sirvientes mucho más caros y el gasto de coche mucho más también.

 

2 de Mayo. Hoy anduve en las tiendas. Me fui sola porque así uno compra con más confianza. Estuve en busca de sombreros; peor que en Valparaíso, porque aquí son muy vistosos y nada de forma nueva, nada que llame la atención y caros, lo mismo que en casa. En “La gran ciudad de Londres” que tanta fama tiene como ser la mejor tienda, realmente habían cerros de sombreros a cual más feos, ni regalados, todos de pacotilla.

          Esta noche fui a comer donde los González. Los viernes es su día de recibo, pero los dos viernes que hemos ido no había nadie más que nosotros.

Anoche fuimos donde la de Obligado. Tiene una casa muy linda, con muebles de raso celeste y bordados a mano con colores, las artes en una silla, instrumentos de música en otras y otras de pinturas, etc., otras con felpa granate con adornos muy ricos y bonitos. Era día de recibo, estaban el Nuncio Apostólico[33], dos profesores de canto, Paul y Dacini, dos poetas, uno leyó sus poesías, dos escritores, una hermana de la Señora y una sobrina. Parece que es muy literata la Señora, ha escrito algunos artículos, ahora está estudiando astronomía y el arpa que tocó y cantó. Ya hablaba francés con el uno, ya italiano con el otro, en fin. Rafael y yo ya estábamos medio acoquinados en esa sociedad de artistas y salió jurando llevar a Europa a educar a sus hijas para que toquen el arpa y hablen idiomas y sean despejadas. Aquí todas son conversadoras y de buen trato, yo les aseguro que me encuentro muy tonta y muerta. Tienen una hijita muy bonita, Mercedes se llama, es romana, tendrá 11 años y sabe recitar versos, pero anoche no quiso, dijo que se le habían olvidado, es muy alhajita la chica sin ser intrusa, conversaba cuando se ofrecía con mucho despejo y muy atenta y política. Qué bueno sería que unas señoritas que yo conozco vinieran aquí para aprender a no ser huasas. Las niñas de Benita son muy bien también, hasta Emilia que es como Hortensia, la vieran cómo me recibe cuando no está su mamá, me hace sentar y me da conversación como una señorita.

 

4 de Mayo. Ya ha llegado Margarita Rey de Quilmes. Carlos también, así que ahora vamos a tener esa casa más donde ir a comer. Estaba muy contenta con lo que se viene su mamá. Recibí sus cartas, me alegro que estén todos buenos, supongo que Evita ya estará bien, cuando no dicen nada de ella, qué ganas de ver a mis hijitos ricos. La carta de mi Lucho es magnífica, tiene que escribirme todos los correos. La de mi respetada hija Doña Hortensia también está muy rica. Con que mi señora Lilí quiere casarse? Cómo nos ha hecho gracia!! Entonces ya no quiere casarse con su papá? Y las gracias de mi Octavio me dan ganas de ir volando por los aires a besotearlos, tan rico mi hijito lindo! He tenido muchísima pena de la pobre Delfina, que ya había muerto. Hazle una visita a la señora en mi nombre.

          Anoche fui al teatro francés. Daban “Le monde oul´ousénnui”[34]. Es una pieza muy graciosa, ya la había oído en español con el nombre de “Tres jaquecas”. La han dado muy bien, no hay como los franceses para cómicos.

 

5 de Mayo. Anoche fui a la zarzuela “El anillo de hierro” con Adela Galván, estaba el teatro lleno. En el día fui al museo, que no hay nada de particular, más que los animales fósiles. Después fui con los González a las carreras, vimos uno de sus caballos, son al estilo de los de Santiago. Luego nos fuimos al parque, el paseo es en esa avenida de palmeras que tienes en la fotografía, es muy linda, había infinidad de coches pero medio tonto el paseo, porque todos en coche arriba y abajo hasta que se marea, en vez de bajarse y lucir las toilettes.

Después fuimos a comer donde Chenaut y a la noche al teatro, así que todo el día lo pasé de parranda.

          Hoy comimos donde Margarita, tiene muy bien su casa, con sus mismos muebles amarillos de Valparaíso, pero los han renovado mezclándolos con un género debajo de cachemira y se ven muy bonitos.

Los Delgado y Benita siempre me preguntan por ti y te mandan memorias. Rafael me regaló para mi día un abanico con varillas de marfil y monograma trabajado en el marfil, hecho aquí. También aquí hacen espejos y fabrican vidrios. Adiós mi querida Ñatunga, dales saludos a Teresa y Héctor. A mis hijitas muy queridas muchos besos, para mis hijitos tan queridos también, a mi Lucho uno en particular por su cartita tan bien escrita y otro para Arturo porque se está portando bien y se acuerda lo que le ofreció a su mamá. Hoy le hemos comprado un regalo muy lindo que le ha de gustar mucho. Adiós, mil recuerdos a las amigas y amigos de la mamá.

 

6 de Mayo. Esta noche fuimos al skating ring. Es un salón muy grande, todo asfaltado, con dos filas de palcos en vez de proscenio, en el fondo hay un gran palco de todo el ancho del salón para la música que estaba tocando mientras patinaban los jóvenes y niñas. Me gustó muchísimo. Es muy bonito verlos ir como volando, deslizándose lentamente. Había un joven que sobresalía de los demás por lo diestro. Andaba para adelante y para atrás con igual facilidad, con las piernas abiertas subía una grada, era admirable su destreza. También una chiquita como Eva, que patinaba tan bien… Qué bueno que sería que pusieran en Valparaíso un salón así, seguro que les gustaría mucho a los ingleses, el salón de gimnasia podrían arreglarlo para eso arreglándole el piso.

 

7 de Mayo. Esta noche hubo un concierto a beneficio de Mr. Paul, mi profesor de canto. Como él se ha prestado a cantar en muchos conciertos de beneficencia, se nombró una comisión para organizarle un concierto, pero fue poca gente porque se juntó que había esta misma noche una función de beneficencia que se llevó la gente. El concierto no estuvo malo. Paul cantó cuatro veces, tiene muy bonito estilo de cantar, muy suave y con mucha expresión. Yo le regalé una cinta para el reloj con ganchos de oro, y su monograma puesto como hebilla, que se usa mucho ahora en vez de cadena. Lo hicieron aquí y la cajita también, de raso y terciopelo muy bien hecha. En el día fuimos a visitar la quinta de Lezama que es muy linda y grande, está en la misma ciudad.

          Les daré una buena noticia: que ya hemos resuelto salir de aquí el 30 y estar en Montevideo hasta el 3 en que sale el vapor para Valparaíso así que estaremos allí el 16 probablemente, voy a llevarme contando los días en que tenga el gusto de abrazarlos a todos Uds. Mariano debe llegar pasado mañana.

 

9 de Mayo. Anoche comimos donde González, era comida de etiqueta dada a un Sr. Parish, empresario de un ferrocarril y a su señora, que estaba de gran cola de terciopelo negro, escote y muchos brillantes. Éramos 15. Fue muy buena la comida y la sociedad, a mí me tocó un vecino muy agradable, un joven recién casado con una pariente de los Delgado, un Sr. Oyuela, que toca el piano muy bien. Después de la comida cantaron y se pasó la noche muy bien. Los González entienden muy bien cómo se hacen esas cosas. Cada vez que lo veo me gusta más él.

Hoy fuimos a ver unos baños públicos para hombres, son magníficos. Un estanque para nadar de 25 metros por 9 de ancho, todo de mármol y alrededor cuartos de madera embarnizada con espejos, todo muy lujoso. En el fondo del salón hay una gruta artificial con unas estatuas y por la boca de un pescado sale el chorro de agua que surte el estanque y todo esto iluminado con gas, porque se bañan hasta la una de la mañana en verano. El agua es del pozo artesiano y sacan el agua con una máquina muy bonita que se maneja a gas. La hicieron moverse para que la viéramos y ni tardó más de dos minutos en funcionar, y no necesita más para encender, como uno enciende una lámpara y la puedes dejar sola toda la noche sin maquinista y sin ningún peligro. También había baños tibios y de ducha.

          Esta noche se le dio un gran convite a Dardo Rocha, el Gobernador de la Provincia, que acaba de cumplir su período, es el que ha fundado y hecho trabajar la ciudad de La Plata. Era de 500 cubiertos, ha costado $30 fuertes por persona, fue en el Teatro Nacional. Nosotros fuimos por una gran casualidad y fuimos los únicos espectadores de un palco. Como Pancho Uriburu es tan influyente aquí, consiguió permiso para que vaya con su hija y Rafael fue de visita donde ellos, lo invitaron y vinieron por mí. Estaba el teatro muy bien arreglado, lleno de mesas de un extremo a otro. Hubo muchos brindis, los más aplaudidos fueron el de Rocha y el de un Sr. Del Valle[35]. El comercio le dio este convite, nosotros aprovechamos porque nos llevaron helados, champagne, café y dulces.

 

11 de Mayo. El sábado fuimos a comer donde Zorilla, es el día que reciben. Tienen muy buena comida, había unas cuatro o cinco personas fuera de nosotros.

Hoy fuimos al parque. El Sr. Funes nos mandó su coche que es uno abierto. Había lo menos 350 coches, es lo mismo que en Santiago, que se pasean sólo en dos cuadras y era tal la apretura a ratos que todos se tenían que parar e íbamos andando como en procesión.

En la mañana fuimos a oír un sermón del Padre Jordán. Es un orador muy notable, a pesar de ser italiano habla un castellano muy puro, no se le nota nunca que no fuera español. Rafael salió tan entusiasmado que le dio dolor de cabeza. Estaba llena la catedral de señoras y caballeros, su estilo es muy elevado, así que no está al alcance sino que de gente educada.

En la noche fuimos al teatro con los González. Daban “Le Bossu”, un drama muy lindo pero demasiado largo, concluyó a la una. El jueves principia la ópera con los Huguenotes, estoy impaciente porque llegue ese día.

Ayer tuve el gusto de recibir sus cartas en inglés y francés, las que me han llenado de gusto, han sido un verdadero regalo, están muy bien escritas y realmente no creía lo pudieran hacer tan bien, muchas gracias por ellas y por el recuerdo que han hecho de mí en la misa que fueron a oír. Yo también fui a misa ese día y recé por todos Uds., para que se conserven buenos. Los monos de mis hijitos están muy lindos, muy bien hechos, ese coche de Lucho es igualito a la diligencia en que vinimos de Mendoza, las niñas de Eva muy lindas, y la cocina de linda que daba ganas de hacer una comida en ella. Mi Octavio por qué no le hizo unos monos para su madre? Denle un lápiz para que me haga algunos. Esas flores y hojas son de la quinta de Lezama. Siento muchísimo lo que me dices de Matilde. No recuerdo si te dije que habíamos hablado ya con Carlos y que convino y autorizó a Napoleón para hacer componer la casa y también para aliviarla de los alojados. En cuanto se presente la ocasión trataremos de ver si se consigue algo más. Mándale de cuando en cuando alguna cosa, por ejemplo azúcar, arroz o alguna otra cosa que te parezca necesaria.

 

12 de Mayo. Hoy fuimos a visitar un asilo de expósitos. Qué pena da de ver tanto nene (como llaman aquí a los guaguas) abandonados, tienen como mil, pero de estos hay la mitad que los dan a criar afuera, con la obligación de traerlos cada quince días y otros los tienen con amas en la misma casa.

Había en Bs. Aires dos plazas separadas por un edificio. Ahora la municipalidad compró el edificio en $300.000 en estos días y lo están echando abajo para formar una plaza inmensa, están trabajando actualmente 1000 trabajadores para concluirla para el 25. Hoy día hay 7500 casas en construcción en Bs. Aires y aún así es cosa seria buscar casa.

Esta noche fui donde Margarita Rey nos convidó para que vayamos todas las noches a la Ópera, Carlos ha tomado palco para la temporada y Joaquín también, así que entre los dos no faltaremos ni una noche. Adiós, mil cariños para todos de la mamá. Estas son flores del Tigre.

 

13 de Mayo. Llegó Mariano[36] con su hijo Belisario[37]. Está muy bien; el muchacho es muy feo y sin gracia, da pena verlo.

Esta noche vinieron las González y hemos hecho bastante música, ya les perdí la vergüenza. La Ópera se ha postergado hasta el sábado, lo que no me ha hecho mucha gracia porque es una menos que oiré.

 

15 de Mayo. Esta noche fuimos donde Obligado. Estaban las González y Ambrosio Montt con su familia, Manuel Larratea y varias otras personas que no conozco, lo pasamos muy bien, cantaron todas. Estaba una señora Emma Barra que cantó muy bien, Manuel cantó también y gustó mucho su voz.

 

16 de Mayo. Fuimos a las 10 de la mañana a pasear al Tigre. El señor Mansilla, prefecto marítimo, nuestro compañero de viaje, nos invitó a ir en un bote a vapor. Fuimos con Florentín, Napoleón, Uriburu, todos nosotros y una señorita Emilia Girondo[38] cuñada de los Uriburu. Hemos pasado un día muy bueno, almorzamos en el Tigre y hemos vuelto acá a las 9 p.m. y nos fuimos todos a comer al Café de París. Qué lindo es todo eso del Tigre, el río cercado de sauces, más bien bosques de sauces a las dos orillas cayendo éstos sobre el río, de trecho en trecho una casa quinta con su escalera al río para embarcarse, es lo más lindo que se puede uno imaginar. Si algún día nos venimos a estas tierras y si se puede nos compraremos una casita allí. Es inútil que les escriba sobre la belleza del río porque no se puede decir, es preciso ver esos panoramas. Ha sido mucha amabilidad de este señor Mansilla acompañarnos y dedicarnos un día entero.

 

17 de Mayo. Ayer recibí la carta con los garabatos de mi hijo rico, cómo me han gustado! Hoy recibí las cartas de todos Uds. en el papel del colegio, veo que mi Arturo está segundo en su clase, lo que nos ha dado un gran gusto al ver que se está portando tan bien. Ya me hice retratar y les mandé una prueba. Ya también les anuncié mi regreso así que supongo estarán contentos.

Esta noche por fin hemos oído ópera, dieron Hugonotes, muy bien dada. Me gusta muchísimo la Teodorini[39], es muy artista, es fea pero trabaja muy bien, es cómica, canta bien y tiene linda voz. El tenor Tamagno[40] tiene espléndida voz, canta muy bien, pero tiene algunas notas que no me gustan, pero es magnífico tenor, tiene muy buena figura. Los coros son muy numerosos, creo son 60. El dúo del cuarto acto fue magnífico, lo hicieron muy bien, pero ella sobre todo lo representó perfectamente. El teatro estaba lleno que no cabía una persona más y es carísimo, figúrense los asientos de platea solamente cuestan $8 fuertes.

 

18 de Mayo. Hoy convidaron a comer donde Pepa Uriburu de Girondo[41], hermana de Florentín, que es muy simpática. Después nos fuimos a los Hugonotes. La función fue igual a la de anoche en ejecución y concurrencia. Fui con Margarita Rey, estaba muy buena moza en un vestido rosado. Mañana estamos convidados a comer donde Pancho Uriburu y después a un baile donde un señor Elortondo[42] que lo da porque se casa una hija mañana. Es una de las familias más encopetadas y rica de aquí y asistirá toda la highlife de aquí, como llaman a la aristocracia. Las González van y Benita también, así que tendré a alguien de confianza con quien estar. Yo no conozco la familia, las González pidieron invitación, cosa que es muy corriente aquí a lo que parece, también sé que han pedido para la familia de Montt. Nosotros estábamos con escrúpulos de aceptar una invitación así, pero distintas personas nos han dicho que es costumbre aquí y que se ofenderían los dueños de casa si no la aceptábamos, que lo que desean es tener todo lo mejor y que se llene la casa y poder lucir todos sus hijos y que los extranjeros vayan para que puedan contar de ellos. Desde que llegué están en preparativos en la casa para esta fiesta, así que creo realmente merece la pena ir.

 

20 de Mayo. Ayer fuimos al casamiento, fue una fiesta espléndida. Había muchísima gente, niñas elegantes, señoras muy lujosas. Todos estaban bien, no había más que una señora que estaba muy mal, parecía una ruina de baile de máscaras. Hasta las niñas tenían brillantes, había una nenita como Maguita, prima de la novia que le tenía el ramo durante la ceremonia, llena de brillantes la chica. La casa estaba espléndidamente adornada, sería muy largo para describirles todo lo que había, cuando vaya les contaré para que se hagan cargo de cómo era aquello, les diré que habían $12.000 fuertes en flores, habían sofás tête a tête, espejos, arpas, liras, quitasoles, sillas, reclinatorios de flores, qué cosa tan linda. Las niñas que más me gustaron fueron LucreziaGuerrico[43], María Luisa Ocampo[44] e Isabel Elortondo[45]. La novia era muy bonita también pero casi no la pude ver porque en cuanto pasó la ceremonia se fueron a su casa. Todas las amigas les mandan muchísimas memorias y desearles a todas las mías en casa, con miles de cariños para todos mis hijitos, para ti de la mamá.

 

21 de Mayo. Esta noche fui a “La Favorita” con Benita pero no estuvo tan bien dada porque pusieron a todos los segundos a cantar. La concurrencia también era menos que las otras noches así que no me gustó como las anteriores.

 

22 de Mayo. Hoy he empezado a hacer visitas de despedida, fui con Adela y Pancha[46] donde unas amigas de ellas que me visitaron. Esta noche fuimos a los Hugonotes, lo hicieron muy bien, el dúo famoso todo el tiempo, lo ví con el anteojo puesto para no perder un gesto de la Teodorini, ya no me fijo en su canto por verle la expresión de la cara en esa escena, ¡es magnífica cómica! También teatro lleno como siempre.

Aquí está haciendo mucho frío. Las salidas del teatro son terribles, pero ya no llueve, hacen unos días hermosísimos de sol así que los aprovecho saliendo andando en las tiendas. El tal señor de la mamá me ha hecho talonear y no he encontrado nada, mañana haré otra buscada. Aquí las tiendas están una en una calle y otra en otra, así que para buscar cualquier cosa hay que andar mucho porque las distancias son muy largas y no se puede tomar el tranway porque unos van por una calle, otros por otra, así que es preciso estar aquí mucho tiempo para aprender el movimiento de ellos.

 

23 de Mayo. Hoy almuerzo donde Benita y como donde las González. Estuvimos haciendo música, cantaron y un joven Oyuela tocó el piano, es un joven muy interesante, poeta y músico, toca muy bien a primera vista, me acompañó a cantar perfectamente sin conocer la pieza y que no era muy fácil.

 

24 de Mayo. Esta noche dieron “El Trovador”. Fui con Margarita, lo dieron muy mal porque se había enfermado la primera dama y puesto unos nuevos y segundos que son malísimos, toda la noche he sufrido porque se llevaban haciéndolos callar.

 

25 de Mayo. Esta noche se repitió la función de anoche igualmente mal. Qué desgracia he tenido con la ópera, después que se ha venido tan tarde se viene a enfermar la única buena cantatriz. El teatro estaba muy lindo, todas las señoras de escote y los caballeros de frac. Yo fui al palco de Benita con las González porque ella no fue por estar  Joaquín enfermo de reumatismo. Cantaron el Himno.

En el día estuvimos en una casa en la plaza a ver desfilar las tropas, muy buenos soldados. Los bomberos aquí es un cuerpo como los soldados, pagados y están en su cuartel siempre y tienen su banda de música. Habían como 4.000 soldados. En la noche hubieron fuegos e iluminaciones. Aquí sólo ponen iluminaciones y banderas en los edificios públicos y en cafés, bancos y otros por el estilo. En un banco sólo en la reja habían 180 luces, cada una con su globo, fuera de las muchas que habían en lo restante del edificio. No hay tanto entusiasmo para celebrar su aniversario como tenemos en Chile, no he oído ni un “Viva”! El presidente va en un gran coche con cuatro caballos, el coche lleno de chapas, no sé si serán de plata pero muy adornado y con cortinas blancas y celestes. Los uniformes de los oficiales mayores son muy bordados. Hay un cuerpo de grumetes en el que hay chicos como Arturo.

Después de la parada fuimos a Palermo. Juan Clark nos mandó su coche, había mucha gente.

Ésta será la última que les escribo porque el 30 nos embarcamos para Montevideo. Vamos en el vapor Valparaíso que dicen es muy bueno.

 

26 de Mayo. Hoy fui a una repartición de premios en un colegio de caridad de huérfanos. Daban premios a las niñas y cuatro premios que da el gobierno a personas de afuera que se hagan acreedoras. Uno el premio al amor filial, que se lo llevó una chica de catorce años que con su trabajo mantiene a su madre y seis sobrinos huérfanos; otro al amor fraternal, que lo obtuvo una mujer de 78 años que trabaja para sostener a su hermana y sobrinas paralíticas; otro a la moral, se lo ganaron dos niñas huérfanas que tienen muy buena conducta, que a pesar de estar muy enfermas, una casi moribunda, trabajan para sostenerse; otro a la industria, a una mujer muy trabajadora que se mantiene haciendo dulces. Habían muchas señoras, algunos caballeros. El Ministro del Interior con la Presidente de la Asociación presidían la función. Las niñas cantaron la canción argentina y después hubo un buen lunch. Había una banda de música del asilo de huérfanos hombres, el músico más grande tendría catorce años y algunos eran como Arturo, tocaban muy bien y sólo tenía un año de estudio el que más.

Después nos fuimos a comer donde Chenaut, de despedida nos dieron una comida muy buena y brindaron por ti. Hoy encontré una señora Dolores Lavalle[47] que me preguntó mucho por ti. Mañana nos daremos una tanda de visitas y a la noche a ver “Fausto”. Esta es mi última felizmente y en seguida irá la carta viva de la mamá a darles los abrazos que ahora les envía de todo corazón. Mamá.

 

27 de Mayo. Fuimos a visitar la casa de un Dr. Guerrero, espléndida, de lo más lujosa que se puede imaginar. Tenía seis salones, uno turco, uno japonés, otro italiano, otro de raso gris perla bordado de realce, otro de terciopelo de Génova y otro de tapicería Ambusson, estatuas muy lindas, etc., etc. Luego hicimos despedidas y en la noche el teatro. Fue una tragedia el “Fausto” porque toda la noche hubo desorden, silbaron al empresario y tuvieron que suprimir un acto.

28 de Mayo. Hoy nos dio una comida muy buena Carlos Dorado[48] en la confitería del gas. Éramos 17: Carlos, Alejandro, Margarita, Zorrilla, la señora de Florentín y Asunción, Lawson, Pancho Uriburu, Joaquín Caso[49], Mariano, Napoleón, Alberto, Belisario, Rafael y yo y Napoleón Uriburu[50]. Esto fue en un bonito comedor y su salón al lado.

29 de Mayo. No hubo teatro hoy y me quedé en casa y tuvimos muchos amigos que vinieron a despedirse.

30 de Mayo. Todo el día estuvimos acompañados de amigos.

A las 4.30 embarcamos en una falúa con 12 marineros que nos mandó el Dr. Mansilla. Íbamos al muelle con una gran comitiva. De señoras, fueron Adela, Rosa y Panchita Delgado[51], Isabel Costas, Margarita Rey, la señora Funes e hija, María Isabel Ugarriza y Analía Zorrilla. De cabellerosChenaut, Galván, Carlos, Alejandro y Manuel Dorado, Joaquín Caso, Lawson, Clark, Ugarriza, los Costas, Mariano Peró[52], Belisario, Alberto, Florentín[53], Laso, Corvalén, Perdriel, Sergio García[54] y Mansilla. No hay duda de que es gente muy cariñosa y atenta. El vapor en que nos fuimos es el Apolo[55], lindísimo, muy lujoso, alumbrado con luz eléctrica, con un salón lleno de espejos, una pila de mármol alumbrada también con luz eléctrica. La comida buena, con cinco clases de vino muy buenos y a discreción.

Llegamos a Montevideo al amanecer, desembarcamos a las 7. Montevideo es una bonita ciudad, todo el día hemos pasado conociendo los alrededores que hay lindas quintas.

31 de Mayo. En la noche fuimos al teatro Solís. Daban “Le donnecurieuse”[56], compañía bufa italiana bastante regular, tan buena como la que estaba en Valparaíso. El teatro es bonito, regular la concurrencia.

1 de Junio. Fuimos a misa a La Matriz. Nada de particular la iglesia. Después fuimos al cementerio, es bonito, parecido al de Valparaíso. Luego nos fuimos a pasear por la calle principal, 18 de Julio, es muy ancha y con árboles y como era domingo había bastante gente paseando. Visitamos la casa de gobierno, muy fea y mal amueblada, la de Bs. Aires sí es bonita. Florentín nos ha acompañado a Montevideo.

          2 de Junio. Anoche fuimos al teatro de San Felipe, es chico pero bonito, daban “El Trovador” ¡pero tan mal dado que no aguantamos más que un acto!

3 de Junio. Hoy ha llovido y ha habido tempestad todo el día.Mañana a la 1 nos embarcamos para Valparaíso en el vapor que se llama Valparaíso.

          Nos embarcamos. Vino Don Claudio Monterola, señora e hija de Europa, una señora Frentice peruana con su familia y unos cuantos paraguos más. Un señor Manuel de la Quintana, un español y un alemán con quienes hemos entablado relación.

 

4 de Junio. De mareo regular.

5 y 6 de Junio. Muy mal tiempo. En cama los dos días.

7 de Junio. Me levanté, mejor tiempo. Entramos en el estrecho, es lindísimo, los cerros nevados a ambos lados y el mar como un lago.

          8 de Junio. Muy buen tiempo. Llegamos a Punta Arenas anoche a las 12 y salimos a las 5 a.m. así que no lo podemos ver pues a las 8 a.m. está oscuro, con decirte que no me vi para peinarme.

Fui a cubierta a ver nevar por primera vez, es muy bonito, anduve con nieve hasta que se me puso blanca la capa.

Qué vistas tan espléndidas, los cerros con unos arbustos como pinos hasta la misma orilla del mar. Los cerros se levantan de repente como barrancos, todo el día nos llevamos en la cubierta a pesar del frío para no perder un espectáculo tan espléndido.

9 de Junio. Salimos del estrecho y no me pude levantar por el mareo.

10 de Junio. Regular tiempo. Me levanté.

 

11 de Junio. También hoy me levanté mejor. En las noches y parte de los días me llevo acompañando en el violín al Sr. Stembardt que es fanático por la música clásica. También cantan los oficiales, el capitán y Sra. Prentier de Medina, pero muy gringos. Quintana canta pero sin voz, es muy viejo, ¡se hace el que canta…!

 

13 de Junio. Llegamos a Lota. Es muy pintoresco, bajamos a tierra con Eduardo Stembardt, Corvalán y fuimos a visitar el parque que es precioso, está muy bien cuidado, lindas estatuas, grandes kioscos, puentes lindos, conservatorio, un mirador al aire libre en el mar con una vista hermosa, enredaderas en los árboles, sendero que baja al mar, todo lleno de helechos. La casa no corresponde al parque pero ahora van a edificarla de nuevo. El parque está en un cerro así que de todos lados tiene linda vista al mar.

Después nos fuimos al pueblo. Es sólo de trabajadores.

Luego fuimos a la fundición de cobre y a la fábrica de ladrillos, floreros y macetas de barro, pasamos un día muy agradable desde las 12 p.m. hasta las 4 p.m.

 

14 de Junio. Llegamos esta mañana a Talcauhano. La bahía es muy linda, completamente cerrada. Se entra por la isla Guirriguena a cuyo lado hay dos canales, por uno de estos se entra. Fuimos a tierra. Es el punto más miserable que se pueda uno imaginar. Nos volvimos luego a la 1 p.m. y mañana saldremos a las 10 p.m. para Valparaíso donde concluiré mi lindo viaje dando un abrazo a mis hijitos tan queridos y a mi Ñatunga!

 

Margarita Béeche de Peró

Junio 15 de 1884

 



[1]Napoleón es el cuñado de Margarita Beeché y los acompañó en la travesía.

[2]Carlos TocornalTocornal, hijo de Manuel Antonio Tocornal Grez y de Mercedes Ignacia Tocornal Velazco. Viudo de Sofía Masenlli Pradel, casó con Florencia Martínez

[3]Se trata del Normal de Varones que se construyó entre 1872 y 1876.

[4] Genoveva Villanueva Escala, casada con Vicente Arias Romero de la Corte.

[5]La Villa de la Paz, tiene su origen en la llamada  Posta de Corocorto que fue transformada en Villa el 24 de diciembre de 1791 por el comandante Don Francisco de Amigorena, siendo Virrey don Rafael de Sobremonte, que funda el pueblo de San José de Corocorto, hoy Villa Antigua que constaba de nueve manzanas y contaba con 240 habitantes. La Villa de Corocorto prosperó rápidamente gracias a su posición estratégicas de paso entre Mendoza y Buenos Aires, sumado a la floreciente agricultura de frutales,higueras, viñedos y forrajeras.El 27 de julio de 1850 los terrenos de la antigua Villa de San José de Corocorto son expropiados por una resolución de la Sala de Representantes de la Provincia. El 4 de agosto del mismo año, se crea la villa de La Paz, por decreto del entonces gobernador de la Provincia Don Alejo Mallea que además le cambia el nombre por de La Paz con la asignación de un extenso territorio de 14.000 kilómetros cuadrados, abarcando partes del actual Departamento de Lavalle.

[6]Carlos Mansilla Ortiz de Rosas. Desde 1880 y hasta 1895 estuvo al frente de lo que era entonces Capitanía General del Puerto de Buenos Aires, institución que se transformó en 1882 en la Prefectura Marítima y luego en Prefectura General de Puertos. Vuelve a aparecer en otros momentos de estas Memorias.

[7]Por el contexto posterior deducimos que se trata de  Lástenes Colombres Huidobro.

[8] Petrona del Mármol Carranza de Colombres.

[9] Florentín Uriburu Arenales.

[10] Carlos Octavio y Manuel Dorado Uriburu, hijos de Joaquín Dorado y Benita Uriburu Cabero.

[11] Francisco Uriburu Patrón.

[12] Belisario Peró Costas, cuñado de la autora, casado con Delfina Costas Justiniano.

[13]Rosa Delgado Ibarbaltz de González y sus hijas Elvira y Rosa  (Rosita) González, mujer que fue de Roque Sáez Peña, aparecerán continuamente en este relato.

[14]Asunción Uriburu Arenales casada con Manuel Francisco Valdés Saravia

[15]Benita Uriburu Cabero, mujer de Joaquín Dorado. Sin duda tuvo estrecha amistad con Margarita Beeché, por haber vivido varios años en Valparaíso, donde nacieron algunos de sus hijos. Las referencias a Benita son constantes.

[16]Adolfo García Beeché.

[17]Joaquín Dorado y Benita Uriburu. Margarita había conocido a sus hijos en Valparaíso.

[18] Adolfo García Béeche

[19] Luisa de Tezanos Pinto Beeché de García Beeché

[20] Isolina de Tezanos Pinto Beeché de Torino Santibañez

[21]Esther García de Tezanos Pinto casaría con Avelino Figueroa Ovejero. Adolfo García  de Tezanos Pinto, casaría con Julia Esther Cornejo y Juan  García de Tezanos Pinto casaría con María Leonor Igarzábal.  El matrimonio García Tezanos Pinto tuvo otra hija, María Luisa, que nacería en octubre de ese mismo año de 1884 en que se escriben estas memorias.

[22]Monseñor León Federico Aneiros, Arzobispo de Buenos Aires entre 1873 y 1894.

[23] Evaristo Uriburu Hoyos y María Josefa Arenales Hoyos.

[24] Manuela Uriburu Arenales estuvo casada con Sergio García Beeché.

[25]Elena tenía 14 años y Teresa 13, eran de la misma edad de Margarita y Rosa PeróBeeché, las dos hijas mayores de la autora.

[26]Tomasa ElisaUriburu Uriburu, hija de Francisco Uriburu Patrón y Benjamina Dolores Uriburu Castro, casó el 19 de abril de 1884, con Luis CastellsSivilla.

[27]Carlos José Guerrero Reisig (1818.1896). Padre de Felicitas Guerrero Cueto, viuda de don Martín Gregorio de Alzaga.

[28]Enrique Ocampo Regueira (1839-1872).

[29] Lucas González Pintos

[30]Por el contexto y la cronología, entendemos que “Rosita” debe ser Rosa González Delgado,  quien  casó con Roque Sáenz Peña Lahitte, tres años mas tarde, en 1887. La madre a la que se refiere es Rosa Delgado Ibarbaltz de González Pintos. No puede referirse a doña IsadoraIbarbaltz de Delgado, porque había fallecido en 1852.

[31]Elvira González Delgado, nació en 1856, soltera.

[32]Zarzuela “grande” con música del maestro Ruperto Chapí. Se estrenó en Madrid, en el Teatro de la Zarzuela, dos años antes, el 11 de marzo de 1882.

[33]Era Nuncio Apostólico Mons. Luis Matera, quien fuera expulsado de la Argentina por el presidente Roca, en octubre de ese mismo año.

[34] Comedia en tres acto, en prosa, de EdouardPailleron, estrenada en París en 1881.

[35] Aristóbulo del Valle.

[36] Mariano Rafael Peró Costas

[37] Pedro Belisario Peró Uriburu

[38] Juan Girondo Aramburu, estaba casado con Josefa Uriburu Arenales.  Probablemente Emilia Girondo haya sido hermana de Juan.

[39] Elena Teodorini (1857-1926), soprano de ascendencia rumana, que actuó por primera vez en el teatro Colón en 1884.  En 1909 fundó una academia de canto en Buenos Aires.

[40]Francesco Tamagno (Turín, 28 de diciembre de 1850 - Varese, 31 de agosto de 1905), fue un tenor italiano que desarrolló su carrera con enorme éxito en Europa y América en el último cuarto del siglo XIX.

[41] Vid. nota 12.

[42] Federico ElortondoPoroly. Debe tratarse del casamiento de Josefina Elortondo Armstrong con Otto Bemberg.

[43]  Puede ser Lucrecia Guerrico Aguirre, que casó con Ezequiel Ramos Mexía Lavalle.  Por esa época debe haber estado por los 20 años.

[44]  María Luisa Ocampo Ocampo. Nacio el 4 de julio de 1863; tenía 21 años en esa época.  Casó con Diógenes de Urquiza Illa. ¿Podría ser también María Luisa Ocampo Urquiza, casada con Domingo Pellegrini?

[45] Isabel Elortondo Armstrong.  Casó en 1886 con Eduardo Antonino Justo Martínez de Hoz Fernández.

[46]Las hermanas Delgado Ibarbaltz.

[47] Podría tratarse de Dolores Lavalle Correas, hija de Juan Galo de Lavalle,  nacida en Colonia del Sacramento en 1831, casada en 1867 con Joaquín Lavalle Pinto. O su cuñada Dolores Lavalle Pinto, nacida en 1818, fallecida en 1889.

[48] Carlos Dorado Uriburu. Nació en Valparaíso el 21 de junio de 1866, murió el 21 de abril de 1915.  Casó  en 1892, con María Dolores de Aguirre Herrera.

[49] Joaquín Dorado Caso, casado con Benita Uriburu Cabero, padres ambos del anfitrión de la comida.

[50]Brígido Napoleón Uriburu Arenales.  Nació en Salta el 8 de octubre de 1838, murió el 8 de septiembre de 1895. Casado con Guillermina Bárcena Fernández

[51] Son las hermanas Delgado Ibarbaltz.

[52]Mariano Peró Costas, casado con  Manuela Uriburu Cabero.

[53] Florentín Uriburu Arenales

[54]  Sergio García Uriburu.  Bautizado el 19 de julio de 1860, fue hijo de Sergio García Béeche y de Manuela Uriburu Arenales. Casó con María Francisca Ernestina TaminiSandri. Murió el 4 de noviembre de 1941.

[55]El vapor Apolo, de la Naviera Pinillo, Saenz y Compañía, fue originalmente un carguero inglés llamado “Lamperts”, que fue reacondicionado por la Naviera española, y cubría la ruta entre España y Buenos Aires, hacía escala en La habana y en algunos puertos de los Estados Unidos.  Naufragó en 1885, al año siguiente del viaje que relata Margarita.

[56] Comedia de Carlo Goldoni. En 1903 se estrenó una opera compuesta por Ermanno Wolf-Ferrari, basado en esa obra.